Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

necesitarán un permiso específico, mientras que los actos de más de 50 deberán ser notificados

El Ayuntamiento requerirá que las reuniones de más de 150 personas cuenten con una autorización

13/08/2020 - 

ELDA. El Ayuntamiento de Elda, en cumplimiento con la Resolución de 17 de julio de 2020 de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, regulará los eventos populares y reuniones privadas como medida preventiva para frenar los contagios y transmisiones por coronavirus que puedan tener lugar en encuentros sociales y familiares.

"Teniendo en cuenta que el principal foco de rebrotes del virus está siendo de origen social o familiar vemos necesario recordar la nueva normativa de contención, que se aplicará para la seguridad sanitaria de nuestros vecinos y vecinas", ha explicado el concejal de Seguridad Ciudadana, Enrique Quílez. El Consistorio eldense ha informado de que, de conformidad con esta normativa, los eventos y encuentros, tanto de carácter popular como privado, que tengan una asistencia prevista de más de 50 personas deberán ser comunicados a la autoridad municipal. Para ello, se deberá cumplimentar el modelo de declaración responsable que estará disponible en la web municipal, con una antelación mínima de 24 horas previas a la realización del acto. Además, si la previsión de afluencia supera las 150 personas será necesario contar con autorización municipal, que deberá solicitarse, al menos, 15 días hábiles antes de la realización del mismo y que se resolverá "en base a la situación epidemiológica del momento", explican desde el Consistorio eldense.

Tanto la puesta en conocimiento de los eventos de más de 50 personas, como la solicitud de autorización municipal en aquellos casos donde se superen los 150 asistentes, deberán presentarse por registro, a través de sede electrónica, en el caso de personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica, y bien por sede electrónica o de manera presencial con cita previa, en el caso de personas físicas. En el caso de que, además, el acto tenga lugar en la vía pública, deberá realizarse la solicitud de ocupación de vía pública, como es habitual.

También los actos o eventos realizados deberán adoptar las medidas de seguridad recogidas en la legislación vigente, indicadas por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, como el límite de personas participantes del 75% del aforo del espacio, la señalización de los lugares donde pueden situarse las personas participantes y los que deben permanecer libres para garantizar la distancia interpersonal, la distancia interpersonal de metro y medio y el uso obligatorio de mascarilla higiénica o quirúrgica, en ningún caso provistas de válvula exhalatoria, además de facilitar a las personas asistentes geles hidroalcohólicos desinfectantes y el establecimiento de un protocolo de limpieza y desinfección en el lugar del evento.

La 'excepción' en la hostelería

Desde el Ayuntamiento se ha indicado que, además, deberá implementarse un sistema de registro e identificación de los participantes que incluya información de contacto para las autoridades sanitarias si así lo requiriesen, cumpliendo en cualquier caso con las normas de protección de carácter personal, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. En el caso de los actos o eventos realizados en locales de hostelería, bares o restaurantes, no será necesario realizar la puesta en conocimiento o solicitud de autorización municipal, sino que se deberá cumplir con la normativa específica para estos locales.

"Apelamos a la responsabilidad social en el cumplimiento de todos los protocolos, no solo por evitar las sanciones económicas, sino por la seguridad de todos los asistentes, con la colaboración de todos lograremos minimizar la expansión del virus", ha insistido el concejal. Desde la Policía Local se llevará a cabo un control de dichos eventos y acontecimientos para asegurar el cumplimiento de la normativa vigente, según se recoge en las medidas adoptadas por el Gobierno Valenciano. En el caso de su incumplimiento, se consideraría infracción grave, con multas desde los 601 a los 30.000 euros. Además, si en el acto se hallan presentes menores de edad y/o personas mayores de 65 años sería muy grave, con una multa que puede llegar a los 60.000.

Noticias relacionadas

next
x