Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

JORNADA MOMAD SHOES

El calzado pone el foco en Latinoamérica: buscan convertir sus índices de crecimiento en ventas

La próxima edición de MOMAD Shoes volverá a contar con un plan de compradores para facilitar que clientes de América Latina visiten la feria de calzado.

4/05/2017 - 

ELCHE. El calzado se ha puesto como objetivo potencial a medio y largo plazo la apertura de nuevos mercados en Latinoamérica teniendo en cuenta los índices de crecimiento y el aumento progresivo de las clases medias en países como Chile, Colombia, México y Perú.

En este sentido, el presidente de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), José Monzonís, ha señalado que el Fondo Monetario Internacional ha pronosticado para estas zonas unos índices de crecimiento que rondan entre el dos y el cuatro por ciento para los próximos tres o cuatro años y, por tanto, entiende que el calzado español “puede tener buenas y nuevas oportunidades de mercado” en esos países.

De hecho, en México el calzado de piel español tiene una cuota de penetración de mercado del 10%. Estas cifras son “importantes” para Monzonís quien añade que aunque en el resto de países la cuota de mercado no es tan elevada “no los podemos perder de vista como objetivos”.

Para avanzar al respecto, el plan de compradores que volverá a llevarse a cabo durante la próxima edición de la feria MOMAD Shoes de Madrid se va a centrar en atraer a clientes latinoamericanos con el fin de que visiten la feria, conozcan de cerca las colecciones de las empresas españolas de calzado y poder cerrar acuerdos de negocio.

“Son mercados donde los canales más tradicionales multimarca no están tan desarrollados, tienen grandes compradores pero limitados en número y con gran capacidad de compra y es muchísimo más eficiente traerlos a la feria en lugar de acudir a sus eventos locales y, para ello, es importante contar con una buena oferta expositora en MOMAD”, apunta el presidente de FICE.

En la anterior edición participaron 13 grandes compradores de Latinoamérica y para septiembre se espera aumentar esa cifra en un 20%.

Por su parte, el director de MOMAD Shoes, Jaime de la Figuera, ha afirmado que la cuarta edición de la feria será la de consolidación del certamen y ha añadido que se va a potenciar el retail y dentro de la estructura de la feria han creado la figura del retail manager para identificar y entender mejor sus necesidades tanto nacionales como internacionales junto a las acciones de dinamización de la feria.

“Las ferias nos transformamos en espacios experienciales y tiendas efímeras durante tres días y trabajamos para que la percepción de los visitantes sea de una propuesta de calidad y que las experiencias mejoren”.

La próxima edición de MOMAD Shoes se desligará del textil por cuestiones de fechas, se celebrará del 22 al 24 de septiembre, tras la MICAM de Milán y se volverá a realizar de viernes a domingo con la intención de que perdure en el tiempo ya que en la última edición (de sábado a lunes) las visitas se concentraron en sábado y domingo por la mañana mientras que el domingo por la tarde y el lunes la afluencia de visitantes fue muy baja.

El director de MOMAD Shoes ha realizado estas declaraciones con motivo de una jornada de trabajo, celebrada en la sede de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (AVECAL), donde se ha analizado el mercado de la moda y el canal multimarca.

Reinvención y adaptación

La redactora jefe de la revista Modaes.es, Iria Pérez, ha señalado que “se ha producido una transformación total en el sector y que las empresas deben adaptarse y acostumbrarse a vivir” en ese escenario que se podría representar con la imagen de una montaña rusa: “no sabemos cuál es el giro que va a venir después, no solo en moda sino que hay acontecimientos globales muy inesperados como el Brexit o la elección de Trump, es un nuevo escenario y tenemos que acostumbrarnos a vivir en ciclos cortos”.

Para ello, continúa Pérez, “también hace falta nuevos perfiles directivos, diversificar más la internacionalización, diversificar el aprovisionamiento… en definitiva, transformarse y acostumbrarse a vivir en este proceso constante de adaptación”.

En cuanto al canal multimarca, Iria Pérez ha recordado que hace años el canal multimarca tenía un peso muy grande en las ventas españolas de moda, alrededor del 60%, pero “con la crisis y la aparición de nuevos operadores muy grandes tuvo que adaptarse y ahora está en un 20% que sigue siendo un peso muy relevante y más en la línea de otros países de Europa. Con la aparición de nuevos canales como internet y el dominio de grandes cadenas está claro que el canal multimarca también tiene que adaptarse y vivir en este contexto al igual que toda la moda”.

Noticias relacionadas

next
x