X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

mensaje del exalcalde en redes sociales por los resultados electorales

Echávarri prende la mecha contra Sanguino y le exige su renuncia al acta de concejal tras el 26M

27/05/2019 - 

ALICANTE. Arrancan las escaramuzas en el seno del PSOE de Alicante. El exalcalde, Gabriel Echávarri, se ha encargado de abrir el debate -si no, directamente la guerra interna- sobre los resultados obtenidos por el candidato socialista, Paco Sanguino, en las municipales de este domingo, con la publicación de un duro mensaje en su cuenta de Facebook, menos de 24 horas después del cierre del escrutinio, en el que reclama abiertamente al exdirector del Teatro Principal que renuncie a tomar posesión como concejal en la nueva corporación municipal. 

El post no puede ser más directo: "Espero que para cuando leas estas líneas ya no seas el representante del partido socialista, y digo bien, representante, porque socialista no lo has sido nunca. Espero que no se te ocurra coger el acta y ocupar el sillón de un socialista porque no lo eres. Espero que por primera vez en esta ciudad alguien se de cuenta que los independientes o son Gabilondo o no suman, y este caso, restan. Más de 5.000 socialistas (CINCO MIL!!!!) que optaron por votar al PSOE en las europeas decidieron no votar a la lista municipal encabezada por un no socialista, y lo hicieron, no lo dudes por ti: FRANCESC , (deja el Paco atrás ya), por ti", incide el exprimer edil. 

Y prosigue, con críticas sobre el hecho de que Sanguino hubiese hecho bandera de su condición de independiente antes y durante la campaña electoral: "Jamás un candidato a la alcaldía de Alicante, tuvo las elecciones ganadas, jamás ni Pina, ni Blas, ni Etelvina, ni Elena, ni yo, lo tuvimos, ojalá hubiéramos tenido el viento de cola que tu tenías, ¡ojalá!.  Te aseguro que cualquiera de nosotros lo hubiéramos aprovechado, porque somos socialistas".

En esta línea, Echávarri abunda en su argumento, al señalar que todos ellos fueron y son "socialistas orgullosos de nuestro partido, mientras que tú renegabas de él. Socialistas orgullosos de nuestro pasado, mientras que tú criticabas todo lo que habíamos hecho. Socialistas orgullosos de nuestros compañeros, mientras que tú  vilipendiabas a quien te precedió. Socialistas que conocíamos la ciudad y sus necesidades, mientras que tú exponías tu árbol genealógico. Socialistas con los pies en la tierra, mientras que tú presentabas proyectos sin pies ni cabeza. Socialistas que defendíamos nuestras ideas en debates, mientras que tú,  callabas porque no compartes nuestras ideas. Socialistas en definitiva, ni más ni menos: SOCIALISTAS".

A su juicio, con el cierre de la campaña, "se bajó el telón de una obra de terror, de una pesadilla. Fuiste un triste mimo en la campaña. Bájate del escenario, nadie te ha creído en tu papel de socialista, no eras creíble. Coge tus bártulos de actor y tus papeles de dramaturgo e inicia otra gira, lejos de mi partido, aquí has fracasado", espeta.

Por último, el exprimer edil cierra su post con una despedida: "Me dirás que escribo desde el rencor, y no es así, escribo desde la rabia, desde la rabia de ver como detrás de la careta que te pusiste para hacerte pasar por socialista, la gente de esta ciudad vio que no había más que un grandísimo ego y poco socialismo, y que unas elecciones que teníamos de cara las convertiste en una tragedia. Hasta siempre Francesc".

Como ha publicado Alicante Plaza, la candidatura socialista logró 9 concejales al cierre del recuento de votos, pero no consiguió convertirse en la lisa más votada y tampoco podría reeditar un posible pacto de progreso como el que se conformó tras las municipales de 2015, por el derrumbe de Unides Podem EU (que pierde 4 concejales) y el retroceso de Compromís (que se deja un acta y pasa de 3 a 2).

El único escenario en el que el PSOE podría tener opciones de llegar a la Alcaldía pasa por una hipotética alianza con Ciudadanos (Cs) que suma 5 ediles, uno menos que en 2015. Ese acuerdo podría fraguarse con un respaldo a la investidura o mediante un acuerdo de gobierno con competencias compartidas. Así, se sumarían 14 votos en el pleno de elección de alcalde, por encima de los 9 obtenidos por el PP de Luis Barcala. Con todo, hasta ahora se atisba como una opción poco probable.

El PSOE sí se impuso en la ciudad de Alicante como lista más votada tanto en las elecciones generales y autonómicas del pasado 28 de abril, como en las europeas que también se celebraron este domingo, 26 de mayo. Sin embargo, en las municipales no repitió esa victoria. El PP sumó cerca de 1.700 votos más.

Echávarri accedió a la Alcaldía en 2015, tras obtener 6 ediles y sumar a los 6 representantes de Guanyar y los 3 de Compromís. A finales de 2017, su acuerdo de gobierno se rompió tras varios episodios de disputa interna y la confirmación de su procesamiento por dos casos distintos: el supuesto fraccionamiento de contratos del caso Comercio y el despido presuntamente irregular de una trabajadora municipal, cuñada del actual alcalde, Luis Barcala. Los dos casos llegarán a juicio en octubre y en enero de  2020. 

Como consecuencia de esos dos casos, Echávarri acabó presentando su dimisión en abril de 2018, lo que propició que Barcala le relevase en el cargo como candidato de la lista más votada. En el pleno de investidura, la candidata socialista, Eva Montesinos, sumó 14 votos: uno menos de los necesarios para lograr mayoría absoluta. Cs, que apoyó la investidura de Echávarri en 2015, votó a su propia candidata, Yaneth Giraldo. Y la exconcejal de Guanyar, Nerea Belmonte, que también votó al socialista, optó por un voto en blanco.

Noticias relacionadas

next