X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DIANA PALAZÓN Y CHEMA LEÓN SON LEÓN IMPALA: EL SÁBADO 20 DE OCTUBRE EN L’ESCORXADOR

Diana Palazón: "Antes ser multidisciplinar no estaba bien visto, y hay tantas cosas por explorar"

13/10/2018 - 

ELCHE. La escena pop española amplía horizontes y cada vez es más fácil encontrar ejemplos de casi todos los estilos presentes en el panorama internacional. El ambient noise, las atmósferas de frío y neblina de grupos como Sigur Rós, Mogwai o Choir Of Young Believers, con muchos seguidores y pocos productores autóctonos, suman un nuevo nombre, León Impala, el proyecto musical de la pareja formada por los actores Diana Palazón y Chema León. Para Palazón (Elche, 1977) se trata de la primera incursión profesional en el mundo de la música, comprometidos, además, con el nacimiento del sello Error 404, con quien sacarán al mercado trabajo discográfico este otoño.

Como primicia, el 20 de octubre ocuparán el Espai Escènic de L’Escorxador, junto a Le Voyeur, otra de las bandas del sello, dentro de la programación del décimo aniversario del Centro de Cultura Contemporánea ilicitano, entrada libre con invitación, una hora antes del evento, en las taquillas del Centro.

De L’Escorxador, noise, ambient, chamanes, Gainsbourg y refranes ceñidores como un cinturòn de castidad, charlamos con Diana, el 50% de León Impala.

¿Cómo surge León Impala, una vez tu carrera como actriz ya está bastante consolidada? ¿Ya había por ahí algún proyecto musical que se nos ha escapado?

No, no, la verdad es que yo hasta ahora no he cantado públicamente, he cantado en mi casa… pero Chema León, el otro integrante del grupo, y también mi pareja, sí que hacía tiempo que componía y que tocaba, pero nunca había dado el salto profesional, tenían un grupo, ensayaban… pero sí que es verdad que ha estado desde siempre vinculado a la música. Así es que nuestro proyecto nace del momento en que él tiene claro qué música quiere hacer y la dirección que quiere seguir. Un día me dijo que para ese proyecto que ya tiene más definido necesita una voz de chica, que, evidentemente, me había oído cantar, porque a parte de esa vertiente íntima, he tenido algunos papeles que me han obligado a cantar, tanto en teatro como en televisión, y que justo es el tipo de voz que necesita. Y le dije que sí, claro.

¿Y el nombre de León Impala? Chema es León… ¿tú eres Impala? ¿Es un crossover entre León Benavente y Tame Impala?

No, nooo, jejeje, no es un crossover. Él es Chema León y es León, yo soy Palazón, de aquí el juego de palabras del nombre. Bueno, del juego de palabras y de que tengo una amiga que tuvo una experiencia muy hermosa, en un viaje chamánico, en la que me visualizó en otra vida, siendo chamana de una tribu, y me llamaban Impala. Un día me levanté por la mañana, oyendo una tormenta tremenda, una de esas tormentas de verano, y pensé “ya tengo el nombre”, porque reúne las dos cosas que queríamos contar, la fusión de los contrarios, el elemento masculino de Chema y el mío, aquí ya no es la víctima y el verdugo, sino que es un animal unido en el que se fusionan todos los extremos, el León Impala.

Antes incluso de que empezara a rodar vuestra música, os invitan a participar Radio 3, con un programa en el que vais desgranando tema a tema vuestras influencias, y dejáis caer un par de estrenos absolutos en las ondas. ¿No tuvísteis la sensación de desnudaros demasiado pronto, de mostrar el esqueleto donde se sustenta todo?

Bueno, es que la gente demanda eso, los periodistas nos demandáis de dónde venimos, qué hacemos, requieren información, y a nosotros no nos importa mostrar las influencias que tenemos. Y mira, de todas formas, a menudo nos muestran influencias de las que ni nosotros somos conscientes, o que son absolutas coincidencias, ya que son músicos o grupos que no conocíamos.

Escuchando ese programa, tras This Will Destroy You, Modelo de Respuesta Polar, Pumuky, Leonard Cohen y Mogway, ya estaba empezando a dudar de mi oído, porque la influencia principal que yo escuchaba en vosotros, no aparecía, hasta que de momento allí estaban: Low. Vuestro sonido, las progresiones de la percusión, la atmósfera ambient-noise, todo eso sí que os emparenta claramente con Mogwai y Sigur Ros… pero Low aportan, además un componente melódico que el resto no.

