compromís exige la retirada del decreto 

Educación eliminará los criterios que discriminen por origen, raza o situación social en la admisión

Foto: KIKE TABERNER
11/06/2024 - 

VALÈNCIA (EP). La Conselleria de Educación eliminará o modificará los criterios de los centros educativos para otorgar su punto extra en el proceso de admisión de alumnado del próximo curso escolar que "discriminen por razón de origen, de religión o de cualquier otra circunstancia social".

Así lo ha aseverado el secretario autonómico de Educación, Daniel McEvoy, quien ha recalcado que, "evidentemente, los criterios que se han detectado que pueden contravenir la norma van a ser eliminados o cambiados y no va a haber absolutamente ningún problema".

La decisión de la administración educativa, adelantada por Las Provincias, llega después de que la Confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la Comunitat Valenciana Gonzalo Anaya presentara una queja al Síndic de Greuges por "diferentes discriminaciones que permite la Conselleria de Educación con el nuevo decreto y orden de admisión que dota de un punto la circunstancia específica en la baremación de la solicitud de plaza".

Entre otros criterios denunciados por las AMPA figuran los de haber nacido en la Comunitat Valenciana, asistir a actividades parroquiales o ser familiares de exalumnos.

Al respecto, McEvoy ha señalado que la Conselleria "ha pedido a los centros, tanto públicos como privados concertados, que comunicaran cuáles eran los criterios que pensaban aplicar". "Y nosotros, en un ejercicio de transparencia, los hemos ido publicando conforme los íbamos recibiendo, pero esos criterios, evidentemente, hasta que no se produzca efectivamente la baremación, están en fase de revisión por parte de la Inspección Educativa y por la propia Dirección General de Centros", ha aclarado.

El representante del departamento de Campanar ha insistido en que el proceso "va a ser muy transparente, conforme a la norma" y ha garantizado a las familias que el procedimiento será "limpio, seguro y en las condiciones óptimas".

Familiares

El secretario autonómico ha comentado que entre las propuestas de los colegios había "criterios de todo tipo, tanto en centros públicos como en centros privados concertados". Entre ellos, ha citado "cuestiones relacionadas con el parentesco con los antiguos alumnos que hay que acotar porque se extendía demasiado a familiares, incluso que hubieran cursado los estudios en centros del mismo titular, pero en otros lugares, y eso no puede ser".

También ha aludido a la propuesta de primar a los solicitantes de ascendencia y procedencia valenciana y, en este sentido, ha remarcado que no se aplicarán "los criterios que discriminan por razón de origen, de religión o de cualquier otra circunstancia social". "No los podemos aceptar", ha zanjado.

Compromís exige su retirada

El portavoz de Educación de Compromís, Gerard Fullana, ha valorado las últimas rectificaciones que la Consellería de Educación “está haciendo sobre la marcha como colofón en el peor curso de política educativa que se recuerda”.

El diputado de Compromís ha hecho esta valoración en relación a la rectificación filtrada a un medio de comunicación por parte del Gobierno de Mazón respecto al punto discrecional racista del decreto de admisión del PP y ha recordado que “todo esto lo recordamos hace un mes y medio en sede parlamentaria y advertimos al PP y al conseller Rovira que pasaría”. “En un gobierno normal el actual conseller de Educación del PP no estaría ya en ese cargo de tanta responsabilidad y que afecta a tantísima gente”, ha explicitado Fullana y ha continuado, “constatamos que el decreto de admisión del PP es en sí racista y segregador y nuestro recurso al TSJCV obliga a rectificar a Mazón respecto al punto racista del proceso de admisión. Es necesario que todo el decreto se derogue lo antes posible”.


En esta línea, desde Compromís se ha constata que “nuestro recurso al TSJCV y la admisión por parte del tribunal ha tenido una primera reacción clara: queda claro que teníamos razón y que el PP aprobó un decreto de admisión que era un coladero de medidas racistas, en contra de las familias con menos recursos y para segregar según la ideología. El único motivo por el cual está rectificando es por el recurso al TSJCV de Compromís y la presión de las familias. Lo sabían perfectamente, pero no ha colado. Esperamos que el TSJCV tumbe la norma, que es de extrema gravedad”.

La Gonzalo Anaya ve una "operación maquillaje"

La Confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la Comunitat Valenciana 'Gonzalo Anaya' afirma que, pese a la revisión realizada por la Conselleria de Educación, la "discriminación" persiste en el proceso de admisión de cara al próximo curso, al tiempo que califican de "operación maquillaje" las medidas anunciadas por la administración.

Cabe recordar que la Gonzalo Anaya ha llevado al Síndic de Greuges "diferentes discriminaciones que permite la Conselleria de Educación con el nuevo decreto y orden de admisión que dota de un punto la circunstancia específica en la baremación de la solicitud de plaza". Entre otras, se refieren a criterios como haber nacido en la Comunitat Valenciana, asistir a actividades parroquiales o ser familiares de exalumnos.

Ahora, la confederación de AMPA recalca que "todavía hay discriminaciones en la admisión escolar: la actividad laboral de progenitores todavía puntúa, ser familiar de antiguo alumno todavía puntúa, que la familia haya mostrado interés por el proyecto educativo de centro asistiendo a las puertas abiertas personalizadas; que el niño o la niña haya sido escolarizado en el primer ciclo de la Educación infantil en un centro autorizado de la misma titularidad también puntúa".

Noticias relacionadas

next
x