Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

revisión del plan parcial de ortiz e hijos para el inicio de las obras 

El último gran desarrollo de Alicante: protecciones y reajuste de costes para las 1.600 casas del PAU 3

25/10/2020 - 

ALICANTE. Primero fue Benalúa Sur. Después, el APA 9, en Vistahermosa. Y ahora, con esos dos primeros planes en plena ejecución, llega el turno del PAU 3: el último gran desarrollo urbanístico de Alicante, amparado en el Plan General de 1987 (que sigue vigente), en el que se contempla la construcción de 1.642 viviendas. 

El sector abarca una superficie de 690.000 metros cuadrados entre la avenida de Dénia, la Vía Parque y el cauce del barranco del Juncaret. Se aprobó definitivamente en 2010, pero sigue pendiente de ejecución. Es ahora, después de que su proyecto de urbanización se haya sometido a la fase de exposición pública, cuando queda pendiente del que debería ser el último paso previo para el inicio de obra.

El Ayuntamiento de Alicante y el agente urbanizador, la empresa Ortiz e Hijos, del Grupo Cívica, ultiman los contactos para llevar a cabo una última modificación del Plan Parcial antes de que se autorice la ejecución de los trabajos de urbanización. Se trata de un ajuste que permitirá preservar la protección de la Casa Sereix y sus jardines, un edificio que no había quedado incorporado al catálogo de protecciones de Alicante, pero que se ha considerado preservar ahora, a través del catálogo del propio Plan Parcial, en respuesta a las alegaciones formuladas por sus propietarios.

Los técnicos de la Concejalía de Urbanismo habrían considerado que, pese a que el inmueble ha sido sometido a varias reformas, cuenta con unos arcos históricos de naturaleza singular que merecen ser conservados, por lo que ya se ha concertado un acuerdo a tres bandas entre el urbanizador, los propietarios del edificio y el ayuntamiento para que perviva con el desarrollo de la nueva zona residencial. De igual modo, en esa modificación también se incluirá la protección de una torre próxima, conocida como la Torre del Puente (parte de un antiguo sistema hidráulico), que quedará integrada en una zona verde ya programada en el propio Plan Parcial.

El ajuste, que debe plasmarse a través de un convenio, conlleva cambios en la reparcelación del sector y, en consecuencia, un reequilibrio de costes, que podría cuadrarse a principios de 2021. Salvo demora adicional, sería a partir de entonces cuando se podría dar inicio a las obras, 23 años después de que se presentase la primera alternativa técnica del PAI, registrado en 1998. 

Hasta ahora (sin los nuevos ajustes) el Plan Parcial reserva 26.000 metros como zona de parque y jardín público; 17.000 más como zona educativa y cultural; 239.000 metros de superficie residencial; y 10.000 metros más de zona terciaria. La construcción de las viviendas se organiza en bloques de hasta seis plantas para un total de 1.006 viviendas y otras 636 viviendas unifamiliares.

Noticias relacionadas

next
x