X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de septiembre y se habla de gtt torrevieja consejo social ua francisco mojica OHL benidorm

en la ciudad de la luz, sede del distrito digital

Cuenta atrás para el Tech Day: Alicante se convierte en punto neurálgico de la digitalización

10/09/2018 - 

ALICANTE. Comienza la cuenta atrás para el inicio de la tercera edición de Tech Day, que el 13 de septiembre se presenta en la Ciudad de la Luz con un cartel de siete ponentes referentes en tecnología y digitalización que visitan Alicante de la mano de Why Strategic Response. El objetivo: conocer nuevas propuestas y experiencias aplicables en el mundo empresarial y mostrar por qué la tecnología debe ser tenida en cuenta como la estrategia más viable para crecer. Cuatro expertos avanzan algunas de las ideas dirigidas a profesionales en las que se ahondará el próximo jueves en Tech Day.

Aitor Contreras (Why Strategic): "Como usuarios ya somos digitales, pero hay poco nivel en la empresa"

 

-¿Cuánto se puede ahorrar en tiempo y recursos con la introducción de tecnología en la empresa?

-McKinsey habla de reducciones de costes medias de un 36%, pero es muy difícil tener un dato global porque depende del sector o de la madurez de tu empresa. Afecta además no solo al tiempo ahorrado, también a errores evitados, mejoras de atención al cliente y percepción de la marca, motivación y participación del equipo. Un ejemplo real de un cliente de Why Strategic: solo con la implementación de un gestor documental ha obtenido un ahorro de tiempo directo del 60% en almacenamiento y posterior búsqueda de albaranes y facturas, y ha incidido en la mejora en la atención al cliente y del sistema de reporting. Los resultados suelen ser tremendamente grandes.

-¿Ya casi todos somos digitales o es una falsa impresión?

-Somos digitales como usuarios, y mucho. Todos tenemos Instagram, compramos en Amazon, vemos la factura del móvil en PDF en una app/correo. Pero no hay mucho nivel de digitalización en el tejido empresarial de Alicante, Murcia y Valencia, al menos desde nuestra experiencia en Why Strategic. Se nota  una inquietud latente, pero que se estén dando pasos tangibles hacia la digitalización real, eso es otro cantar. Asusta porque cambiar no nos gusta y además esta transformación engloba muchísimas áreas como tener una estrategia bien definida, análisis de datos y toma de decisiones, gestión del equipo comercial, formación, etcétera. Muchas son las bestias negras de la empresas y cuando hay que ahondar en ellas causa respeto.

-¿Cuáles deben ser los primeros pasos cuando una PYME decide iniciar un proceso de transformación?

-El primer paso sería pensar en aprovechar mejor las oportunidades de venta digital, trabajar menos y mejor y conocer y satisfacer mejor a mi cliente. El segundo paso es tener en cuenta que implica a muchas personas y necesita cariño y atención. Pensar que todo consiste gastar mucho dinero en la mejor tecnología es como comprar un coche de Fórmula 1 a tu hijo pequeño y esperar que eso le haga aprender a conducir rápido. El tercer paso sería leer mucho sobre transformación digital e ir anotando para saber bien lo que necesitas y qué es prioritario.

Joaquín Molina (Verne Group) "Aún se confía demasiado en el papel y el boli"

-¿Las empresas están invirtiendo lo suficiente en seguridad?

-La seguridad informática es un proceso continuo de mejora. Como en salud, uno no invierte un solo año y se despreocupa. Si hace esto, su salud se verá mermada. En esta región y en general en todo el país las empresas adolecen de encontrarse en estados iniciales en cuanto a digitalización, aún se confía demasiado en el papel y el boli, lo que denota poca cultura de la ciberseguridad. Las compañías con mayor madurez tecnológica están empezando a mostrar conciencia e inversión debido a los recientes incidentes de seguridad públicos, y otros no tan públicos.

-¿Cuánto cuesta (en euros) asegurar la privacidad y seguridad de una compañía?

-La respuesta es tan amplia como la de comparar la seguridad con la sanidad. Una analítica cuesta entre 20 y 100 €, depende del perfil analizado. Tampoco hay un precio fijo para la ciberseguridad, es un proceso continuo de mejora que consta de acciones que pueden ir desde los 20€ hasta los 20.000€, pasando por soluciones gratuitas, cambios en las costumbres, etc. Lo que sí que alertamos es de soluciones de bajo coste que prometen grandes resultados. Al final estos servicios no cumplen con las necesidades del cliente y contar con una empresa de confianza y amplia trayectoria es vital
en la estrategia de prevención, tanto en resultados como costes.

