Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista a la nueva presidenta del círculo directivos de alicante

Eva Toledo: "El Círculo debe convertirse en una plataforma para captar negocio e inversiones"

13/09/2020 - 

ALICANTE. La cofundadora de la agencia de branding Padima, Eva Toledo, fue elegida este jueves como nueva presidenta de la asociación profesional Círculo Directivos de Alicante, en sustitución del que ha sido su máximo responsable los ocho últimos años, el CEO de Grupo Marjal, Javier Fur. La directiva alicantina fue la única aspirante y su candidatura fue respaldada de forma unánime por los asociados, para iniciar un mandato que debe ser el de la consolidación definitiva del nuevo Círculo, heredero del Club de Marketing de Alicante y volcado ahora en la promoción de la figura del directivo profesional. Toledo atiende a Alicante Plaza en su despacho el viernes, para hablar de sus planes para la asociación, de la situación de las empresas de la provincia y del impacto de la pandemia en la economía provincial.

-Cuando alguien llega a un cargo, aunque respete el trabajo de su predecesor, siempre intenta imprimir su propia huella a la organización. ¿Cuál sería el objetivo que se ha marcado para su mandato?

-Deje primero que remarque, como ha dicho en la pregunta, que Javier Fur ha hecho un trabajo extraordinario en el Círculo, sobre todo en cuanto a su visibilidad. Además, recibimos una asociación muy saneada, económicamente y en cuanto a su imagen. Hay que respetar ese trabajo, por supuesto, y usarlo como base para subir un peldaño más, que consistiría en diversificar y vertebrar el Círculo. Ahora mismo, es una asociación muy de Alicante ciudad, y muy de empresas de servicios. Lo que queremos ahora es llegar al resto de comarcas y de sectores, sobre todo a los estratégicos, como puedan ser el turismo o el calzado. Por ese motivo hemos configurado la junta directiva que presentamos el jueves, para ayudar a esa diversificación. Por otra parte, queremos hacer una auditoría del perfil de nuestros asociados, porque el foco debe estar en ser útil a los directivos. Actualmente estamos muy centrados en la formación, y creo que debemos abrir el campo al networking y la inspiración. El Círculo debe ser una plataforma para llegar a interlocutores nacionales e internacionales, y generar oportunidades de negocio y de captación de inversiones.

-Una de las señas de identidad de la asociación en estos momentos es la organización del foro de directivos Fexdir, pero con la evolución de la pandemia y febrero a la vuelta de la esquina, ¿se va a celebrar? ¿Cambiará algo el formato?

-Este año lo vamos a celebrar en marzo, pero lo que está claro es que la tercera edición de Fexdir se va a llevar a cabo sí o sí. Es un producto magnífico, en la línea de esa voluntad de conectar directivos de Alicante con otros del resto de España y otros países, y este año, además, será un reto. Estamos preparando un formato dual, por las lógicas restricciones que impone el coronavirus. Pero eso puede ser también una fortaleza, porque aunque vendrá menos gente y algunos ponentes intervendrán por videoconferencia, precisamente ese formato nos puede hacer acceder a ponentes que no vendrían a Alicante a intervenir pero que sí estarían dispuestos a hacerlo desde su casa. Estamos trabajando en ello, habrá ponencias presenciales y otras telemáticas, y lógicamente menos público. La idea es concentrar la parte formativa por la mañana, para facilitar la participación a la gente que siga el foro por internet, que no puedes esperar que esté todo el día pegado al ordenador, y por tanto, la tarde se dedicará a un subproducto para ofrecer valor añadido a los asistentes físicos. Tenemos que ser creativos, pero se hará sí o sí. Tenemos garantizado el apoyo de los patrocinadores, y esperamos contar también con la Administración, como otros años. Esperamos que sepan ver que, al poder seguirse online, Fexdir es una gran ventana para acercar Alicante a empresas de todo el territorio nacional, y este año además queremos introducirnos en Latinoamérica. Es decir, es una gran ventana para Alicante y para captar inversión.

-¿Cómo ve, desde su posición como presidenta del Círculo y como responsable de una agencia que trabaja con las principales firmas de la provincia, el escenario empresarial que ha dejado en Alicante la pandemia del coronavirus? 

-Pues ojalá me equivoque, pero creo que va a complicarse aún más. Habrá que apelar a la creatividad inherente a los alicantinos, a la generosidad y al compromiso de los equipos. Creo que si trabajamos como sabemos, podemos sorprender a más de uno. Luego es verdad que hay sectores como el turístico que lo tienen más complicado, porque si cierras los hoteles no hay ingresos y algunos van a tener que plantearse decisiones difíciles. Creo que tenemos que estar unidos, darnos cuenta de una vez de que tenemos un territorio único no solo por su geografía, sino también por su actividad económica y por sus personas. Tenemos la posibilidad de salir de esto mejor, pero hay que tener claro que vienen meses difíciles. Lo humano es quejarse y buscar al culpable fuera, pero tenemos que ponernos manos a la obra cuanto antes.

-¿Y la gestión de la pandemia, cómo la valora? La mayoría de representantes empresariales son bastante críticos, ¿es su caso?

