Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

responsabiliza del problema a psoe, guanyar y compromís

El bipartito de Alicante acata la sentencia del ruido e impedirá más 'pubs' en el Centro

15/11/2019 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, compuesto por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), asume la sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 4 de Alicante que da la razón a la Asociación de Vecinos del Centro Tradicional y se compromete a activar los trámites para declarar Zona Acústica Saturada (ZAS) el entorno de la calle Castaños: el epicentro del fenómeno conocido como tardeo. La respuesta del bipartito conlleva que la resolución judicial adquirirá firmeza en el plazo de 15 días, ya que PP y Cs renuncian a presentar recurso. 

Eso sí, las dos fuerzas deciden aceptar el fallo no sin antes atribuir gran parte del problema generado por la proliferación de locales de hostelería y ocio al periodo de mandato del tripartito que conformaron PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís entre junio de 2015 y noviembre de 2017, pese a que, en realidad, ya entonces sí se trató de activar varias medidas para regular la instalación de más locales de ocio y para evaluar el nivel de ruido asociado a su funcionamiento. Entre ellas, por ejemplo, la instalación de la red de sonómetros impulsada desde la Concejalía de Medio Ambiente, bajo la dirección del edil de Guanyar, Víctor Domínguezque ha resultado imprescindible en la demanda presentada por el colectivo de residentes. O los intentos promovidos desde la Concejalía de Ocupación de Vía Pública y Urbanismo para acordar planes de ordenación de veladores, durante la etapa en la que las competencias recaían en el edil Miguel Ángel Pavón. Con todo, esa regulación no se llegó a implantar por la división interna que imperaba en el seno del equipo de Gobierno y, en concreto, entre PSOE (que contaba entre sus asesores con el exportavoz de la Asociación de Locales de Ocio de Alicante, Lalo Díez) y Guanyar.        

Por partes. En primer lugar, el cumplimiento de la sentencia. Según han confirmado este viernes fuentes municipales a través de un comunicado, el concejal responsable de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Cs), y el de Ocupación de la Vía Pública, Manuel Jiménez (PP), iniciarán de inmediato "los trabajos destinados a la creación de una Zona Acústicamente Saturada en el área comprendida por las calles Castaños, San Ildefonso, López Torregrosa, Artilleros, Rambla Méndez Núñez, Pascual Pérez, Teatro, Teniente Álvarez Soto, Bailén, Gerona y San Francisco, en cumplimiento de la sentencia". 

El bipartito considera que la resolución va en la línea de los trabajos ya iniciados por la actual corporación "y que no se van a detener y que buscan compatibilizar el derecho al descanso con la oferta de ocio que una ciudad como Alicante tiene que dar a sus vecinos y visitantes", según incide el comunicado. Dichos trabajos son el impulso a una batería de medidas contra el ruido entre las que figuran la puesta en marcha de una unidad policial específica para controlar los niveles sonoros en las calles del Centro; la reordenación de los veladores para reducir entre un 5 y un 10% su porcentaje de ocupación en las calles peatonales; y la delimitación de distancias entre los locales con ambientación musical, por ejemplo. 

Tanto Pérez como Jiménez han manifestado, a través del mismo comunicado, que "el deterioro que ha sufrido el Centro Tradicional por los problemas de ruido es fruto de la inacción del tripartito de izquierdas, que durante los tres años que gobernó la ciudad no tomó ni una sola medida para solucionar el problema". "Lejos de eso, el gobierno de izquierdas propició la falta de control sobre este problema al tomar decisiones como la supresión de la Unidad Fox, lo que contribuyó a agravar más la situación", han añadido.

PP y Cs descartan recurrir el fallo y reprochan al tripartito su inacción frente al problema, sin considerar la instalación de la red de sonómetros o los intentos de reordenación de los veladores   

En segundo lugar, en alusión al nuevo plan de medidas contra el ruido, el bipartito ha incidido en que en ese paquete de iniciativas prevé establecer un mayor control de los veladores con la reordenación de los espacios asignados de entre un 5 y un 10%; la prohibición de nuevas aperturas de pubs y discotecas, el incremento del control sobre los bares con hilo musical y la creación de una unidad especial de policía de Aperturas y Disciplina Urbanística, ya operativa, que vela por el cumplimiento de las ordenanzas municipales las 24 horas de los 365 días del año.

