Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GP Hungría - Fórmula 1 

Hamilton se acomoda en la mesa del 'Kaiser'

19/07/2020 - 

MADRID (EFE). l británico Lewis Hamilton (Mercedes), que aspira a igualar este año la plusmarca de títulos de Michael Schumacher (7), tomó el liderato del Mundial de Fórmula Uno al ganar este domingo el Gran Premio de Hungría; donde igualó otro de sus récords, el de triunfos en la misma prueba, que el alemán había festejado al ganar ocho veces el de Francia, en Magny Cours.

Hamilton, de 35 años, que el sábado había elevado a 90 su propio récord histórico de 'poles', cerró un fin de semana de ensueño tras anotarse su octogésima sexta victoria en la categoría reina del automovilismo. Al ganar en el Hungaroring por delante del holandés Max Verstappen (Red Bull) y del otro Mercedes, el de su compañero finés Valtteri Bottas, tercero en el circuito de las afueras de Budapest. Donde el astro inglés se colocó a tiro de cinco de la otra gran plusmarca del 'Kaiser', 91 veces triunfal en la Fórmula Uno.

El excéntrico campeón de Stevenage, que el sábado había batido el récord de pista al firmar su séptima 'pole' en uno de sus circuitos talismán -el otro es el de Montreal (Canadá), donde subió siete veces a lo alto del podio-, sumó su segundo triunfo del año, después del del anterior domingo, en el Gran Premio de Estiria; en idéntico escenario que el de Austria: el Red Bull Ring de Spielberg.

De nuevo, arrancando primero, sin mayores problemas; y añadiendo a su sobresaliente hoja de servicios la vuelta rápida; en una prueba que el mexicano Sergio Pérez (Racing Point) acabó séptimo y el español Carlos Sainz (McLaren), décimo; tras superar en una ardua batalla final al monegasco Charles Leclerc, que el año que viene será su compañero en Ferrari.

Es decir, que si ya hacía tiempo que Hamilton se había sentado en la mesa de Schumacher -cuya colección de récords parecía totalmente inalcanzable hace apenas diez años- se puede afirmar, sin margen de error, que el inglés cada vez se encuentra más cómodo en la misma. Y que le gusta tanto que aspira a quedársela en propiedad.

Lewis ni se despeinó, optimizando las prestaciones de su imbatible 'flecha de plata' (ahora de negro, contra el racismo), en una carrera en la que había llovido antes de la salida. Por lo que todos -salvo el danés Kevin Magnussen (Haas), noveno al final, que lo hizo con los de agua- salieron con el neumático intermedio.

Quedó inservible, por tanto, la estrategia de la calificación, en la que los dos Mercedes, que coparon la primera fila de parrilla; y los dos Racing Point, con el canadiense Lance Stroll -cuarto este domingo- y 'Checo' dueños de la segunda, habían salido a la Q2 con el neumático medio, con el que iban a afrontar la carrera.

Hamilton -que ahora lidera con 63 puntos, cinco más que Bottas- arrancó bien, a diferencia de su compañero, que salió segundo y perdió cuatro puestos de golpe. Por detrás, Stroll aguantó el tirón, Pérez se quedó rezagado y Vettel, que acabaría sexto, estuvo atento. En plena montaña rusa emocional de Verstappen.

'Mad Max' había perdido el control en la vuelta de formación, en la que dañó el alerón delantero. Una pieza que pudo ser cambiada a toda prisa, con lo que el holandés pasó de creer que no iba a poder participar en la misma a acabar la carrera en segunda posición.

El capitán de Red Bull sacó a relucir todo su talento y pasó del séptimo al tercero en los primeros metros. Y en la cuarta vuelta, cuando ya había empezado a parar la mayoría, era provisionalmente primero: al entrar al garaje Hamilton; que en el sexto giro, cuando los principales actores rodaban con neumático medio -salvo Leclerc, con blandos, en decisión errónea, rectificada más adelante, cuando le colocaron los duros-; ya volvía a liderar.

En esos momentos, a Sainz sólo le quedaba pensar en la remontada, tras otro 'pit stop' desafortunado -el primero, por la masificación del mismo- en el que perdió toda opción, al tener que esperar que pasaran por el 'pit lane' cinco coches, antes de abandonar garaje. Parada que culminó obstruido, además, por el debutante canadiense Nicholas Latifi, al que Williams había liberado de forma insegura.

En la 25, con la pista seca, pero con nubarrones que amenazaban lluvia, Hamilton lideraba, delante del holandés. Con Stroll tercero, por delante de Bottas, 'Checo' noveno y Sainz undécimo.

Vettel pasó a duros cinco giros más adelante; en la 32, Pérez adelantaba al Haas del francés Romain Grosjean y subía al séptimo; y dos más adelante, Bottas colocaba de nuevo medios antes de rebasar, en la 36, a Stroll. Para situarse tercero, apuntando a Verstappen.

A falta de veinte giros, Bottas paró de nuevo -a duro- y cedió la segunda plaza al neerlandés; con Vettel quinto, por delante del tailandés Alex Albon (Red Bull), 'Checo' séptimo y Carlos undécimo, atacando a Leclerc. Tres vueltas después entró Stroll, que regresó a pista en el cuarto puesto que ocupó al final.

A doce del final se escenificó la situación actual de Ferrari, el equipo más laureado de la historia; y de Mercedes, en su séptimo año de tiranía: Hamilton 'dobló' a Vettel -líder del cuatrienio glorioso de Red Bull (2010-13)-, que acabó dando por bueno el sexto, detrás de Albon. Que comparte la quinta plaza del Mundial con 'Checo', al que el agua y el tráfico en su primer 'pit stop' arruinaron sus pretensiones de podio.

Después de intentarlo varias veces, Sainz -noveno ahora en el certamen- adelantó finalmente a Leclerc en la vuelta 61. Cinco antes de que Hamilton parase por última vez e instalase el neumático blando, con miras a una vuelta rápida que marcó en la penúltima y refrendó en el giro final. Sumando un punto extra.

Bottas lo intentó, pero no pudo rebasar a Verstappen, que festejó como triunfo la segunda plaza final. Mercedes no pudo celebrar un nuevo doblete, pero dentro de dos semanas llegará a Silverstone, sede del Gran Premio de Gran Bretaña, liderando los dos Mundiales.

Hamilton aventaja en cinco puntos a Bottas y en 30 a Verstappen, que subió al tercer puesto, aprovechando el 'cero' del inglés Lando Norris, compañero de Sainz, decimotercero en Hungría. Y Mercedes suma más del doble de puntos (121 frente a 55) que el segundo, Red Bull, en el Mundial de constructores. En el que los equipos de Sainz y 'Checo' comparten tercera plaza, con 40.

Noticias relacionadas

next
x