Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tribuna libre / OPINIÓN

Estructuras y cimientos personales

11/07/2020 - 

Si tuviera que presentarme ante ustedes, ante cualquiera que lea estas líneas, lo primero que debería decir, y con orgullo, es que soy hijo del empresario, Manuel Peláez Castillo, fundador en 1968 de la empresa Estructuras y Cimientos Insulares SA (ECISA) y persona con un gran compromiso con la sociedad en la que vivía, liderando la creación de foros como AEFA (Asociación de la Empresa Familiar de la Provincia de Alicante), la Fundación Proyecto-Hombre en Alicante (para ayudar a personas con adicciones), y tantas otras asociaciones y fundaciones en las que participó activamente en su dilatada trayectoria  ̶ Fundesem, Círculo de Economía (antes Clademark), FOPA (Federación de Obras Públicas), SEOPAN (Agrupación de Empresas Constructoras de ámbito nacional)…̶.  La empresa nació con unos valores inculcados por su fundador que han estado intrínsecamente unidos a ECISA a lo largo de toda su trayectoria dentro del sector de la construcción: seriedad, profesionalidad, cumplimiento de la legalidad, compromiso social e innovación.

En cuanto a lo que a mi persona respecta, después de cursar mi Licenciatura como Ingeniero de Caminos, que complementé posteriormente con el Master en Dirección de Empresas Constructoras, tuve que afrontar el reto de incorporarme a la empresa familiar ante un importante problema de salud de su fundador, que afortunadamente superó con éxito. Desde entonces, hace ya 30 años, ECISA ha sido parte fundamental de mi vida. Hoy, y a modo de reconocimiento, lo primero que quiero hacer es expresar en estas líneas el agradecimiento a tantos hombres y mujeres que han sido parte esencial de este proyecto, estén o no en la actualidad en la compañía, muchos de ellos comenzaron su andadura profesional en esta empresa y fue un orgullo que se jubilaran entre nosotros.

Me siento y me sentiré eternamente agradecido de haber sido una parte esencial de ECISA. De cómo inicié mi andadura profesional exactamente del mismo modo que comenzamos a construir estructuras de edificaciones: desde abajo, desde los cimientos. Comencé aprendiendo de los encargados y los jefes de obra, e incluso haciendo los proyectos de las grúas torre de la compañía. Esta etapa de continuo aprendizaje la compatibilicé con una nueva ilusión, la de liderar junto con otro grupo de jóvenes empresarios, la creación de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Alicante (JOVEMPA), de la que tuve el honor de ser su primer presidente y que actualmente se ha convertido en todo un éxito con más de 500 asociados.

Mi trayectoria en ECISA continuó, y asumí cada vez más responsabilidades dentro de la compañía. Desde que me incorporé, allá por el año 1990, el fundador me otorgó poderes generales, hasta tomar su relevo como Presidente, tras su fallecimiento en 2014, pasando antes por por los cargos de Director General y posteriormente Consejero Delegado. Todo un camino recorrido lleno de multitud de experiencias y momentos vividos a lo largo de tantos años.

Recuerdo tanto los buenos como los malos momentos que ha pasado ECISA a lo largo de estos años. Momentos de expansión, pero también de crisis. De cómo se abrió camino, de cómo la pudimos conducir en un momento en que España era un país en constante cambio, como la introducción del euro, los cambios sociales en el mercado de la vivienda, las nuevas rutinas de los inversores extranjeros, nuestra apuesta por la internacionalización...

Hace 6 años se interesó por nuestro proyectó y se incorporó a la sociedad un importante socio qatarí, que tras todos estos años de transición en la compañía, ha pasado a tener la totalidad de las acciones de la misma. El nuevo presidente de ECISA, Johnny de Gouveia, sabe que tendrá mi apoyo, siempre y cuando, se salvaguarden los principios y valores que siempre nos han acompañado en nuestra trayectoria empresarial.

Habiendo estado involucrados los hermanos Peláez en la gestión de la compañía durante tantos años, ahora seguimos estando muy unidos, pero afrontando diferentes proyectos empresariales. Por mi parte, les deseo a mis hermanos Javier y Enrique, el mayor de los éxitos en su nuevo proyecto de asesoramiento empresarial que ahora comienzan. Ellos saben que siempre podrán contar con mi colaboración y apoyo.

Mi paso para dejar atrás más de media vida en ECISA viene dado por el propósito de proteger mi estado de salud, y atender mejor a mi familia, pero seguiré manteniendo mi condición de empresario desde otra óptica, abordando nuevos proyectos empresariales que puedan ser compatibles con mi situación personal y la ética empresarial que siempre he defendido. En este caso, la vivienda social va a ser uno de los ámbitos en los que voy a desarrollar esta nueva etapa, consciente que es algo demandado por la sociedad y más aún, por la situación actual que nos está tocando vivir.

Confío en que el tejido empresarial de Alicante siga desarrollándose basado en ese espíritu permanentemente innovador, tan característico de los empresarios de esta tierra, construyendo una sociedad mejor para esta provincia.

Estoy convencido de que es mi momento de volver a construir estructuras y cimientos, pero en mi caso, personales.

Noticias relacionadas

next
x