X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

una adecuación de dos kilómetros de cabo roig a cala capitán de casi 500.000 euros

Cinco miradores, muro y luces para la mejora del paseo marítimo en la Costa de Orihuela

27/12/2018 - 

ORIHUELA. El mes de mayo de 2019 podrá traer, además de un nuevo equipo de Gobierno a Orihuela, el estreno de un nuevo paseo marítimo en el área de Cabo Roig, en la costa oriolana. El Ayuntamiento ha abierto el procedimiento para la contratación de obras para acondicionar la vía peatonal desde los acantilados de Cabo Roig hasta la Cala Capitán. 

Los trabajos traerán consigo, principalmente, la reforma de un tramo de paseo aproximado de dos kilómetros de longitud, con actuaciones de reparaciones en el muro, la incorporación de iluminación, la adaptación de cinco miradores, y la instalación de una barandilla en esta instalación que bordea todo el cabo hasta la playa Capitán, por un camino que serpentea a unos pocos metros de distancia del mar y las rocas del litoral.

A principios de diciembre el Consistorio se encontraba ultimando los criterios de valoración y el pliego administrativo para llevar adelante el visto bueno del proyecto de obras. Ahora, con los documentos asentados, ya se conocen los plazos de actuación adecuados para ese plan de remodelación de la vía peatonal oriolana.

Entre las reparaciones del muro, se planea mejorar la zona de contención en varios puntos y también de las zonas donde haya presentes escaleras. El principal fin es, con la estructura segura y afianzada, reparar las partes del muro o los escalones necesarios y rematar los detalles constructivos que sean necesarios para su uso. En cuanto a la iluminación, las asociaciones vecinales demandaron la instalación de luminarias en ambos tramos del paseo. En uno de los tramos ya hay postes de farolas y canalización entre dichos postes. La idea es adecuar la iluminación con luces led, en el mismo sentido en el que van cambiando las luminarias en toda Orihuela con el fin de potenciar el ahorro energético. 

Los miradores, normalmente conectados por el paseo con una escalera serán adecentados y puestos en valor, puesto que, en algunos casos, tanto la instalación como sus accesos se encuentran en mal estado por desprendimientos o la falta de mantenimiento. 

Serán unos trabajos que cuentan con un presupuesto de 477.000 euros y para los que se abre, ahora, el plazo de adjudicación. Se calcula, pues, que este proceso hasta designar a la empresa elegida dure un mes y que puedan iniciarse las labores a partir de finales de enero. Después, la obra tendrá que llevarse a cabo en   cuatro meses, una vez haya sido adjudicada. 

Las asociaciones vecinales de la Costa dentro de la Federación de Asociaciones de Orihuela Costa (FAOC) no han cesado, dentro de las untas de distrito trimestrales de preguntar por la adecuación de este paseo y el estado del proyecto, anunciado en 2018. Ahora, a finales de año es cuando se ha dado luz verde a su publicación y está a la espera de ofertas de adjudicatarias para llevar a cabo el trabajo para adecentar un camino muy transitado por los usuarios y residentes de la zona. 

La Concejalía de Playas ya trabajó a lo largo de 2017, debido a la precariedad del estado del paseo en Cabo Roig, en varios tramos de fachada de la vía. Entre las actuaciones, hubo mejoras en la bajada Sur cerca del restaurante de la Torre Vigía afianzando taludes. Debido al mal estado se realizó una actuación de demolición y de saneamiento de la bajada.

Ya en 2015 el paseo, en la zona de Aquamarina sufrió un cambio para el beneplácito de los vecinos que vieron cómo se desbloqueaba el paso entre dos paseos marítimos estaban separados por apenas 30 metros por un vallado de una urbanización hasta el límite del litoral en Cabo Roig. En consecuencia, había que dar un rodeo de más de 1 kilómetro para poder seguir el paseo marítimo y acceder a la playa. Las asociaciones vecinales de la Costa alertaron hace un año de que ese tramo del paseo marítimo se iba a privatizar. Un espacio de 30 metros que, de este modo, dejaría de formar parte del uso público, para formar parte de una urbanización privada.

Noticias relacionadas

next