X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto con un presupuesto de dos millones

El bipartito rechaza las peticiones vecinales por su coste y encarrila la obra del parque del PAU 2

3/07/2019 - 

ALICANTE. El proyecto para la construcción de una zona verde de 20.000 metros cuadrados en el PAU 2 o Nuevo San Blas queda listo para que pueda licitarse la ejecución de sus obras prácticamente con las mismas características trazadas de inicio desde la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, tras superar su fase de exposición al público. 

El equipo de Gobierno, compuesto por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), desestimó este martes, en Junta de Gobierno, las alegaciones formuladas por la asociación de vecinos del barrio y por el exportavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, al concluir que las modificaciones y aportaciones planteadas supondrían "un importante sobrecoste económico en la ejecución del proyecto y su mantenimiento", según el informe técnico emitido por el Servicio de Estudios y Proyectos de la Concejalía de Urbanismo.

La ejecución de la nueva zona verde, junto a la avenida Isla de Corfú, supone un desembolso de más de 2 millones, después de que se incluyese una primera modificación y ampliación de la propuesta inicial, por un importe de cerca de un millón, en la que se incorporaban varias de las peticiones formuladas por los residentes del entorno.

Así, los técnicos del departamento de Urbanismo sí vuelven a incorporar ahora algunas de las sugerencias formuladas por la asociación vecinal del barrio y por el líder de Guanyar, como las mejoras en la seguridad de los juegos infantiles, la inclusión de señalética y carteles informativos, el aumento del arbolado y las zonas de sombra, así como el incremento del mobiliario urbano y la mejora de las calidades en los pavimentos de algunas zonas. Sin embargo, sólo se acepta el resto de sugerencias formuladas como posibles añadidos que podrían abordarse en el futuro -como la introducción de un sistema de riego con agua regenerada-, en la medida en que no quedan excluidas mediante la ejecución del proyecto original.

Con todo, sí se descarta una de las peticiones formulada por Guanyar para que el parque pudiese asimilarse al Parque inundable de la Marjal, mediante la introducción de una lámina de agua y la introducción de un circuito permanente de recirculación de su caudal. Los técnicos consideran que esa propuesta no es viable porque el Parque de La Marjal responde a un concepto distinto, puesto que está concebido "como un tanque antitormentas que resuelve una problemática concreta de su ubicación".    

Noticias relacionadas

next
x