X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

excluye a los que prestan servicios básicos de alimentación o sanidad

El comercio de Alicante recomienda el cierre patronal para frenar el coronavirus

13/03/2020 - 

ALICANTE. El pequeño comercio de la provincia de Alicante se suma a las medidas preventivas puestas en marcha en distintos sectores para prevenir el contagio del coronavirus. Y la medida sí puede ser de calado para la vida diaria de los ciudadanos (y los propios comerciantes). Mientras se prevé que los supermercados y grandes superficies mantengan la cadena de suministro, la principal asociación del sector en la provincia, Facpyme, acaba de recomendar a sus asociados que lleven a cabo un cierre patronal indefinido "por responsabilidad social y en solidaridad con la ciudadanía", según fuentes de la asociación.

La asociación más importante del sector por volumen de asociados (aglutina más de cuarenta sectoriales y más de 10.000 comercios de la provincia) ha remitido un comunicado en el que recomienda "a todo el sector comercial de la provincia de Alicante a un cierre patronal por responsabilidad social y solidaridad ciudadana". Facpyme es consciente de lo que supone esta "dura decisión traumática" para un pequeño empresario, en su mayoría autónomo y empresas familiares, "pero es una determinación de emergencia social ante esta grave crisis mundial. Si queremos superarla lo antes posible, es vital tomar este tipo de medidas de prevención", señala el comunicado.

Con ello Facpyme quiere sumarse a la iniciativa que otros sectores solidarios "seguro que van a adoptar o han adoptado ya en sus empresas. Nuestra prioridad es no contribuir a la propagación del virus y velar por la salud de nuestros trabajadores". Esta "meditada" recomendación excluye a aquellas empresas que prestan un servicio básico para los ciudadanos en cuestiones como el abastecimiento de productos alimenticios o servicios médicos como farmacias o clínicas dentales, indican las fuentes.

Asimismo, la federación de comerciantes reclama a "las distintas administraciones públicas medidas económicas contundentes, valientes y ajustadas a cada situación dependiendo del sector económico afectado por esta grave situación de emergencia social. Estas deben ser ágiles en su ejecución y realistas a esta coyuntura de las pymes y microempresas de este país". También defienden el peso del turismo y consideran que "tenemos la obligación de intentar salvar, ayudar y rescatar, si fuera necesario, a las empresas hoteleras, hosteleras y comerciales como necesaria oferta complementaria a los que nos visitan". "La Semana Santa ya está perdida pero, no olvidemos, que el verano está a la vuelta de la esquina".

También reclaman a las distintas entidades financieras que "arbitren condiciones ajustadas y favorables a la situación por la que vamos a atravesar todas las empresas. Tienen que ser conscientes de la grave situación y dar ejemplo de responsabilidad social contribuyendo también para salir cuanto antes de esta grave situación económica. Todas han ganado mucho dinero, tanto de empresas como de particulares y es en estos momentos cuando tienen que demostrar también su responsabilidad y solidaridad".

Por último, "apelamos a la responsabilidad que tienen los distintos medios de comunicación, como servicio público al ciudadano, para que contribuyan también a ofrecer una información precisa, veraz y responsable a todos intentando no crear una alarma social desproporcionada a la realidad de cada momento que seguro va a ser cambiante".

Noticias relacionadas

next
x