la vicepresidenta del consell cuestiona la neutralidad de ángel luna, al igual que su antecesora

De la guerra con Oltra al choque con Camarero: las complicadas relaciones del Síndic de Greuges 

Foto: CORTS/José Cuéllar
18/05/2024 - 

VALÈNCIA. Es evidente y conocido que una de las cuestiones que más acaparan las quejas de los ciudadanos son las relacionadas los con servicios sociales. El Síndic de Greuges –el defensor del pueblo valenciano– se encarga de recogerlas y de hacer de altavoz frente a la administración. 

Ese papel rara vez resulta cómodo para la otra parte, que ve criticada públicamente su gestión por parte de una voz autorizada. Y es lo que le ocurre a la Conselleria de Servicios Sociales e Igualdad, que se revuelve cada vez que abre la boca el Síndic de Greuges en este sentido. Le pasa a la actual titular del departamento, la popular Susana Camarero. Y le pasó a su antecesora en el cargo, Mónica Oltra (Compromís). 

La primera cuestionó este viernes la neutralidad de Ángel Luna, algo que ya hizo la segunda la pasada legislatura. Puntos sorprendentes de coincidencia. El motivo, aunque no lo expresan así, es que Luna fue portavoz del PSPV en Les Corts antes de ocupar su actual cargo. Una vinculación socialista de la que ambas dirigentes piensan que hace uso para atacarlas. 

El síndic de Greuges echó en cara a la Conselleria en su comparecencia de esta semana en Les Corts que el sistema "absolutamente burocratizado" de atención a personas en situación de vulnerabilidad "está llevando al colapso a los servicios municipales" en la valoración del grado de dependencia y de discapacidad o en la tramitación de la renta valenciana de inclusión.

Susana Camarero, en Les Corts. Foto: CORTS/José Cuéllar   

Camarero le insta a que no ejerza de "conseller en la sombra"

La respuesta de Susana Camarero ayer viernes fue instarle a "cumplir esa neutralidad que le es dada" por su institución y a no "pretender ejercer de conseller en la sombra y mandar sobre las consellerias". "La gestión política la determinamos nosotros, no el Síndic", remarcó.

Según explicó, después de tomar posesión, en agosto del año pasado se reunió con Luna y este le dijo que esperaba que lo hiciera "de otra manera" porque el anterior gobierno del Botànic "no le daba documentación" y él la calificó de "administración no colaboradora". "Desde que llegamos nosotros le damos con transparencia toda la documentación que pide", subrayó la vicepresidenta segunda del Consell.

"El problema es que recoge y analiza las quejas de la ciudadanía y emite unas resoluciones que no dejan de ser unas indicaciones. Agradezco mucho sus consejos y propuestas, pero no todas pueden ser aceptadas", afirmó. "Generalizar me parece complicado. Le invito a que ejerza esa neutralidad que le es dada. Todo el mundo sabe de dónde viene, pero no puede hacer de portavoz de nadie y tiene que ejercer la función que le ha sido encomendada", añadió.

Noticias relacionadas

next
x