El Departamento de Salud de Alicante e Isabial estrenan un laboratorio de simulación clínica 

8/06/2021 - 

ALICANTE. El Departamento de Salud Alicante-Hospital General y el Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica (ISABIAL), en su apuesta por la innovación en Ciencias de la Salud, han creado un centro de simulación de vanguardia, que es único en el ámbito sanitario público de la provincia de Alicante.

Las instalaciones, que han sido acuñadas como SimIA Lab (laboratorio de simulación e innovación de Alicante), han supuesto una inversión aproximada de un millón de euros, procedentes de fondos FEDER.

“El laboratorio de simulación es un elemento estratégico para la formación de todos los profesionales, la mejora de la seguridad del paciente y de los profesionales, así como para la investigación y evaluación de nuevos modelos de atención sanitaria”, afirma el gerente del Departamento, Miguel Ángel García.

Y es que la progresiva complejidad de la práctica sanitaria hace imprescindible la actualización constante de conocimientos y habilidades (técnicas y no técnicas). En este sentido, “es el primer centro de simulación clínica de la provincia ubicado en un centro hospitalario, cerca de los profesionales, y además está dotado con equipos de última generación. Todo ello va a proporcionar a los profesionales sanitarios e investigadores un entorno seguro para el entrenamiento y para el desarrollo de investigación biomédica”, subraya el director general de la Fundación de la Comunitat Valenciana para la Gestión de ISABIAL, el doctor José Sánchez.

La simulación clínica es el conjunto de procesos dirigidos por personal experto a otros profesionales para el desarrollo de nuevas competencias, a través de escenarios que representan un contexto clínico similar al real. “Adaptar al entorno sanitario esta herramienta pedagógica, que se ha ido integrando en los últimos años en las prácticas universitarias, supone ir un paso más allá y facilitar un cambio cultural dentro del propio sistema sanitario. Así, además de instrumento para la formación multidisciplinar, otro de sus objetivos es el de la evaluación permanente de la efectividad de nuevas unidades o procesos que vayan a ponerse en funcionamiento”, apunta el doctor Sánchez.

Este espacio multiusos dispone de la última tecnología en simulación clínica. La inversión ha ido destinada a tres aspectos, que son la implantación de un sistema de gestión integral del laboratorio, la compra de simuladores orientados al entrenamiento de habilidades técnicas concretas y, por último, simuladores de alta fidelidad en los que se puede entrenar a equipos de alto rendimiento. Estos simuladores son modelos anatómicos hiperrealistas con los elementos tecnológicos más avanzados, que representan a adultos, embarazadas, menores, etc.

Cuenta con una sala de simulación en la que se pueden recrear diferentes espacios del hospital (un quirófano real completo, una sala de hospitalización o cuidados críticos, etc.) y “está equipada para que los profesionales se enfrenten a situaciones con las que se encuentran en el día a día, en un entorno que aporta seguridad, y mejorar sus habilidades técnicas y otras no técnicas y más difíciles de entrenar, como el trabajo en equipo, el liderazgo o la definición de prioridades”, destaca el doctor José Navarro, anestesiólogo y coordinador de SimIA Lab.

Como ejemplo, se pueden recrear situaciones de manejo de crisis (una parada cardiorrespiratoria, un politraumatismo…), que representan un reto para todos los profesionales, “ya que pueden llegar a generar un bloqueo cognitivo. El profesional sabe hacerlo, pero no puede aplicarlo por el propio estrés de la situación, puesto que el tiempo y la secuencia de las acciones que se realizan pueden determinar que un paciente sobreviva o no”, continúa Navarro.

En la sala de debriefing “se lleva a cabo una conversación de aprendizaje, en la que se profundiza en las razones por las cuales los profesionales deciden realizar una acción u otra. Todo ello facilita al participante de la simulación darse cuenta por sí mismo de las acciones en las que puede mejorar”, señala.

Todo este entrenamiento repercute en acortar el tiempo de aprendizaje, reduce el estrés generado en un ambiente real, minimiza los errores y, “en definitiva, aporta mejoras a la práctica clínica, porque las experiencias y habilidades que adquieren serán utilizadas en la atención al paciente”, remarca el doctor Navarro.

El laboratorio aspira a convertirse en un servicio más del Departamento, que pueda canalizar las necesidades de mejora en la seguridad de pacientes y profesionales de cada uno de los servicios que pertenecen al mismo, y progresivamente ir dando servicio a las necesidades de formación e investigación al resto de Departamentos de Salud de la provincia de Alicante.

Además, este centro contará en un futuro con un Área de simulación clínica avanzada de realidad virtual para la detección precoz y el tratamiento de pacientes con deterioro neurocognitivo, daño cerebral y otras enfermedades neurológicas.

 

Noticias relacionadas

next
x