X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cálculos sobre la asamblea de listas del miércoles

El aparato confía en decidir los ocho primeros puestos de la candidatura de Sanguino

5/03/2019 - 

ALICANTE. A dos días de que los militantes del PSPV-PSOE de Alicante tengan la oportunidad de elegir a las personas que formarán parte de sus candidaturas electorales (municipales, autonómicas, generales y europeas), la única certeza absoluta que sigue existiendo es que el director del Teatro Principal, Paco Sanguino, será el alcaldable con el que el partido tratará de recuperar el timón de la segunda ciudad de la Comunitat en peso demográfico. Sobre el resto, solo existen hipótesis basadas en los resultados de aquel primer test que deparó la elección del propio Sanguino como cabeza de cartel. Entre todas esas hipótesis, con números sobre la mesa, figura la confianza del aparato en poder decidir al menos los ocho primeros nombres del cuerpo de la candidatura local.

Como informó Alicante Plaza, la votación sobre el candidato se saldó con un 54% de los votos a favor de Sanguino. La primera conclusión que se extrajo entonces es que ese porcentaje legitimaba al aspirante teóricamente apadrinado por la cúpula del PSOE en todos sus escalones: las direcciones nacional, regional y local (aunque se dio la circunstancia de que el denominado sector sanchista -a priori el más próximo a la dirección federal- también concurría con José Asensi como candidato propio). Ahora, con ese porcentaje de apoyos, el sector que controla la ejecutiva local -alineado en torno a su secretario general, Miguel Millana, y al exsenador Ángel Franco-, considera que tendrá la capacidad de decidir la composición de la parte alta de la lista, de común acuerdo con el propio alcaldable y con la anuencia de la dirección autonómica del partido. 

Así, se aspira a conformar una candidatura integrada por la jefa de Gabinete de la Conselleria de Sanidad, Trini Amorós, como número 2; por el actual edil y diputado provincial Carlos Giménez como número 3; por la asesora municipal Lara López, como número 4; y por el actual secretario de Organización, Pedro Ródenas, como número 5. Para los puestos 6, 7 y 8 se estarían barajando todavía varias opciones, entre las que podría figurar el nombre de Ignacio González: otro militante vinculado al sector mayoritario de la agrupación que viene trabajando en el área de educación de la ejecutiva local, según las fuentes consultadas. 

A partir del 9 puesto, según las mismas fuentes, todo permanecería más abierto, sujeto a las propuestas alternativas que puedan presentarse por las otras sensibilidades que conviven en la agrupación o por cualquier otro militante que solicite su inscripción en el proceso. En todo caso, la aspiración con la que se trabaja en la ejecutiva local es la de armonizar la composición definitiva con el concurso de Sanguino, de la ejecutiva provincial, de la regional y de la nacional.

Como viene informando este diario, en la asamblea de listas se plantearán dos propuestas de nombres, una de hombres y otra de mujeres, ordenados de manera alfabética. La ejecutiva local asumirá todas las inscripciones que se registren para conformar esos listados y, después, cada afiliado deberá marcar, los 29 nombres que considere que deben formar parte de la lista, de modo que se escogerán aquellos que reciban más apoyos y se reordenarán en una candidatura paritaria en cremallera.                   

Por el momento se desconoce si el sector sanchista o el equipo que apoyó la candidatura de la portavoz municipal Eva Montesinos podrían promover la inscripción de personas afines con el propósito de que pudiesen quedar incorporados a la lista definitiva. Las fuentes consultadas apuntaron que entre las dos corrientes sí se ha producido al menos algún tanteo para sondear opciones, pero no ha trascendido si ha podido alcanzarse algún acuerdo de apoyo recíproco para votar a los posibles aspirantes que pudiesen postularse desde los dos bloques. 

En la votación para elegir al candidato, los dos grupos lograron el 45% de los votos de los militantes: Asensi, un 26%; y Montesinos, un 19%. Una posible alianza entre ambos tendría posibilidades para influir en la confección de la lista, pese a que, después, el propio candidato pudiese plantear una reordenación entre los elegidos.

Noticias relacionadas

next