X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en conjunto con la firma holandesa eolis bv y la Universidad de Alicante, estará listo en un mes

El sistema de inteligencia artificial del proyecto de casa domótica en Fempa, listo para comercializar 

27/05/2019 - 

ALICANTE. La provincia alicantina alberga uno de los proyectos pioneros en domótica e inteligencia artificial orientados al ahorro energético y al consumo eléctrico responsable en el hogar. Un proyecto en el que las energías renovables tienen mucho que decir y que presenta avances que lo harán comercializable, de forma global a finales de 2019. Este plan, al que Fempa da visibilidad a través de las actividades que se realizan en su hogar domótico MetalTIC, es un proyecto de microgeneración y distribución inteligente conocido como EoTICC. Un dispositivo inteligente de toma de decisiones para la monitorización y gestión de una instalación híbrida eólico solar con demanda energética. Para sacar adelante este prototipo, se han unido la Federación de Empresarios del Metal de la Provincia de Alicante (Fempa), la Unidad Científica de Innovación Empresarial de la Universidad de Alicante Ars Innovatio y Eolis BV, compañía holandesa con actividad principal enfocada en las energías renovables. 

Una de las ramas principales del proyecto, la de la inteligencia artificial aplicada al hogar, ya está completamente desarrollada y lista para comercializar como máximo en un mes. El tiempo para lanzarla al mercado, pasando por su estrategia de marketing, es cuestión de semanas. Además, el desarrollo de la parte eólica para dotar de energía al proyecto de casa, está a la espera de su fase final de comercialización, entre septiembre y octubre. Sus creadores, asimismo, han cerrado un acuerdo con una empresa alicantina, especializada en automoción para formar parte del plan y la salida al mercado, de manera global, del plan a finales de año. 

El origen de este proyecto fue un convenio entre Fempa y Eolis BV en octubre de 2017 para generar un proyecto de microgeneración de energía. Hay de dos tipos, la eólica y la solar. Hasta el momento, la generación eólica no podía aprovechar brisas ligeras, de menos de 5 metros por segundo porque son cambiantes y no siguen una dirección determinada. El proyecto que se gesta en Alicante idea patrones para que el prototipo de generador eólico ideado para abastecer de energía a hogares pueda aprovechar esos vientos difícilmente domables, y enfocarlos hacia una dirección concreta. Esta es una de las ramas de trabajo. 

Aprendizaje clave

Otra de las ramas es el proyecto de vivienda. Se quiere poder monitorizar la demanda de energía del usuario, haciendo pruebas y durante un período de aprendizaje, para saber y adaptarse a las necesidades y horarios de ese hogar. Así, a través de inteligencia artificial presente en muchos aparatos de la vivienda con el IoT, generan información de uso y localizan determinados patrones en equipamientos para saber en qué momento es adecuado, por ejemplo, encender una lavadora, el termo, o la depuradora de una piscina. A través de patrones, el sistema aprende las costumbres del usuario para ser eficiente. Aquí entra la tercera rama, que es la distribución inteligente, que el sistema cree un árbol de prioridades, conociendo qué energía se necesita en base a los usos.

La clave es intentar ahorrar energía y el consumo de baterías. Y es que el coste inicial puede ser mayor pero la vida útil de un generados es más larga que la de las batería. La predicción de producción energética eólica es más compleja pero, para evitar este contratiempo, se está tratando de optimizar el aerogenerador "made in Alicante" para aprovechar brisas menores de cinco metros por segundo. Solo hay tres aerogeneradores así en el mundo. Las ventajas que puede traer este invento: la diferencia de aprovechamiento de energía. Mientras que la solar, en el mejor de los casos, produce a lo largo de 8 horas al día, la eólica incluyendo brisas tienen un rango más amplio, de 12 a 16 horas.

Usos y salto a Latinoamérica

La clave ahora es poder lanzar la idea al mercado, y podría usarse en urbanizaciones, polígonos industriales o escalar a multitud de espacios. La empresa quiere un proyecto de expansión a la altura, con una primera fase en España y Latinoamérica, puesto que el potencial del proyecto de inteligencia artificial es muy grande, como también lo es el de vivienda. 

En el hogar domótico se plantea en este sistema dar un paso más y relacionar el equipamiento con los usuarios a través de la voz. Por ejemplo, que la lavadora avise al usuario que se va a conectar o que la televisión advierta que lleva más de cuatro horas encendida. La interacción entre la inteligencia artificial y el usuario es a dónde quieren ir con la siguiente fase. 

Ahora, enfocados a la vivienda, es el desarrollo cada vez mayor de su proyecto de generación eólica. Hasta ahora había pequeños Mas enfocado a vivienda es el tema de producción con generación eólica. Hay pequeños aerogeneradores pero no se desarrollaban a mayor escala porque no se pensaba que las pequeñas brisas se pudieran aprovechar. Los inventores alicantinos, están probando diferentes sistemas y turbinas para mostrar que se puede aprovechar y ese paso es seguir desarrollando turbinas no solo en cubiertas, sino en las propias fachadas. Los nuevos edificios se tienen que realizar pensando en un diseño autosuficiente que pueda generar toda la energía para dar servicio a los usuarios. 

Los avances en la tecnología de microgeneración, junto a la monitorización y gestión energética a través de soluciones en el ámbito del Internet de las Cosas (IoT) -por sus siglas en inglés- y la inteligencia artificial permite profundizar en la proyección de edificios capaces de alcanzar un balance enerético equilibrado y esto es, según los creadores del prototipo de casa inteligente y eficiente, la clave y el objetivo de su investigación. Predecir el uso de la energía implementada en una edificación ofrece múltiples posibilidades a la hora de alcanzar ahorros energéticos tanto en la construcción, uso, conservación y mantenimiento. La inteligencia artificial es la gran aliada en estos avances y el proyecto alicantino cuyos primeros avances está a punto de comercializarse usan el hogar MetalTIC en Fempa como prueba. 

Este prototipo de casa es es un espacio-laboratorio de 54 metros cuadrados, concebido para ofrecer innovación, formación avanzada e I+D, transferible a las empresas, y referencia par testar y validar avances en las tecnologías aplicables al hogar. 

Los nombres clave que participan en el proyecto EoTICC son: Juan Manuel García Chamizo, catedrático de Arquitectura y Tecnología de Computadores UA y coordinador de la Unidad Científica de Innovación Empresarial de la Universidad de Alicante (UCIE Ars Innovatio). También está Francisco Javier Ferrández Pastor, doctor en ingeniería informática de la UA y responsable del laboratorio de innovación en industria 4.0 de la UCIE Ars Innovatio. Otra de las personas a cargo del plan es Sergio Gómez Trillo, doctor en Edificación, Urbanismo, Tecnología y Desarrollo de la  UA y coordinador del área de innovación en Fempa. En este desarrollo cuentan con tres miembros más en el equipo, Rafael Valdivieso-Sarabia, doctor en ingeniería informática, Daniel Waknine, CEO de Eeolis BV y José Joaquín Álvarez Viana, director de Eolis BV en España.

Sus planes han tenido difusión en revistas científicas y congresos internacionales, como el congreso UCAmi, celebrado en la República Dominicana en diciembre de 2018 y, dos semanas después, en Madrid en el quinto congreso Smartgrids. Asimismo, las últimas innovaciones las presentaron en la segunda Jornada Participativa sobre el Desarrollo Urbano Sostenible en la Costa Mediterránea de Alicante #DUSA2, organizada por SEN Innova. 

Noticias relacionadas

next