X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el banco sondea el mercado para decidir si vende también la rama promotora

El fondo Cerberus puja fuerte por Solvia tras hacerse con el ladrillo tóxico del Sabadell

18/11/2018 - 

ALICANTE. El fondo de inversión de origen norteamericano Cerberus está dispuesto a convertirse en el nuevo 'rey del ladrillo' español, en dura competencia con el también norteamericano Blackstone. Cerberus, que ya se hizo con un paquete de ladrillo 'tóxico' del Banco Sabadell con un valor nominal de 9.100 millones de euros el pasado mes de julio (con un descuento del 60%), ha presentado ahora la mejor puja por la división inmobiliaria del banco, Solvia, que el Sabadell puso a la venta a principios de otoño.

Según han explicado fuentes del mercado, el banco ya tiene sobre la mesa las ofertas de al menos tres inversores interesados en hacerse con su servicer inmobiliario. De entre todas, la que destaca es la del fondo norteamericano que ya le compró la mayoría de los activos 'heredados' de la CAM el pasado verano. Según las mismas fuentes, la entidad que preside Josep Oliu podría ingresar cerca de 400 millones de euros con la venta de su división inmobiliaria. En realidad, lo que está en venta es el negocio de Solvia, dado que la firma (domiciliada en Alicante) no tiene inmuebles en cartera, sino que comercializa los de terceros. Entre ellos, el propio banco, pero también la Sareb, fondos de inversión y particulares.

Más allá de la oferta económica, que según las fuentes consultadas es la mejor que ha llegado al banco, la venta a Cerberus tendría además el sentido de que el fondo ya es el propietario de una importante cartera de los inmuebles que comercializa Solvia, que sigue siendo el servicer del nuevo propietario tal como adelantó este diario en su momento. De esta forma, el fondo norteamericano sería el propietario tanto de los activos como de la empresa que los vende. En paralelo, Cerberus también puja por Altamira, el servicer del Santander, por lo que de adjudicarse las dos empresas se convertiría en el primer operador en el sector de la intermediación inmobiliaria en España.

El consejero delegado del banco, Jaume Guardiola, valoró el proceso de venta de Solvia el pasado miércoles en Alicante, a adonde acudió para clausurar una jornada sobre internacionalización de empresas organizada por la entidad en el Auditorio de su sede, en Óscar Esplá. Guardiola se limitó a confirmar, como ya hiciera en la presentación de resultados del tercer trimestre en octubre, que el banco "ha iniciado el proceso" de venta de su servicer, y al mismo tiempo que también "etamos haciendo los contactos para ver si tiene sentido hacer algún tipo de operación" con Solvia Desarrollos Inmobiliarios, la rama promotora de la firma.

En este caso, la venta sí que incluiría activos, ya que la rama promotora de Solvia sí tiene todavía una importante cartera de suelo en la que actúa en determinados casos directamente como promotor, y en otros se alía con promotores privados para impulsar desarrollos desde cero. Si en el primer caso el banco ha encargado el proceso a la consultora Alantra para que coordine la venta de Solvia, en el caso de Desarrollos Inmobiliarios es el banco de inversión Rothschild el que busca potenciales compradores, antes de decidir si compensa desprenderse del suelo y la promotora.

Noticias relacionadas

next