X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de octubre y se habla de benidorm SANIDAD hospital la vila SANT JOAN alicante Turismo cruceros

el sur del sur / OPINIÓN

El test de estrés de PP y Cs

7/07/2019 - 

Encarrilado el aguinaldo de cargos en el que se ha convertido el Botànic II, para que todos los partidos y facciones, tengan cabida, y sillón, esta semana entrante arrancará el test de estrés del centro derecha. Puede quedar en nada, en un anécdota, o en una demostración de que los partidos no son tan monolíticos como sus direcciones pretenden. La prueba será, claro está, la Diputación de Alicante: la elección de diputados provinciales es una ocasión idónea para hacer frente a las decisiones piramidales que no suelen recoger la justicia que uno cree. En su día, cuando los socialistas estaban en la oposición, y las direcciones del PSPV eran débiles, era muy común que en los partidos judiciales de la provincia de Alicante hubiera más de una candidatura de regidores del PSOE para ocupar ese cargo que apenas tiene trascendencia pública -los focos suelen estar en los ayuntamientos o en el Gobierno autonómico, salvo excepción o escándalo-, pero es una muestra de poder orgánico.

Una vez elegidos los diputados del PSPV y Compromís, el centro-derecha se enfrenta esta semana a su test de estrés. Por ejemplo, la dirección regional de Ciudadanos ha elegido dos nombres para sus diputados de la comarca de l'Alacantí -Javier Gutiérrez, de Xixona y Julia Parra, de Sant Joan-, pero por todos es sabido que uno de esos puestos era para Mari Carmen Sánchez, hoy flamante vicealcaldesa de Alicante, pero su momento pretendiente a ser, asimismo, vicepresidenta de la institución provincial. Según ha desvelado esta semana Alicante Plaza, Mari Carmen podría presentar su candidatura, con lo que podría generar un choque de trenes entre los concejales de Alicante y la dirección regional de Cs que ahora controla Toni Cantó. En otras comunidades ha sucedido; falta por ver la fortaleza de la organización de Cs en la Comunitat Valenciana.

El PP puede tener ese mismo problema en alguna comarca. Hay varios concejales que se creen ganada la condición de diputado provincial. La Marina Baixa es el principal exponente, con Bernabé Cano (La Nucía); Juan Francisco Pérez (Finestrat) y José Ramón González de Zárate (Benidorm), pugnan por dos puestos. Lo que pase será, en gran medida, una muestra de madurez del nuevo PP provincial de Alicante. Lo del resto de comarcas, si es que hay algún conato, tiene más fácil arreglo.

Compromís gana peso por el sur, pero necesitará más visibilidad

La composición del rompecabezas que ha sido el segundo y tercer escalón del Botànic II ha deparado más presencia de cargos de las comarcas del sur para el nuevo Gobierno valenciano. La decisión como tal es acertada, además de que supone un relevo generacional en los ayuntamientos en los que esos nuevos director general eran ediles. No obstante, el éxito o el fracaso de todos ellos estará ligado a la visibilidad que tengan o dispongan para sus propias políticas, como para la gran asignatura que Compromís tiene en la zona sur del territorio. Y de ahí que el trabajo o la labor que pueda desempeñar el ilicitano Antonio García pueda ser crucial para el crecimiento de la coalición valencianista en territorios que hasta ahora se han demostrado hostiles. Bien es verdad que las nuevas generaciones ya tienen otra visión del territorio y de la políticas -la asimestría del voto de izquierdas en la triple cita electoral así lo demuestra-, pero como caminamos de nuevo hacia el bipartidismo, Compromís -y por extensión Podemos en las grandes ciudades- deben cuidar muy mucho lo de hacer política diferentes y pegadas al territorio, pero, al mismo tiempo, creíbles y efectivas. De lo contrario, pueden volver a escenarios peores para sus expectativas electorales, como hace 10 años. Vivienda y Transición Ecológica son dos áreas claves, tanto para Podemos y Compromís, si aprovechan la oportunidad y se ponen manos a la obra. De lo contrario, despreciarán el vehículo que les ha brindado la segunda edición del Botànic. Debatir sobre la tasa turística, en estos tiempos que corren, es pegar tiros al aire que los más dubitativos pueden aprovechar.

Noticias relacionadas

next
x