Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

de la vía pa arriba / OPINIÓN

Es el momento de la Corredora de Elche

21/05/2020 - 

El equipo de gobierno de Elche ha dado un paso adelante en la peatonalización de la calle Corredora y anuncia que va a sacar la obra a licitación por un importe máximo de 700.000 euros. Se trata de un proyecto que venía en el acuerdo de gobierno de la pasada legislatura, la de 2015 a 2019 y que no se hizo no se muy bien por qué. Pero me lo imagino.

El Gobierno local se asustó ante la posibilidad de que la oposición de entonces acabara montándoles una moción de censura si tiraban adelante y como no les daban los números, se echaron para atrás y lo paralizaron a pesar de la solemne presentación del proyecto que se hizo en el Centro Las Clarisas con declaraciones institucionales, paneles informativos, arquitectos y de todo.

Esta legislatura gobiernan los mismos pero con mayoría absoluta del bloque de la izquierda, que no tenían en la anterior. Los 12 concejales del PSOE y los dos de Compromís les garantizan los 14 necesarios en el ayuntamiento de Elche para no temer un desplazamiento del poder. Eso les ha dado ánimo para atreverse.

La peatonalización de la calle Corredora es una obra que acabará haciéndose si o si y en la que están de acuerdo todos los partidos políticos de Elche que han expresado su opinión. A poco viajados que estén saben que es la tendencia de los centros históricos de las ciudades modernas, acogedoras y sostenibles y ahora con la pandemia del Covid-19 se ha visto incluso todavía más la necesidad de dejar espacios a la ciudadanía.

Otra cosa es que el Partido Popular la quiere supeditar a la construcción del proyecto del nuevo Mercado Central de Elche. ¿Alguien se acuerda del proyecto? Vamos a hacer memoria y antes del coronavirus el equipo de gobierno anunció el inicio de los trámites para rescindir el contrato.

Independientemente de ello, todo estaba en punto muerto o tablas, a la espera de informes de excavaciones arqueológicas que pueden alargarse todo lo que se quiera, especialmente ahora mismo.

Ademas, casualmente unos trabajadores habían dado con el túnel de entrada al refugio de la guerra Civil que hay bajo el actual mercado. El “casual” suena con retintín porque todo el mundo sabia que estaba ahí bajo pero no se encontró hasta que no se quiso encontrar.

Con el proyecto del Mercado parado y a punto de entrar en procesos judiciales eternos de esos que nos suenan mucho, tipo Hotel de Arenales, el equipo de gobierno debe “adecentar la zona” y efectivamente creo que es el momento más adecuado.

Si se tiene que actuar y poner patas arriba esta calle comercial y transitada en algún momento, el mejor es este. De eso no me cabe duda. Este verano va a haber fiestas las justas y vamos a vivir el agosto más raro de las últimas 50 décadas. Pocos desfiles van a realizarse por allí. La oportunidad de la obra, que tardará unos tres meses es ideal por lo tanto para comenzarla en cuanto los trámites administrativos de adjudicación queden resueltos y asi, la calle estaría lista para la vuelta a la normalidad, o la nueva normalidad.

Los comerciantes que tienen sus negocios en esa calle lo van a pasar mal, pero ya lo están pasando. El escenario se dibuja algo amortiguado si pensamos que hay previstas más ayudas económicas que nunca, que no digo que sean suficientes, pero las hay, y la situación extraordinaria que vivimos permite una moratoria en algunas cuestiones que en ningún otro momento se ha dado.

Cuando vayan a concluir las obras de remodelación de la calle va a coincidir casi con la campaña de Navidad y como para entonces no estemos bastante mejor del virus, entonces será ya el acabose, para los comerciantes de la Corredora y para todos.

Noticias relacionadas

next
x