Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

estudio de la cámara de comercio de alicante

Cómo venían los turistas antes del virus: el 80% de los extranjeros en avión; los nacionales en coche

6/12/2020 - 

ALICANTE. Con frecuencia se afirma que el auténtico motor del sector turístico de la Costa Blanca es el aeropuerto de Alicante-Elche, convertido en puerta de entrada desde múltiples destinos europeos en la pedanía ilicitana de El Altet. El año pasado, antes de la pandemia, el aeropuerto superó los 15 millones de pasajeros (entre entradas y salidas). La mayoría, extranjeros, y el 40% del total, británicos. De hecho, los usuarios españoles de la terminal, aunque suponen la segunda nacionalidad tras la británica, no alcanzan el 20%. 

Una realidad que se ha dejado sentir especialmente este año, con los cierres de fronteras o limitaciones a la movilidad internacional, que han desplomado el tráfico del aeropuerto más de un 70% hasta el tercer trimestre. Un estudio de la Cámara de Comercio de Alicante, al que ha tenido acceso Alicante Plaza, ha indagado en el medio de transporte que emplean los turistas para llegar a la provincia, y los datos no pueden ser más elocuentes.

En lo que se refiere al turismo internacional, un 81,7% de los turistas que acudieron a vacacionar en la Costa Blanca el año pasado llegaron en avión. Si nos fijamos en los que acudieron específicamente a Benidorm, el porcentaje sube aún más, hasta el 92,3%. El segundo medio de transporte más utilizado, pero a mucha distancia del avión, es el vehículo propio o alquilado (o autobús): un 16,2%. En cambio, los que llegaron por mar hasta el puerto de Alicante son apenas testimoniales, con un 1,7% del total.

Vehículos circulando por la AP7, con Benidorm al fondo. Foto: RAFA MOLINA

La situación cambia completamente si el foco se pone en el turismo nacional, que es el único que, a cuentagotas, ha podido llegar este año a la provincia de Alicante. En este caso, según el informe elaborado por el gabinete de estudios de la Cámara, el medio de transporte predilecto para venir de turismo a la Costa Blanca es el automóvil, con hasta el 86,1% de los casos en 2019. 

Al vehículo particular le siguen, pero en un porcentaje ínfimo, el tren (5,4%), que parece ser el medio elegido por los turistas madrileños desde que se puso en marcha el AVE, y el autobús (5,1%). En cambio, solo un 2,5% de los turistas nacionales que visitaron la provincia el año pasado llegó a Alicante en avión, según el estudio. Un dato que parece apuntar que los usuarios españoles de El Altet son mayoritariamente viajeros de negocios o, en todo caso, residentes en Alicante que viajan al extranjero en sus vacaciones desde la terminal alicantina.

En el caso concreto de Benidorm, los turistas españoles que vinieron en 2019 optaron por el vehículo particular en menor medida (72%), mientras que aumentó el número de los que optaron por el autobús (15,1%), habitual en los viajes organizados como los de, por ejemplo, el Imserso, que llena de turismo nacional la ciudad de los rascacielos en invierno. En 2019, la provincia recibió un total de 14,4 millones de turistas, según el informe de la Cámara, de los que el 44% fueron extranjeros (6,28 millones) y el resto nacionales.

Noticias relacionadas

next
x