Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

dos diputados provinciales se vacunaron 

El efecto 'boomerang' de las 'vacunas': al PP le toca defenderse tras el fallo del protocolo de los sobrantes

18/01/2021 - 

ALICANTE. La polémica de los alcaldes del PSPV vacunados ha tomado otros derroteros.  Lo que parecía una ofensiva de Compromís, PP y Ciudadanos, y solicitudes de dimisión para los munícipes de El Verger, Ximo Coll, y su esposa, Carolina Vives, alcaldesa de Els Poblets, ahora ha adoptado un giro de 180 grados. La vacunación de Bernabé Cano, primer edil de La Nucía y diputado provincial de Deportes deja al PP con el pie cambiado. Ahora, debe defenderse. Pues a Cano no sólo se le acusa de trato privilegiado: recibió la vacuna como médico, pero no está en excedencia en el sistema público sanitario,  y de no solicitar la compatibilidad. Y en la tarde del domingo trascendió otro caso; el del diputado responsable del centro de salud mental Doctor Esquerdo, Juan Bautista Roselló, pero éste, según el PP, fue seleccionado por la propia Conselleria de Sanidad para ser vacunado. Roselló tiene su despacho en el propio centro y ya tuvo que hacerse una PCR para volver a su puesto de trabajo tras el verano. No sólo fue seleccionado él y el resto de pacientes y de personal sanitario, sino todo los operarios del centro, pues, a diferencia de un centro sanitario convencional, allí los pacientes no permanecen continuadamente en las habitaciones, sino que deambulan por las instalaciones. 

Así que el PP es consciente de que deberá hacer frente a las interpelaciones de PSPV y Compromís, como ya han hecho este domingo sus portavoces en la institución provincial, Toni Francés y Gerard Fullana, respectivamente. Los populares se han visto obligados a abrir a Cano un expediente informativo para asumir las conclusiones de la investigación que ha abierto Sanidad para conocer porqué Cano, al igual que los regidores de El Verger y Els Poblets, fue vacunado. Pese a ser médico, no le correspondía, aseguran desde la conselleria. Si ejerce como médico en el ámbito privado, como defiende el PP, debería vacunarse cuando se comience el proceso para ese grupo de profesionales,, previsiblemente, a finales de mes, afirman desde Sanidad.

Así, que en el PP asumen que el caso de Cano les descoloca en la ofensiva contra el PSPV, pese a los matices que pueda tener un caso y otro. Y, además, les obliga a defenderse pues, admiten, que los ataques irán dirigidos al presidente, Carlos Mazón, como ya ha ocurrido. 

No obstante, desde el PP consideran que si todo esto ha ocurrido, tanto para los alcaldes de un signo u otro, es que el protocolo de vacunación de la Conselleria de Sanidad ha fallado. Es decir, consideran que los técnicos sanitarios deberían saber con exactitud a quién hay que dispensar la dosis en caso de que sobren unidades y estén ya abiertas.

Noticias relacionadas

next
x