-En su ponencia en Tech Day promete dar ejemplos de empresas alicantinas que han sufrido ciberataques. ¿Nos puede adelantar algunas de ellas?

-No vamos a dar nombres concretos de empresas ya que la misión de este enfoque no es la de “escarmentar” o “castigar” a las empresas, sino hacerles conocedoras de una realidad actual que para muchos es de escenarios de películas de ficción. No obstante, algún caso “anónimo” podremos mostrar.

Carlos Domínguez (ITH): “La tecnología no es una opción, es una necesidad para sobrevivir”

-Una de sus banderas en Tech Day será la defensa del uso de nuevas tecnologías y sistemas de gestión. ¿Cuesta mucho convencer al empresario de carne y hueso?

-El camino no ha sido fácil. El empresario busca un retorno de la inversión antes de dar un paso y es poco amigo de implementar cambios mientras las cosas le van más o menos bien. Pero últimos años el acceso a la tecnología ha provocado un cambio en el comportamiento de los clientes. La fidelización va más allá de dar un buen servicio, la reputación marca una pauta importante en la decisión de compra, etc. Y esto sin olvidarnos de los efectos de la crisis. El empresario se está  ando cuenta de que la tecnología le ayuda a mejorar procesos, aumentar ventas, controlar y monitorizar mejor su negocio, estar más cerca de su cliente y, en resumen, a tener más control sobre su negocio. Cada vez estamos más convencidos de que la tecnología no es una opción, es una necesidad para sobrevivir.

-¿Qué puntuación le daría a la industria hotelera y turística en cuanto a tecnología?

-Con respecto a otros sectores no lidera los primeros puestos, no obstante, la relevancia que tiene la actividad turística en el PIB sigue aumentando, con un crecimiento en el año pasado de un 5.7%, y este es uno de los alicientes para las empresas tecnológicas para apostar por este sector. Con respecto a otros países, somos una referencia e intentan seguir nuestros pasos. La Costa Blanca es además uno de los focos con más influencia en el desarrollo de nuevas formas de hacer las cosas basadas en tecnología.

-En el último lustro han proliferado las App especializadas para el sector. ¿Esto allana el camino hacia el futuro?

-Los dispositivos móviles se han convertido en una extensión más de nuestro cuerpo del que tiramos cuando salimos de vacaciones como herramienta imprescindible. Con estas soluciones las empresas optimizan su gestión, facilitan al viajero acceder y conocer mucho mejor los destinos que visitan. Hay proyectos muy interesantes relativos a promoción de destinos, reservas, visitas guiadas, realidad virtual y aumentada, etc. que facilita y fideliza a los viajeros, y algunos son alicantinas.

Raquel Arnaiz (RayVi): "Los humanos tenemos descuidos, los espacios inteligentes no"

-Para profanos, ¿por qué hay que apostar por los espacios inteligentes?

-Los espacios inteligentes permiten al empresario ahorrar tiempo y dinero y mejorar a la vez el confort del área de trabajo consiguiendo ser más productivos. ¿Cuantas veces no hemos visto en nuestras ciudades luces encendidas de grandes edificios de oficinas o la puerta abierta? Eso es algo impensable con nuestros sistemas. Los humanos tenemos descuidos, los espacios inteligentes no.

-En el mundo de la tecnología hay una clara tendencia hacia la sostenibilidad.

-Está en boca de todos la sostenibilidad de las pensiones de jubilación, si se da cuenta pensamos en un futuro económico en mayor medida que en la sostenibilidad del mundo en el que vivimos, de nuestras comodidades y de nuestro estilo de vida. Gracias a los espacios inteligentes es posible mantener el confort y a la vez ajustar el consumo energético a nuestras necesidades, ayudando por tanto a que el planeta sea más sostenible.

-En esa línea de sostenibilidad está su proyecto Vivood Landscape Hotels, del que hablará en Tech Day. ¿Qué grado de innovación aporta?

-El concepto de Vivood como hotel ya es una innovación en si mismo. Con la integración de los sistemas de instalaciones hemos conseguido más confort para el huésped y un control minucioso para el personal de mantenimiento y la dirección del hotel que les permite, por un lado adelantarse a las posibles averías y reaccionar en tiempo récord, antes incluso de que el huésped llegue a detectarlas, y por otro lado ajustar los parámetros de cada habitación a las necesidades del cliente, demandando solo la energía necesaria. Se espera que sea inolvidable la experiencia de los huéspedes desde que entran Vivood Landscape.

Noticias relacionadas

next
x