Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

análisisAP 

El foco vuelve al PSOE de San Vicente: al alcalde le dimiten tres miembros de la ejecutiva local

14/02/2020 - 

SAN VICENTE DEL RASPEIG. En la agrupación socialista de San Vicente del Raspeig siempre se transitó en tierras movidizas. Pasó en el pasado, con desafíos, escisiones y mociones de censura; pasó en el mandato más reciente, con dimisiones y turbulencias en el grupo municipal, y va camino de reproducirse de nuevo, a los pocos meses de iniciar otra legislatura. Ni siquiera los buenos resultados electorales en el 2019 -con tres victorias- y la elección de un nuevo secretario general, representado en la figura del alcalde, Jesús Villar, parecen haber llevado la tranquilidad a la calle Alfonso XIII.

Cuando todo parecía una balsa de aceite, más allá de algún reproche en las sesiones plenarias, ha trascendido que tres miembros de la ejecutiva local han dimitido en los últimos días. Se trata de Fernando Riera, Patricia Ferri y Elvira Castilla. La mayoría de ellos han alegado motivos personales, otros no. Hay quien se ha ido por diferencias internas.  Con anterioridad también presentó la dimisión la secretaria de Comunicación, Paz Castelló, otrora jefa de gabinete de la Alcaldía. Los motivos, en este caso, fueron otros, y eran evidentes. Entonces no hubo tanto debate soterrado.

Sin embargo, ahora parece que hay algo de run-run, aunque el alcalde y secretario general, Jesús Villar, resta importancia a las decisiones. El alcalde da por buenas las razones, las personales; otros sectores del partido ven falta de liderazgo, inacción en el área de Organización y una especie de dejadez por las funciones de determinados perfiles, más bien volcadas en la gestión municipal. El facebook del partido hace casi dos meses que no se actualiza. Sólo las Juventudes Socialistas parecen haber tomado algo de aire con la elección de la nueva secretaria general. Y en el fondo de todo, tras éstas renuncias, parece haber una nueva lucha de familias por hacerse de nuevo con control de una complicada agrupación local.

Actualmente, la agrupación tiene cinco sectores bien diferenciados. La corriente que ostenta la mayoría es la del actual portavoz en el ayuntamiento, José Luis Lorenzo. La otra gran facción, en militancia, es el grupo formado por el alcalde Jesús Villar. Hay militantes que sitúan Manuel Martínez como su estrecho colaborador, al que el alcalde podría haber recuperado para las labores orgánicas después de su dimisión y desaparición de todos sus cargos hace ya tres años. En este grupo de Villar también se encuentra la ex concejala de Policía Local Maribel Martínez y el ex diputado provincial Antonio Martínez, alias el AtómicoDespués estaría la corriente del ex portavoz Rufino Selva (actualmente Distrito Digital), que sigue manteniendo un número importante de afines.

Las otras dos corrientes restantes son la de los afines a Fernando Riera y Miguel Ángel Mora, que se han manteniendo con el alcalde en la ejecutiva hasta estos útimos días en las que Riera ha dimitido. Y por último, se halla el grupo de los antiguos sindicalistas de UGT de la fábrica de Cemento  comandados por Antonio Guijarro y el concejal Manuel Martínez Giménez, edil que municipalizó Radio San Vicente en la pasada legislatura y que finalizó como portavoz ante la renuncia de Maribel Martínez.

Por el momento, la ejecutiva del PSOE fue conformada por 18 miembros, y de momento, han dimitido cuatro, con lo que quedan 14. Nada parece ser preocupante de momento. Un turbulencia más, otra más. El PSOE sanvicentero está curtido en las ráfagas de viento, también en el poder. El problema es si el goteo no se detiene y se convierte, de nuevo, en vendaval. Y ahí el reside el problema: o Jesús Villar aprovecha las bajas para introducir nuevos perfiles y ejercer su autoridad, como le reclaman desde el PSPV, o en cambio si el sector de José Luis Lorenzo, con el veterano José Gadea, como principal aliado y colaborador, busca hacerle un jaque a la organización. El resto puede decantar la balanza, o anticipar los acontecimientos.

Noticias relacionadas

next
x