X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la generalitat declinó pujar y ahora está en manos del juzgado

El administrador concursal pide 3,2 millones por el 'esqueleto' del Instituto del Mármol de Novelda

10/10/2019 - 

NOVELDA. Si la Generalitat quisiera recuperar el edificio del Instituto del Mármol de Novelda, como pretende el Ayuntamiento de Novelda, para dedicarlo a acoger empresas del Distrito Digital, debería, cuando menos, desembolsar 3,2 millones de euros. Esa es la cifra con la que fue valorado el esqueleto del edificio, ubicado en el polígono industrial de El Fondonet de Novelda, por el administrador concursal del Instituto Tecnológico de la Construcción, Aidico, que es la institución privada, pero financiada con fondos públicos, que impulsó el edificio para la industria del sector del mármol del Valle del Vinalopó.

Sin embargo, que la Generalitat se pueda hacer finalmente con esa parcela no es un camino fácil por la maraña burocrática que hay detrás, además de cómo acabe el procedimiento judicial concursal de Aidico, finalizado en junio de 2019.

Según ha podido saber Alicante Plaza, la Generalitat ya tuvo la oportunidad de hacerse con su propiedad, pero la operación no llegó a cristalizar. Entonces, en 2016, con el inicio del proceso de liquidación de Aidico, el administrador concursal solicitó al IVACE que ejerciera el derecho de accesión sobre el edificio en construcción por un importe de 3.201.406 euros, pero las razones que se desconocen, el Gobierno valenciano finalmente no autorizó la operación. 

¿Por qué se le ofreció al IVACE? Hay que retrotraerse a la larga historia del proyecto para las razones. En primer lugar, porque el propietario original del suelo, el Ayuntamiento de Novelda, se lo cedió al entonces IMPIVA, hoy IVACE. Y en segundo lugar, porque ese suelo nunca fue incorporado por AIDICO a su relación de bienes. Aunque se inició el proceso, se promovió por parte de IMPIVA la constitución de un derecho de superficie de la parcela a favor de AIDICO que nunca llegó a culminar. Por esta razón, el titular del suelo sigue siendo la Generalitat y es quien, una vez sentenciado el proceso del concurso de acreedores, podría adjudicarse el bien, si es que así lo considera de nuevo. No obstante, conviene recordar que hubo un proceso de venta abierto hasta 2015, pero nadie pujó por el edificio.

El acuerdo que regular esa cesión se firmó en diciembre de 2009. Entonces participó el Ministerio de Ciencia, que aportó el 70% de los fondos; la Generalitat Valenciana, que aportó el otro 30% y el AIDICO. Las tres instituciones participaban en la selección y ejecución del proyecto de construcción del Instituto del Mármol y su equipamiento: AIDICO era el beneficiario de los fondos para su ejecución y se fijó el 31 de diciembre de 2012 como fecha límite para la construcción del edificio. 

Sin embargo, los problemas económicos de la crisis obligaron a paralizar el proyecto el verano de 2010 y cuatro años más tarde, en 2014, AIDICO se declaró en concurso de acreedores.En estos momentos, el edificio está construido al 55%: cuando se paralizaron las obras se argumentó que se estaban a la espera de la segunda parte del convenio que debía aportar el Gobierno central, algo que nunca llegó. 

Como publicara Alicante Plaza, el Ayuntamiento de Novelda ha pedido la reversión del suelo con el fin de que el edificio recaiga en sus manos y se pueda ceder a la Generalitat para destinarlo al Distrito Digital, o que la propia Generalitat le dé ese uso, pero todo ello está en manos del fallo final del concurso de acreedores. 

Noticias relacionadas

next
x