X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

su ex líder ya está en el grupo de los no adscritos desde los primeros años de legislatura

El futuro de Ciudadanos por Benidorm se tambalea: Ripoll se marchará y Cabrillo se lo piensa

5/12/2018 - 

BENIDORM. Ciudadanos por Benidorm nació de la mano del concejal no adscrito Leopoldo Bernabeu, a quien echó su propio partido en los primeros años de la legislatura actual. Pocos meses después, el gobierno del PP se aliaba con los dos ediles que quedaban en el partido: Paquita Ripoll y Arturo Cabrillo. Ahora, parece que todo esto se desvanece y se divide en nuevos partidos que están por llegar. Eso sí, cuando las elecciones estén más cerca.

La más tajante es Ripoll. Aunque su aún compañero de partido tiene sus dudas, preguntada por los rumores sobre pasar al bando de los no adscritos, la edil de Bienestar Social aseguró a este diario que seguirá en el partido hasta que acabe la legislatura. Una vez terminada, iniciará una nueva andadura con un partido distinto al que no puso nombre en conversaciones con Alicante Plaza.

Según indicó la concejal, ha habido incompatibilidades que le han llevado a tomar la decisión. La que más ha sonado en las últimas semanas es la llegada de los nuevos asesores del grupo. Tras tres años con los mismos, en septiembre cambiaban a ambos por las nuevas caras del despacho. Como informó este diario, Nieves Alonso, ex del PSOE; y el miembro del Consejo Vecinal, José Antonio Lizancos.

Estos nuevos nombres habrían supuesto un punto y aparte para Ripoll, quien no se habría sentido involucrada en la elección de los mismos, e incluso estaría pidiendo que uno de ellos se cambiara por una persona de confianza que eligiera la regidora. Punto último que aún estaría en negociaciones, según afirmaron ambos ediles a este diario.

Así, la decisión de Ripoll es firme: "Yo tengo unas ideas y no estoy a gusto con las personas de este partido", comentó. De este modo, de los tres regidores que comenzaron la legislatura con CBM, dos de ellos está claro que abandonarán la marca, ya que Bernabeu ha empezado también su propaganda con Contigo.

El tercero en discordia es Cabrillo, actual concejal de Limpieza Viaria gracias al pacto con el PP. Su intención también es continuar con CBM hasta el final de la legislatura, y tomar una decisión en cuanto vean necesario. El movimiento vecinal les ha llevado a crear una plataforma: Somos Benidorm, que apunta a que será el partido con el que irán a las elecciones. Aunque este punto lo quiso confirmar el edil, ya que dijo no estar confirmado del todo que abandone el partido.

No obstante, las palabras que le dedica al grupo no dejan lugar a dudas: "CBM nació con una tara, que hace difícil que podamos presentarnos con el mismo nombre a las elecciones"

Noticias relacionadas

next