apremia a la edil de educación a rectificar

El PSOE promoverá la reprobación de Llopis si renuncia a las ayudas de Educación

27/08/2021 - 

ALICANTE. El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Alicante ha emplazado al equipo de gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, y a su edil de Educación, Julia Llopis (PP), a rectificar respecto a la renuncia de la concesión de ayudas para la financiación de actividades extraescolares convocadas por la Conselleria de Educación. El portavoz municipal de los socialistas, Paco Sanguino, ha señalado que "o Llopis rectifica en las ayudas de la conselleria o llevaremos su reprobación al pleno por boicot a la Educación Pública". 

En esta línea, Sanguino ha apuntado, a través de un comunicado, que "estas ayudas han supuesto una inyección de casi medio millón de euros en el curso 2020/2021. Si no se justifican las actividades, el Ayuntamiento tendrá que devolver el dinero". Además, ha recalcado que, a su juicio, "Barcala está tratando de hacer un apartheid con la Educación Pública en Alicante. Es otro caso de desprecio de Julia Llopis a la población más vulnerable, que necesita estas actividades ante la imposibilidad de las familias de pagarlas de su bolsillo".

Así, ha indicado que "Barcala tendrá que explicar a las familias por qué son incapaces de generar programas extraescolares, de dinamizarlos y de gestionarlos a diferencia de los más de 450 municipios de la Comunidad Valenciana que se presentan a estas ayudas". "Miles de niños y niñas verán cómo pierden la posibilidad de realizar distintos tipos de actividades que sus progenitores en muchos casos no se pueden permitir", ha recalcado.

En este sentido, el comunicado del PSOE insiste en que "Elche ha obtenido 453.000 euros y ha justificado el 100% de la subvención, así como otros municipios de la provincia, como Sant Joan, Alcoi, Sant Vicent… Ninguno de estos municipios ha tenido el menor problema para realizar los contratos de servicios profesionales necesarios para realizar las actividades que previamente habían propuesto a conselleria. De hecho, el pago de la conselleria es por adelantado".

"Dice Julia Llopis que Marzà llega tarde, sin embargo, para el resto de municipios no es así, ya que participan y justifican a la Conselleria en tiempo y forma unos 450 de la Comunidad Valenciana. Nos preguntamos qué incapacita a Julia Llopis para que no pueda tramitar y justificar las ayudas. Y aquí no puede poner al interventor como excusa", insiste el comunicado.

"No vemos que sea más que una excusa y un ejercicio de intentar hacer un apartheid de este alcalde de la Educación Pública en Alicante. Dice Barcala que renuncian 'ante la imposibilidad de desarrollarlas hasta final de curso por los tiempos de contratación de la Administración', pero resulta que el resto de los 450 Ayuntamientos tienen los mismos tiempos y las realizan sin problemas", prosigue el PSOE.

"Llopis asegura que han tenido una participación que apenas alcanzó el 1,28% en el mejor de los casos. Nos sorprende que Llopis confiese su incapacidad de generar actividades de interés. Quizá debería pensar la concejala que el problema no es administrativo, sino de ella porque no ha ofertado actividades interesantes. Elche ha realizado actividades de apoyo educativo, culturales y deportivas, educación para la inclusión, asesoramiento para el alumnado y sus familias", recalca el PSOE.

"De hecho, una de las actividades fue un programa de integración migrante en el que participaron más de un centenar de chicos y chicas. Julia Llopis debería pensar que cuando un docente solo aprueba ese 1,28% en el mejor de los casos, el responsable es el docente, no sus alumnos. Vuelve a demostrar su estrategia de boicot político a la Educación Pública, refrendada por el alcalde Barcala, que está de acuerdo en perder el medio millón y otro medio millón para el próximo curso", continúa el comunicado.

Por todo ello, el PSOE sostiene que "tendrán que explicar a las familias alicantinas por qué son incapaces de generar programas extraescolares, de dinamizarlos y de gestionarlos a diferencia de los más de 450 municipios de la Comunidad Valenciana que se presentan a estas ayudas y que no las consideran una competencia impropia".

Unides Podem y Compromíss respaldarán la reprobación

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de Unides Podem, Xavier López, ha avanzado que su formación dará apoyo a la reprobación planteada desde el grupo socialista contra Julia Llopis. "Ahora bien, aunque consideramos que Llopis representa a la ultraderecha dentro del Partido Popular, el desprecio por lo público y por las personas más vulnerables, la sinrazón y la falta de diálogo, así como su participación y concurso en el boicot sistemático a las políticas del Botànic nos han convertido en una ciudad de segunda división en inversión social respecto al resto de municipios del País Valenciano, nosotros hacemos responsable principal a Luis Barcala".

"Barcala, mientras en otros municipios gobernados desde todos los colores - también por el Partido Popular- se implican en la tramitación de la renta valenciana de inclusión o de las ayudas de emergencia habitacional, construyen centros escolares a través del Pla Edifican y ponen a disposición de las familias las diferentes subvenciones ofrecidas desde la Generalitat, él se niega por un afán de promoción personal a ejercer como alcalde de la ciudad y ejerce de oposición al Consell", añade. Así, a su juicio, es el alcalde "quien podría poner remedio a la gestión desastrosa de Llopis desautorizándola o cesándola de sus competencias. Pero no lo hace porque es quien le marca las directrices", ha concluido.

Igualmente, el edil de Compromís, Rafa Mas, ha valorado positivamente la posible petición de reprobación de Julia Llopis para el pleno ordinario de septiembre. Mas recuerda que desde Compromís "estamos interpelando en cada pleno a la concejala preguntando por la ejecución de las 5 obras pendientes desde el 2018 del Plan Edificant. Le interpelamos para que acepte el plan de rescate de la públicos propuesto por la Generalitat de reformar 1 de cada 3 colegios de la ciudad". 

Además, ha incidido en que "fuimos los primero en pedir su reprobación. Hemos acompañado a las AMPAS en todas sus manifestaciones y reivindicaciones. Hemos intermediado para buscar una solución habitacional a los conserjes. Hemos denunciado el golpe de estado de la concejala en el Patronato de escuelas infantiles, queriendo desviar alumnado a la privada y haciéndolo un cortijo de sus acólitos de extrema derecha. Hemos propuesto un plan de 0 a 2 años, para ampliar aulas de infantil en los colegios públicos", ha concluido.

Noticias relacionadas

next
x