X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la constructora cree que mejorará la previsión de su plan de negocio

Ecisa capta contratos por 53 millones hasta julio con el objetivo de llegar a 100 en 2019

20/08/2019 - 

ALICANTE. El ejercicio 2019 se presenta para la constructora alicantina Ecisa bastante más positivo que el anterior. Al menos, así lo aseguran fuentes de la compañía, que se muestran optimistas sobre el cumplimiento del plan de negocio de la firma en el ejercicio en curso. Ecisa tiene el objetivo de facturar 100 millones con los contratos en cartera y captar otros 100 millones en contratos nuevos para ejecutar a lo largo de los próximos dos años. Y de momento, parece que tanto la contratación como la producción están en línea con dicho plan.

Así, al mes de julio la constructora fundada por la familia Peláez y ahora presidida por José de Gouveia, representante del socio catarí (que posee el 49% del capital), tras la dimisión de Manuel Peláez, había firmado contratos por valor de 53 millones de euros, según dichas fuentes. Algo más de la mitad del objetivo marcado, a falta del cuarto cuatrimestre del año, que por experiencia de la empresa es el más fuerte en cuanto a contratación. Con estos datos, las fuentes citadas consideran que Ecisa alcanzará sin problemas el objetivo fijado para este año, y que incluso la cifra final de contratación podría crecer en torno a un 20% sobre la previsión.

En paralelo, la producción del primer semestre, hasta junio, alcanzó los 42 millones de euros, según las cifras facilitadas por la propia empresa. El objetivo, al igual que en la captación de nuevas obras, es de 100 millones (esa es la cantidad que espera facturar Ecisa este año para cumplir su plan), por lo que el grado de cumplimiento en el primer semestre apunta a que se conseguirá también. En este sentido, las mismas fuentes explican que en el calendario de las obras residenciales el tramo donde más se factura son los últimos seis meses, por lo que estiman que el volumen de producción también crecerá de forma significativa en el tramo final del año.

Este ejercicio, además, será el primero desde 2016 en el que los contratos de obra residencial empiecen a ofrecer un margen aceptable para la compañía. Tal como contó Alicante Plaza el domingo, el incremento en torno al 12% de los costes directos en la edificación residencial con el reinicio de la actividad no había sido aún absorbido por el precio final del producto, por lo que los primeros proyectos que firmó Ecisa tras su cambio de estrategia, a mediados de 2016, han provocado pérdidas a la constructora. En cualquier caso, las pérdidas que aún pudieran arrastrarse en proyectos que se finalicen este año pero que se firmaron en 2016 y 2017 ya están provisionadas en las cuentas de 2018, adelantadas por este diario.

En este sentido, Ecisa facturó 83 millones de euros el año pasado, algo por debajo de la previsión de cierre del año (que era de 85 millones) y muy lejos de los 126 millones del año anterior. El ejercicio, además, significó unas abultadas pérdidas para la firma, al tener que asumir tanto los sobrecostes de los proyectos residenciales en España como la liquidación de su filial en Chile, tras la ruptura con el Gobierno andino por el proyecto del centro cultural GAM. Así, Ecisa se anotó unas pérdidas de 23 millones de euros, que inmediatamente fueron cubiertas por sus socios (el holding catarí Al Alfia y la familia Peláez) con nuevas aportaciones.

Ecisa ha logrado que el pool bancario refinancie su deuda, que en realidad asciende a 11 millones de euros, apenas un 10% de su facturación para este ejercicio, y sigue gozando de la confianza de los grandes actores del sector para protagonizar la nueva etapa del ladrillo en España y, sobre todo, en la provincia de Alicante. En este sentido, la empresa fundada por la familia Peláez acaba de firmar un contrato de 18 millones de euros con Alibuilding, la promotora de los fundadores de Goldcar, Juan y Pedro Alcaraz, para levantar su primer residencial en la playa de San Juan.

Noticias relacionadas

next
x