-La gestión, sinceramente, hay que calificarla como muy mejorable. A toro pasado es fácil ver los fallos, claro, pero aunque se tratase de una situación nueva que nos cogió a todos por sorpresa, creo que ha habido una gran descoordinación en las medidas que se han ido adoptando, y ha faltado acercarse a la empresa para adoptar decisiones reales y que pudiéramos aportar alguna otra medida que no fuese o blanco o negro. La Administración debería haber contado con la opinión de expertos, que podrían haberle dado algunas fórmulas. Porque ese es nuestro trabajo, nos pasamos el día tomando decisiones.

-¿Estamos a tiempo de encauzar eso?

-Siempre se está a tiempo de corregir cuando te has equivocado. Pero hace falta voluntad, y reconocer el error. Para hacer las cosas mejor lo principal es la humildad, porque todos nos equivocamos. Y si es de corazón, enmendarlo es fácil.

-Dejando a un lado la pandemia, ¿cómo ve el modelo productivo alicantino? ¿Hay que cambiar cosas, hacia dónde deberíamos ir, más digitalización?

-La digitalización es el camino a seguir. Por eso Toni Sánchez, de Hidraqua, que es un experto, está en la junta para abanderar esta línea de trabajo. Vamos a ahondar tanto en la formación como en los contactos con directivos para potenciar la digitalización de nuestras empresas, y puedo avanzarle que en breve vamos a firmar un convenio muy importante a nivel nacional en este sentido. En Padima cada vez nos llegan más proyectos, aunque sean de empresas pequeñas, que apuestan por lo digital. Por ejemplo, con visión artificial para medir frutos secos, o con herramientas de control de stock. Ahora mismo hay que estar preparado para incorporar esta vertiente, no puedes no abordarla. Y aquí en Alicante tenemos el Distrito Digital, con el que el Círculo tiene que ir de la mano porque están atrayendo empresas que luego pueden asociarse, como en el caso de Accenture.

-Partiendo de la base irrenunciable de que el Círculo no es una patronal y tiene que cumplir otro papel, ¿tiene previsto mantener una relación institucional estable con otras organizaciones como la CEV, la Cámara, Ineca, Fundesem...?

-Sí, desde luego. La Cámara, Ineca, Aefa o Uepal estuvieron representadas en mi elección como presidenta, para mostrar su respaldo, y eso es muy importante. El Círculo no es sectorial, nuestro foco está puesto en el directivo para ayudarle a mejorar, tanto si es socio como si no. Así que somos compatibles con el resto de organizaciones, cada uno tiene su papel. Pero hay que tener en cuenta que muchos directivos no son propietarios de la empresa, pero coincidimos por ejemplo con la Cámara en buscar una mayor competitividad de nuestras empresas, y con Aefa en cómo profesionalizar la empresa familiar. Pero nuestra misión principal es hacer de Alicante un territorio donde el directivo pueda hacer carrera profesional, sin tener que irse a Madrid o Barcelona, y también que atraiga a directivos de fuera, no solo por su clima sino por sus empresas.

-Hablando de directivos que no son propietarios, aunque el tejido empresarial alicantino es muy familiar, cada vez hay más ejemplos de empresas que dejan la gestión en manos de un directivo contratado, no accionista. ¿Está cambiando la tendencia de fundar y dirigir la empresa hacia una mayor profesionalización?

-Es verdad que hace un tiempo que se está introduciendo la figura del directivo profesional. Tenemos ejemplos como Suavinex o Pikolinos, donde la propiedad sigue ejerciendo tareas directivas pero cuentan con un director general para conducir la empresa. Y los propietarios siguen vinculados a la gestión pero en áreas que encajan con su formación e intereses. La empresa familiar de Alicante es ejemplar en este sentido, está sabiendo profesionalizarse. Han entendido que para que tu legado perdure, no es necesario que seas tu quien está al frente de la gestión.

-Una pregunta que espero que no le moleste. Usted es la primera mujer que preside el Círculo, y coincide en el tiempo con Maite Antón, que es la primera mujer que preside Aefa. Y, aunque dimitió, Rosana Perán se convirtió en la primera mujer que presidía la patronal. ¿Está cambiando algo, hay una mayor visibilidad de las mujeres empresarias?

-Empezaré diciendo que nunca, nunca he notado una diferencia en mi vida profesional por mi género. Pero también por mi actitud, porque en determinados momentos he tenido que poner los puntos sobre las íes. Que haya ahora varias mujeres en este tipo de cargos creo que es más una casualidad que debido a una especie de estrategia premeditada porque 'ahora toca' o es políticamente correcto. Le diré que no hay nadie más preparado que Maite Antón, o que Rosana Perán en su momento, para ocupar esos cargos, y que no han mirado que fueran mujeres sino su talento. Puede que se deba a una cuestión generacional, en mi franja de edad hay muchas mujeres que pudieron estudiar y abrirse paso en su profesión al margen de tener familia, que yo la tengo. Ojo, y yo tengo cuatro hijos, ya mayores, y lo he compaginado con mi profesión. Eso sí, y póngalo literal: trabajando un huevo y durmiendo poco. Así que sí, me gustaría que llegue un día en que no haya que contestar estas preguntas, porque que ahora haya varias mujeres ocupando estos cargos no es más que una consecuencia natural.

Noticias relacionadas

next
x