X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

foro diálogos de desarollo en alicante

¿Hay desaceleración económica? Entre los factores del exterior y el escaso margen para rectificar

23/01/2019 - 

ALICANTE. ¿Hay desaceleración de la economía española? ¿Está preparado el Gobierno para afrontarla? A estas dos preguntas han intentado responder los economistas José Carlos Díez y Alberto Nadal este martes en Alicante, dentro del foro Diálogos de Desarrollo, organizado por el Grupo Cooperativo Cajamar, Crédito y Caución y Yoigo-Más Movil. El evento, celebrado en el hotel Meliá de la capital, ha reunido a un centenar de empresarios, quienes han seguido con atención el debate entre ambos expertos, de sensibilidades ideológicas dispares.

El diagnóstico de Díez es claro: "Los últimos datos económicos de España son muy buenos, hemos acelerado, pero el modelo es vulnerable y depende de que las condiciones externas sean favorables"; Nadal, por su parte, no se aventura a decir si puede haber una desaceleración. Lo que sí tiene claro es que con el nivel de gasto del actual Gobierno de Pedro Sánchez, "cualquier modificación en una variable haría el déficit incontrolable y, por tanto, generaría unos gastos adicionales de 30.000 millones de euros, que no podríamos soportar", ha asegurado, el ex responsable de la Oficina Presupuestario del Gobierno de Mariano Rajoy.

Nadal ha defendido la labor de los ejecutivos del PP, con un gasto público por debajo de la tasa de crecimiento y ha advertido que actualmente, con Pedro Sánchez en el Gobierno, se "están dando los mismos paralelismos que con Zapatero: gasto público disparado, descontrol del déficit y aumento de impuestos y costes de la energía y política educativa equivocada". "El actual Gobierno vive de la inercia del pasado", ha resumido.

Díez ha sido más preciso con una hipotética recesión mundial. Ha considerado que la economía es cíclica y, por lo tanto, es posible que antes o después se produzca la desaceleración. "Estados Unidos lleva el segundo ciclo más largo de su historia; es decir, esto se acabará y la recesión está cercana; en China hay cosas raras, en teoría esta vez no le toca a Europa, pero hay elementos externos que lo pueden hacer cambiado todo", ha afirmado. 

Tanto Nadal como Díez han coincidido en la necesidad de que España alcance 10 años de crecimiento consecutivo. "Nos acercaría a Europa, en tasas de crecimiento y de rentas. Debería ser un objetivo a largo plazo", han asegurado. Pero las discrepancias han venido cuando ambos han analizado el momento actual de la economía española. Mientras Díez insiste en que los buenos datos del último semestre son buenos, pese a los nubarrones del exterior, Nadal reitera que en la necesidad de aplicar políticas de prevención para tener margen de maniobra en la economía española en caso de que vengan maldadas. Y su fórmula pasa, como ha dicho, por la flexibilidad en el mercado laboral "-yo no hubiera subido el SMI un 22% de un tirón"-; reducir la carga fiscal de las empresas y costes energéticos y aplicar cambios en la educación para dotarla de herramientas básicas para que sea útil para el mercado laboral -"la FP es un modelo fracasado", ha dicho-. 

Díez también ha defendido que las empresas deben seguir mirando hacia el exterior, pero ya no a Europa, sino al sur -África- y al este. Ambos también han coincidido en que la crisis ha permitido a España cambiar el modelo de crecimiento, más internacionalizado, pero ahora, según Díez, hay que buscar nuevos mercados.

Brexit y tecnología

Además de la situación económica, Díez y Nadal también han ofrecido su punto de vista sobre el Brexit -y las consecuencias que pueda tener para España- y la apuesta por la tecnología. Díez ha asegurado que el Brexit ha sido una chapuza, que apenas tendrá impacto en el turismo y que sí puede generar cambios en las reglas de las exportaciones, por las especificaciones técnicas que se pueden implantar a la hora de establecer las relaciones comerciales. 

Nadal ha opinado que no se puede permitir una salida abrupta del Reino Unido y que el actual detonante de que no haya acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea es la frontera de Irlanda del Norte. No obstante, el dirigente popular ha augurado que posiblemente se zanje todo con un aplazamiento de la salida y un posible segundo referéndum. Nadal ha considerado, asimismo, que la Unión Europea ha jugado un papel decisivo y un papel fuerte con el Brexit. "Es un aviso a navegantes hacia el norte de Europa; un divorcio sin acuerdo no es un divorcio posible", ha concluido.

Sobre la tecnología, Díez ha augurado que España puede jugar un papel importante dentro de Europa si se mantienen tres reglas: sigue siendo un país atractivo por sus salarios bajos; el mercado ya no está en Europa, ha crecido y es más amplio, y debe hacer colaboración público/privada. Ha puesto como ejemplo el proyecto del Distrito Digital, impulsado por la Generalitat Valenciana, en Alicante. El colaborador de El País también ha asegurado que la energía solar es uno de los sectores económicos que más recorrido puede tener una vez eliminado el impuesto al sol. Por su parte, Nadal ha abogado por retener el talento y de esta manera, poder atraer inversiones tecnológicas.

Noticias relacionadas

next
x