X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proceso de excavación de sus 1.470 metros: uno de los más largos de españa

El 'making of' del último túnel del tranvía en Alicante

16/12/2018 - 

ALICANTE. Faltan sólo dos días para que los trenes comiencen a recorrer el último túnel construido hasta ahora en la red metropolitana de tranvía de Alicante, tras los tramos soterrados que enlazan las estaciones de Marq, Mercado y Luceros. Se trata de un canal de 1.470 metros de longitud, más de 5 de altura y 9,30 de anchura que resultaba necesario perforar para cruzar el macizo de la Serra Grossa hasta superar en subterráneo el trazado de la avenida de Villajoyosa.

Su tamaño es prácticamente equivalente a la distancia que media entre las citadas paradas de Marq y Luceros, lo que lo convierte en uno de los túneles de tranvía de mayor longitud de los que existen en España. Está provisto de dos vías (una por sentido) lo que permitirá mejorar las condiciones de seguridad del itinerario entre las estaciones de Sangueta e Isleta, en sustitución del trazado actual, de una sola vía, que discurre en paralelo a la línea de costa con un recorrido sinuoso, a través de varios pequeños túneles.


Como ya ha contado este diario, al margen de la mejora de las condiciones de circulación de los trenes, la principal ventaja de su puesta en marcha será la posibilidad de aumentar frecuencias en todas las líneas de la red, ya que el desdoble de los recorridos en dos vías permitirá ganar puntualidad y velocidad en la explotación. 

Eso sí, ese posible incremento de servicios no podrá concretarse como muy pronto hasta mediados de 2019, ya que el túnel se inaugurará con solo una de sus dos vías plenamente operativas. Para el estreno de la segunda, habrá que esperar hasta marzo. Y después, se tendrá que evaluar su rodaje durante algunos meses antes de que se pueda decidir un previsible aumento de frecuencias de paso.

Por lo pronto, su puesta en marcha pone fin ocho años después al proceso constructivo que arrancó en 2008 (la fecha de su adjudicación y de los primeros preparativos de obra) y que quedó literalmente paralizado en octubre de 2013 por las dificultades presupuestarias que atravesaba la Generalitat para seguir asumiendo el coste de las obras. 

El tramo fue adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por FCC y Grupo Cívica (del conocido promotor Enrique Ortiz) por un importe de 29,9 millones de euros. La perforación se inició desde la boca sur mediante máquinas excavadoras, al tiempo que se iba consolidando la bóveda en los tramos ya horadados.

El material retirado se evacuaba a través del propio túnel, al tiempo que en su interior se trabajaba con ventilación forzada para mejorar las condiciones de temperatura y humedad en las que se empleaban los operarios.

Sólo en el extremo opuesto, en la boca norte del túnel (la más próxima a la parada de Isleta) se pudo ejecutar un tramo a cielo abierto, que se pudo utilizar para introducir parte de la maquinaria necesaria. En esa zona concreta, también se reforzó la estructura del túnel mediante la instalación de pilotes de hormigón.

En el momento en el que se suspendieron los trabajos, quedaba por ejecutar alrededor del 30% de la obra, por un importe próximo a los 9 millones de euros. En realidad, para entonces la mayor parte de la obra civil (la excavación y consolidación del túnel) ya estaba terminada, a falta de tareas de revestimiento. 

Así que, en octubre de 2017, cuando el actual Consell acordó su reanudación, a cargo de la misma UTE, la tarea se concentró sobretodo en la instalación de la plataforma tranviaria (las vías y la electrificación), además de los sistemas de seguridad y comunicaciones. Sólo en esa última fase, han participado más de 100 operarios.

Las tareas de instalación de los sistemas de comunicación, electrificación y seguridad en una de las dos vías del túnel concluyeron hace cerca de un mes, lo que activó la fase de pruebas con tranvías en circulación. Se trataba de garantizar que todo estuviese listo para su apertura, con las visitas técnicas de comprobación que resultan necesarias tanto por parte de los Servicios de Extinción de Incendios como por parte de la Policía. La puesta de largo de la infraestructura será este martes, día 18.

Noticias relacionadas

next