Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tribuna  / OPINIÓN

El coronavirus altera la logística mundial

14/02/2020 - 

La aparición del coronavirus en China y su expansión en la escena mundial está teniendo una gran incidencia en la salud de multitud de personas, pero también en la economía globalizada. En estos días son ya más de 31.000 los casos registrados con más de 800 fallecidos (supera la cifra de 774 fallecidos que entre 2002 y 2003 dejó el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave -SARS-). La mayor parte de los casos se concentran en la ciudad de Wuhan, pero el virus se ha extendido a más de 25 países, cifra que sigue creciendo cada día.

Es difícil conocer con exactitud la trascendencia de este suceso en el comercio internacional. Si se tiene en cuenta que China encabeza la lista de las principales economías globales con una gran presencia en el comercio marítimo mundial, se puede asegurar que las consecuencias económicas van a ser muy importantes y se van a sumar a las que ya estaba provocando la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La provincia de Alicante, como España y Unión Europea en su conjunto, tiene una intensa relación comercial y humana con China. Es su principal proveedor ya que se importan de ese país productos por valor de más de 1.000 millones de euros al año, lo que representa casi una cuarta parte de todas las compras internacionales que realiza el territorio; mientas que se exportan a esa nación algo más de 110 millones de euros (el 2,2% del total).

Hasta el momento la Organización Marítima Internacional no ha puesto ninguna restricción al tráfico marítimo de mercancías entre China y el resto del mundo, pero el brote ha coincidido con la celebración del Año Nuevo Chino, por lo que las autoridades han sugerido ampliar el período festivo hasta el día 10 de febrero o directamente hasta el día 17.

Es obvio que las medidas preventivas adoptadas tienen una gran incidencia en el movimiento de personas y han paralizado buena parte de la industria china, situación que, si se mantiene mucho tiempo, la cadena internacional de suministros estaría en riesgo. Con respecto al tráfico aéreo, algunas compañías han aplicado restricciones al pasaje, por lo que consecuentemente, la capacidad de carga aérea se verá reducida considerablemente. Las consecuencias para el crecimiento de una de las economías más pujantes del plantea no se han hecho esperar: la consultora Oxford Economics considera que la economía de China crecerá menos del 4% en el primer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior y augura un crecimiento promedio de 5,6% para todo el ejercicio.

En este escenario de alarma mundial las autoridades internacionales han instado a todos los miembros a adoptar las pautas a seguir, con el objetivo de evitar mayores restricciones aéreas o, incluso, cierres innecesarios de puertos que generan el 90% del comercio mundial, que afectaría al transporte de medicamentos, así como alimentos y combustible, entre otros.

En todo caso, el Gobierno chino ha dado instrucciones a sus organismos y empresas, incluidas navieras y aerolíneas, para que emitan certificados de fuerza mayor por retrasos y/o cancelaciones de sus operaciones que ocasionen perjuicios en el comercio internacional si el cargador o receptor así lo solicita.

En estas circunstancias de incertidumbre y de falta de información certera se hace más relevante la labor de las empresas transitarias. Debemos seguir trabajando para dar a los empresarios las mejores soluciones a las exportaciones e importaciones en el cambiante entorno internacional actual. Es clave que aportemos toda la información actualizada de los posibles impactos en las operaciones logísticas de la cadena de suministro tanto en China como en todo el mundo.  

Marisa Moreno es socia directora de Illice Universal Logistics 


Noticias relacionadas

next
x