Según el comunicado, la Unidad Fox ha realizado en los últimos doce meses 9.894 inspecciones de veladores; ha impuesto 518 actas por infracción a la ordenanza, y ha notificado 359 expedientes de sanción. Con respecto al botellón, se han levantado 3.761 actas actas por consumo de alcohol en vía publica; 582 actas por consumo de drogas en vía publica; 253 actas por miccionar en vía publica; 34 actas por permitir el consumo en vía publica; y 29 actas por venta de alcohol fuera de horario.

Así, las mismas fuentes insisten en que desde la Unidad de Aperturas y Disciplina Urbanística, se vienen realizando inspecciones a todos los establecimientos públicos, espectáculos y actividades recreativas, para determinar la adecuación de estos a la normativa vigente en materia de seguridad e higiene de las instalaciones, tanto para actividades de nueva apertura, transmisión de licencia y seguimiento de las ya autorizadas. "En una de estas últimas inspecciones se levantaron actas de infracción a dos locales del centro por superar el aforo y permitir la entrada de menores de 16 años a sus establecimientos, cuando está totalmente prohibido por ser establecimientos que sirven bebidas alcohólicas", recalcan. 

Y, en tercer lugar, según el comunicado, "todas estas medidas para garantizar la compatibiliad del ocio con el descanso de los vecinos se continuarán aplicando y serán complementarias a las que se introduzcan con la declaración de Zona Acústicamente Saturada".

Las iniciativas precedentes y las reacciones políticas 

Lo cierto es que en el pleno del Ayuntamiento de Alicante se han debatido al menos dos iniciativas distintas con las que se solicitaba que se acordase la declaración del centro como zona acústica saturada. En concreto, el grupo municipal de Esquerra Unida (EU) promovió una moción en ese sentido en el pleno de noviembre de 2013, bajo el mandato de la popular Sonia Castedo. En ese momento, según han precisado fuentes de EU, "la moción fue tumbada por los 19 votos conjuntos de PP (18 votos) y UPyD (uno). Entre esos 19 votos, según las mismas fuentes, figuraba el del actual alcalde, Luis Barcala, entonces como concejal del equipo de Gobierno. En aquella ocasión, el grupo socialista votó a favor de la moción que, no obstante, quedó rechazada. 

La segunda votación se produjo en diciembre de 2017, un mes después de la ruptura del tripartito. Esta segunda propuesta partió del grupo municipal de Guanyar, durante el mandato en solitario del PSOE con Gabriel Echávarri al frente. En ese momento, la moción también fue rechazada con los 15 votos conjuntos de PP (8 votos, entre ellos, otra vez el de Barcala), PSOE (6) y la tránsfuga Nerea Belmonte. Por su parte, los tres concejales de Compromís votaron a favor junto a los 5 ediles de Guanyar; mientras que los cinco representantes de Cs y el edil no adscrito, Fernando Sepulcre, se abstuvieron.

Sea como fuere, la sentencia conocida este viernes también ha propiciado reacciones de parte de los grupos que ejercen funciones de oposición, como Compromís, que votó a favor de esa segunda iniciativa. Su portavoz municipal, Natxo Bellido, ha señalado que "entendemos la sentencia que da la razón vecinos entorno a los problemas de convivencia del centro tradicional. Recordamos que ya en diciembre de 2017 nos sumamos y votamos a favor de una proposición de Guanyar pidiendo que se pusiese la zona ZAS porque no había otra manera de poder equilibrar este conflicto". 

Así, ha añadido que "ahora el equipo de gobierno de la derecha, el Partido Popular que votó en contra, debe reaccionar y de poner los mecanismos que pida la sentencia para garantizar que no se sobrepasan los niveles de ruido que son esenciales para una buena convivencia en esta zona de la ciudad".

El portavoz municipal de Unides Podem EU, Xavier López, también se ha manifestado al respecto para recordar, precisamente, la iniciativa formulada por Guanyar en diciembre de 2017 "para que se declarase la ZAS porque era la única solución a este conflicto entre hosteleros y vecinos y ahora la justicia nos ha dado la razón, por lo que esperamos que el PP, que es tan defensor de las sentencias, acate esta cuanto antes y cumpla con la proposición de Guanyar a la que en su día votaron en contra".   

Noticias relacionadas

next
x