Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la entidad da poderes a su expromotora para gestionar proyectos previos a la venta

Culmia se 'independiza' del Sabadell: el banco le deja manos libres en las promociones en marcha

30/01/2021 - 

ALICANTE. La promotora inmobiliaria Culmia, resultado de la compra de la antigua Solvia Desarrollos Inmobiliarios (Sdin) por el fondo norteamericano Oaktree Capital Management, ya es totalmente independiente del Banco Sabadell. No solo en el aspecto formal, puesto que la venta se completó en septiembre de 2020, sino también en su funcionamiento diario. La entidad que preside Josep Oliu ha dado poderes a la promotora para que pueda gestionar directamente los proyectos residenciales que ya estaban en marcha antes de la venta, y que formaban parte del pack junto con los suelos urbanos adquiridos.

Según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil, el Banco Sabadell ha nombrado a Culmia Desarollos Inmobiliarios, con sede en Madrid, apoderado solidario de la entidad. Esta figura permite a la promotora realizar gestiones y trámites que precisen el visto bueno del banco sin necesidad de contar con autorización del resto de apoderados, de forma que a partir de ahora la antigua Sdin tiene manos libres para llevar a cabo todos los trámites relacionados con las promociones antiguas (las que estaban en marcha antes de formalizar la venta) sin que haya que implicar a representantes del banco para ello.

Como ha contado este periódico, el Banco Sabadell vendió a Oaktree la mercantil Sdin, junto con su perímetro de suelos finalistas y promociones en curso, por 882 millones de euros (la valoración de mercado de los suelos rondaba los 1.000 millones). El acuerdo, sellado en agosto de 2019, recibió los parabienes de las autoridades de Competencia y pudo completarse el pasado septiembre. La operación, según informó entonces el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), reportó al Sabadell una plusvalía de 21 millones de euros netos, incluyendo las ventas de suelos independientes previas al mismo fondo, cerradas en 2018.

Tras formalizarse la venta, Oaktree cambió el nombre de Sdin a Culmia, una potente promotora que con el know how adquirido desde 2013 (cuando comenzó a operar como Solvia) y los activos incluidos en su perímetro, cuenta con una cartera en comercialización de más de 2.500 viviendas repartidas en ciudades por todo el territorio nacional, y una cartera de suelo de más de 2,4 millones de metros cuadrados edificables. Aunque están repartidos por toda España, las zonas donde se concentran la mayoría de estos suelos premium son Madrid, Cataluña, Comunitat Valenciana, Murcia y Andalucía.

En la Comunitat, por ejemplo, Culmia tiene terminado el residencial San Juan Torre IV, en la zona de la playa de San Juan de la capital alicantina. Un edificio de 80 viviendas (prácticamente vendidas) iniciado desde cero en la etapa en que Solvia pertenecía al Banco Sabadell y que fue uno de los primeros casos de promoción directa de la firma. Y entre sus próximos proyectos, destacan dos residenciales de lujo en València, el Certhia Carreres, con 110 viviendas repartidas en dos torres de 14 alturas, y el Stella Moreras, con 64 viviendas de dos a cuatro dormitorios. Ambos proyectos están ahora en sus primeros compases y Culmia espera entregarlos en 2022.

Financiación de 300 millones

Pese a su separación ya total del banco, los buenos resultados ofrecidos por la alianza estratégica entre el Sabadell y Oaktree parece que tendrán continuidad, al menos en lo que al core de la entidad se refiere. Esto es, la financiación. Según publicó recientemente El Confidencial, Banco Sabadell ha concedido dos préstamos que suman hasta 300 millones de euros a la promotora: por un lado, un préstamo hipotecario por hasta 150 millones y, por otro, uno corporativo, de cifra similar y con plazo de devolución de cinco años. 

Todo apunta a que Culmia empezará a disponer pronto del préstamo hipotecario para poner en marcha las nuevas promociones, mientras que la segunda financiación se destinará a compra de más suelo. Los planes de Culmia pasan por entregar 2.000 viviendas al año y mantener siempre una bolsa de terrenos que garantice esta capacidad de producción por un periodo de cinco años

Noticias relacionadas

next
x