Sindicatos y patronal avalan las 45 medias incluidas

El Plan reactiva de la Generalitat incluye rebajas de hasta el 50% en los bonos del transporte público

La Generalitat Valenciana presenta un plan de 944 millones para minimizar el impacto de la guerra

7/04/2022 - 

VALÈNCIA (EP) La Comunitat Valenciana va a movilizar 944 millones de euros -342 para la puesta en marcha de nuevas actuaciones y 602 para la aceleración de inversiones- en el 'Reactiva', un plan de choque que contempla 45 acciones para "dar respuesta a la situación generada por la guerra en Ucrania y minimizar su impacto en la Comunitat Valenciana", así como "contrarrestar la emergencia climática".

Así lo ha anunciado el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha presentado la iniciativa en un acto en el que también han intervenido el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez; la secretaria general de CCOO-PV, Ana García, y el presidente de CEV, Salvador Navarro.

El Plan Reactiva estará financiado con fondos propios de la Generalitat, así como con fondos europeos y del Mecanismo para la Recuperación y Resiliencia, y se estructura en cuatro tipos de medidas, entre las que se encuentran las dirigidas a la lucha contra la inflación, como la rebaja de las tasas y los precios públicos de ámbito autonómico que son competencia de la Generalitat, que contarán con 71 millones de euros.

Además, contempla ayudas complementarias a las medidas aprobadas por el Gobierno de España para compensar a las industrias intensivas en energía, a los autónomos de los sectores castigados y a los grupos de población más perjudicados por la subida de costes energéticos, a las que se destinarán 425 millones; así como acciones para aumentar la eficiencia y el ahorro energético, a lo cual se destinará 380 millones de euros, y medidas para acelerar la transición energética y evolucionar hacia la autonomía energética de la Comunitat Valenciana, que contarán con un total de 68 millones.

Puig ha valorado que se trata del plan de ayudas más cuantioso puesto en marcha por la Generalitat o por cualquier otra autonomía, puesto que supera los 500 millones de euros del Plan Resistir o los 647 del Resistir Plus, pero también ha asegurado que se trata de una "primera regulación de urgencia" que queda abierta a la incorporación de "nuevos actores y medidas suplementarias".

"La inflación ataca a quien menos puede, deteriora la convivencia y es el mejor combustible para los populismos y la xenofobia", ha afirmado el presidente, que ha añadido que frenarla para que no se retroceda en una recuperación ya es marcha es una "obligación ética, cívica y democrática".

Entre las principales medidas, el 'president' ha destacado la rebaja de al menos el 10% de las tasas, los cánones y los precios públicos de competencia autonómica, que supondrá un ahorro para las familias y las empresas valencianas de 71 millones de euros. En concreto, se ha referido a la reducción de las tasas de enseñanzas artísticas, musicales y de idiomas, que beneficiará a cerca de 100.000 estudiantes, así como a la reducción del precio del transporte público, que tendrá especial incidencia en el TRAM de Alicante. Del mismo modo ha anunciado la exención total de tasas a los pescadores por el uso de los puertos autonómicos, que beneficiará a 700 armadores, 1.700 marineros y 17 cofradías.

Ismael Saez, Ana García, Ximo Puig y Salvador Navarro. Foto: GVA

Además, ha señalado que la Generalitat también incrementará, hasta el 30%, el bono de ayuda energética para familias vulnerables que perciben la Renta Valenciana de Inclusión.

En el capítulo de apoyo a autónomos y empresas, la Generalitat concederá 45 millones de euros, en bonos de 100 euros que podrán recibir durante 3 meses, para los autónomos y autónomas más afectados por la crisis energética, así como 50 millones en ayudas para empresas que dependen del gas, y que no están incluidas en las medidas estatales.

En este punto, Ximo Puig ha remarcado que la administración autonómica "va a luchar" para que sectores que han quedado excluidos acaben siendo contemplados, "pero si no es así, no podemos dejarlos fuera y lo haríamos con nuestros recursos", ha apostillado.

Además, el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) inyectará 110 millones en instrumentos financieros para empresas que hayan sufrido una caída de ingresos, entre ellas las estaciones de servicio; y también se ha previsto una ampliación en 10 millones de euros de la partida destinada a bonificar la contratación de seguros agrarios, y 18,6 millones en ayudas a la transformación de flotas de transporte de viajeros y mercancías.

Eficiencia energética

Entre las acciones dirigidas a mejorar la eficiencia energética, se destinará 11 millones en ayudas para las familias que instalen en su domicilio energía renovable para climatización y agua caliente, y una partida de 188 millones para la mejora de la eficiencia energética urbana y en viviendas, de los cuales tres millones serán para municipios en riesgo de despoblación. Puig ha aludido asimismo al decreto ley del Consell para simplificar los procedimientos administrativos y eliminar trabas burocráticas para agilizar la instalación de plantas de energía renovables.

Desde UGT PV, el secretario general, Ismael Sáez, ha agradecido el esfuerzo hecho por gobierno y agentes sociales valencianos para contener la inflación y ha criticado la posición del PP, "que plantea como receta la bajada generalizada de impuestos", algo que ha tildado de "contradictorio con el objetivo de bajar la inflación y con el discurso del Banco Central Europe". "No lo compartimos en absoluto", ha incidido. Sí ha "aplaudido" las medias del 'Reactiva' y ha planteado: "No sé si será suficiente, lo suficiente será que los europeos que creemos en la democracia ganemos la guerra".

Foto: GVA

Por parte de CCOO PV, su secretaria general, Ana María García, ha puesto en valor "el ejercicio de responsabilidad" que se hace en la Comunitat Valenciana y ha recalcado la importancia de contener el alza de los precios y de "alcanzar la independencia energética como comunidad autónoma y como país". "Avalamos todas las medidas en este plan y apoyamos en todo lo que sea necesario para que nuestra economía no caiga y no dar pasos hacia atrás. Hay que parar la hemorragia que nos está generando esta nueva crisis", ha aseverado.

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha subrayado que el plan es fruto del diálogo social, que "en esta comunidad tiene consecuencias positivas". "Lo que el Gobierno (central) no atiende lo intentamos atender aquí", ha recalcado. Y ello, ha precisado, pese al "escaso margen de maniobra lastrado" por la falta de una adecuada financiación autonómica.

Navarro ha recordado que depende del Ejecutivo estatal que se aprueben medidas fiscales, pero confía en que la reducción de tasas contemplada en el plan valenciano ayuden a mitigar la inflación. Ha solicitado también que "se evite la retroalimentación de salarios y de precios que lleven a una espiral inflacionista", un paquete de ayudas directas para los sectores más afectados y el aplazamiento de iniciativas que supongan aumentar los trámites burocráticos y las subidas de impuestos al menos hasta que la situación mejore.

Noticias relacionadas

next
x