Claro, una cosa es lo que escuchamos y nos gusta, y otra lo que hacemos nosotros, que es diferente, puede tener aromas, puede recordar a grupos con una trayectoria inmensa detrás, porque las cosas que escuchas te impregnan, pero somos nosotros al fin y al cabo.

Sí, a mí me han venido aromas a Damon & Naomi, a Laetitia Sadier, a Toundra, referencias que no están en ese programa “confesión”...

Mira, el primer grupo que mencionas, Damon & Naomi, nos lo citó también Raúl Pérez, del estudio La Mina, en Sevilla,  con quien grabamos, pero hasta ese momento no los habíamos escuchado, ¡no los conocíamos! Y claro, una vez los hemos escuchado, sí que tienen que ver con nuestro rollo… por cierto que encontrar a Raúl ha sido una de las cosas que más nos ha hecho crecer como grupo, nos entendió muy bien desde el principio, nos acogió y cada vez que vamos a grabar con él para nosotros es un aprendizaje muy grande.

¿Y embarcaros en el nacimiento de una nueva discográfica, Error 404, con Miguel Marcos… viene de una relación previa?

No, no, que va. Nosotros somos actores y nos dedicamos a eso, ese es el trabajo que realizamos y del que vivimos, tenemos ya una edad y no queríamos empezar con la música como lo hicimos de actores, es nuestro hobby, pero también una rama más a explorar en el mundo del arte, en la profesión, así es que queríamos empezar de otra forma. De hecho hay canciones grabadas desde hace tiempo, algunas que hemos retocado ahora y se incluirán en el EP que saldrá en noviembre, pero nuestra intención era empezar pequeñito pero bien arropados. Fuimos buscando diferentes discográficas, pero nuestro estilo en España no tiene muchos sitios donde caer, así que tocaba encontrar un lugar que nos viniera bien a nosotros y en el que nosotros cayéramos bien, encontramos a Miguel y al grupo de trabajo que estaba montando, les encajó nuestra música y nos lanzaron la consigna “os vamos a dejar hacer lo que vosotros queráis”, y claro, jeje, con los desarrollos largos que nos gastamos, con temas de 8 minutos, es muy difícil que una discográfica te dé una consigna así.

La presentación en Elche, como primicia, ¿ha sido decisión propia? Además dentro de la programación del décimo aniversario de L’Escorxador, un equipamiento que no sé si has llegado a disfrutar como ilicitana.

Pues nos apetecía, a los dos, empezar por nuestras ciudades natales, así que iremos a Elche e iremos a Arnedo, de donde es Chema. Tampoco teníamos muchos huecos este año, porque yo tengo gira teatral, y había que encajarlo todo. Y no, no lo he llegado a conocer hasta hace un tiempo, en que lo visité y me pareció estupendo… es que yo me fuí muy pronto y cada vez que vuelvo a Elche ¡hago un intensivo con la familia y no salgo nada!

Y si el proyecto musical cuaja y crece… ¿ya tenéis pensado como compaginarlo con vuestras carreras en la interpretación?

Pues no… ¿sabes por qué? Porque me he dado cuenta de que en la vida planificar no sirve de nada. Vamos a ver qué va pasando y se irá viendo. La carrera como actores está ahí... y esperemos que siga, tal y como están las cosas, pero nunca se sabe. En este momento en que la multidisciplina está bien vista, porque antes no lo estaba, era una cosa como rara, pero ahora parece como que ya nos damos cuenta de que hay muchas cosas para hacer, para explorar, y se puede investigar en muchas cosas…

Es verdad, aquí siempre ha imperado el dicho popular de “aprendiz de todo, maestro de nada”, y al contrario de en la cultura anglosajona, donde ver cantar o bailar a Hugh Jackman o a Emma Thompson es de lo más habitual, aquí intentar hacer carrera en la música por parte de una actriz o actor, y mira que hay casos, como Leonor Watling o Najwa Nimri, era un poco salida de tiesto.

O “el que mucho abarca, poco aprieta”, sí, que no sé de dónde ha salido… pero yo creo que esto está cambiando, que ahora se acepta mucho más. En nuestro caso es todavía más amplio, porque el proyecto musical va de la mano de un proyecto audiovisual, producimos nosotros mismos los videoclips porque es nuestro mundo, el del audiovisual, nuestros guiones, nuestras actuaciones, con el apoyo de una persona que se hace cargo de la fotografía, pero yo me lo paso pipa y acabamos de estrenar el videoclip de nuestra versión del clásico de Gainsbourg y Birkin Je t’aime, ma non plus, nuestra única versión y una sugerencia de nuestro batería, Queque Maroto, en cierto modo un auto-homenaje que nos hemos pegado, jeje.


next
x