Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

puesta en marcha de un servicio de lanzadera con minibuses a partir de 2020

Cultura coordina un plan para prohibir el acceso al Castillo de Santa Bárbara en vehículo privado

20/11/2019 - 

ALICANTE. El Castillo de Santa Bárbara quedará blindado frente al vehículo privado. La Concejalía de Cultura que dirige el edil Antonio Manresa (Cs) coordina la elaboración de un plan, junto a las concejalías de Movilidad y de Urbanismo, que restringirá el acceso de turismos de particulares hasta el baluarte con el fin de potenciar el valor patrimonial del conjunto histórico y evitar su degradación. Así lo avanzó este martes el edil de Cultura en el transcurso de un encuentro con el Rotary Club, en el que concretó que la propuesta se encontraba en su última fase de estudio. 

Para ello, se prevé poner en marcha un sistema alternativo: la implantación de un sistema de lanzaderas prestado por minibuses de un máximo de seis metros de longitud y 22 plazas que conecte el centro con el Castillo con una frecuencia de paso constante. Se trata de un servicio que ya funciona ocasionalmente para trasladar a los turistas desde la terminal de cruceros hasta el monumento histórico del monte Benacantil. 

Sólo se permitirá la entrada de taxis, VTCs y vehículos de suministros para la hostelería

El objetivo del equipo de Gobierno, compuesto por PP y Cs, es que el inicio de las restricciones pueda aprobarse entre enero y febrero de 2020, aunque se prevé aplicar un periodo transitorio con una duración mínima de tres meses para que los visitantes se adapten al nuevo régimen de accesos. 

A partir de entonces, solo se permitirá la entrada de taxis, de VTCs, y de vehículos oficiales con motivo de la celebración de eventos, además de los vehículos de servicios (limpieza, etc), así como los vinculados a los suministros para la hostelería.

Los precios y las frecuencias de los minibuses de la nueva lanzadera siguen en estudio, aunque, en principio, se baraja implantar un precio similar al del servicio de ascensor del Castillo, que continuará operativo. Respecto a las frecuencias, el plan prevé adaptarlas a partir de la fluctuación de la demanda que exista en cada época del año, de modo que pueda reforzarse desde la primavera hasta el otoño para atender la llegada de un mayor número de turistas. El baluarte es el espacio más visitado por los turistas que recalan en la ciudad, al que se desplazan cerca de 65.000 personas cada año.

Noticias relacionadas

next
x