X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

datos de labora al cierre del ejercicio 2018

Estos son los pueblos de Alicante donde más (y menos) bajó el paro el año pasado

6/01/2019 - 

ALICANTE. La provincia de Alicante cerró el año 2018 con un total de 150.716 parados en las listas de Labora (el antiguo Servef), lo que significa que el número de personas inscritas en las listas del paro ha bajado un 4,8% en comparación con el dato que se registraba en diciembre de 2017. La reducción del paro siempre es positiva, aunque el dato relativo de 2018 (un 4,8% menos parados) es peor que el que se registraba un año antes, cuando la reducción respecto a 2016 era del 6,86%. No solo la tendencia de reducción parece atemperarse, sino que Alicante sigue marcando registros por debajo de la media autonómica o estatal, como viene sucediendo en los últimos años (la Comunitat redujo el número de desempleados un 5,59%, y España un 6,17%).

Con todo, como sucede siempre, la alegría va por barrios. Si bajamos al detalle del dato provincial, resulta que hay 38 localidades donde el paro no ha bajado, sino que ha crecido respecto al año pasado. En la inmensa mayoría de los casos, se trata de pequeñas localidades del interior donde, además, el número de parados es testimonial (por ejemplo, en Adsubia se pasa de 15 a 17 desempleados, en Almudaina de 1 a 2, o en Benimassot de 8 a 10). No obstante, hay algunas localidades de cierto tamaño: en Castalla (10.000 habitantes) el paro sube de 725 personas a 736; o en La Nucía (20.000 habitantes) crece de 1.026 a 1.057.

Hay también 8 casos muy llamativos de municipios donde al cierre de diciembre de 2018 había exactamente el mismo número de parados que doce meses antes (los datos consultados no permiten saber si, además, se trata exactamente de las mismas personas). Se trata de Alcocer de Planes (13 parados), L'Alfàs del Pi (1.006 parados), Famorca (3), Gata de Gorgos (31), Granja de Rocamora (167), Penáguila (16), Tárbena (31) y Vall de Gallinera (19).

En las otras 95 localidades de la provincia, el paro sí ha bajado con mayor o menor intensidad. En esta lista, además, figuran todas las capitales de comarca y localidades de más de 20.000 habitantes (a excepción de La Nucía), lo que apunta a que la tendencia general de la provincia, más allá de casos anecdóticos en pequeños pueblos, es de creación de empleo. En la ciudad de Alicante, por ejemplo, el número de parados pasa de 28.887 personas en 2017, a 27.965 en 2018, con una reducción del 3,2%. La capital, siempre con problemas para seguir el ritmo de creación de empleo de núcleos puramente industriales o claramente turísticos, sigue en esta ocasión la senda positiva de la provincia aunque de forma tenue.

Taller de calzado en Elche, en una imagen de archivo. Foto: AP

En cuanto a Elche, el polo industrial de la provincia por excelencia, el paro pasa de las 24.936 personas que había registradas hace un año a las 23.471 del pasado diciembre. Es decir, una reducción del 5,98%, por encima de la media provincial y autonómica. La industria, con el calzado como protagonista, sigue tirando del empleo en la ciudad como en otros núcleos del sector secundario, entre los que destaca evidentemente Ibi, volcada en el plástico: una bajada del 6,98% respecto al año anterior (1.997 parados registrados en diciembre), mejor incluso que la media de España (-6,17%).

En Alcoy, también industrial, el paro baja un espectacular 7,3%, y casi rebasa el umbral de los 5.000 parados (hay 5.020 demandantes de empleo al cierre del año), mientras que en Altea la reducción es del 3,89%, más tenue (1.514 parados). La cuna del turismo, Benidorm, se queda con casi 200 parados menos que hace un año (5.640 en diciembre de 2018) y una bajada del 3,1%. Calp, la localidad del presidente de la Diputación, César Sánchez, se anota una reducción del 5,17% hasta 1.521 parados. Los municipios netamente industriales, así, presentan un mejor comportamiento del paro registrado que los turísticos, como ya sucedía el año pasado.

El Campello, por su parte, baja de 1.876 a 1.673 parados (-10,8%); Dénia baja de 3.666 a 3.376 (-7,9%); Elda de 5.941 a 5.473 (-7,8%); Xàbia reduce la lista de 1.672 a 1.526 (-8,73%); Xixona de 394 a 385 (-2,3%); Orihuela de 5.082 a 5.012 (-1,4%); Sant Joan d'Alacant reduce la lista un 3,3%; San Vicente del Raspeig un 2,86%; Torrevieja un 6,3%; La Vila Joiosa un 5%; y por último Villena recorta el número de parados en el último año un 6,87%.

Noticias relacionadas

next