Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

solo con las previsiones truncadas por la medida británica

Cifran en 35 millones de euros las pérdidas de los hoteles de Benidorm en agosto por la cuarentena

28/07/2020 - 

BENIDORM. "Es muy duro", confesaba este lunes el presidente de la patronal hotelera Hosbec, Toni Mayor. El sábado saltaban las alarmas en Benidorm, su mayor oportunidad para salvar la temporada turística se desvanecía con la cuarentena impuesta por el gobierno británico para los viajeros que vuelvan a Reino Unido desde España. Un precio por el que no están dispuestos a pagar y que tendrán que afrontar ahora los empresarios de la ciudad en su conjunto, porque de una manera directa o indirecta, el municipio funciona gracias a este sector, que ahora está tocado por la crisis sanitaria.

El agujero que dejará en Benidorm es grande, solo contando un mes de inactividad con este mercado. Desde Hosbec estiman que había unas 300.000 pernoctaciones previstas en base a las reservas realizadas hasta ahora por los británicos para agosto. Esto se traduce en uno 35 millones de euros que dejarán de facturar los hoteleros. "Y puede llegar a los 100 millones de euros en pérdidas globales" contando el resto de sectores que dependen del turismo, según señalaron desde la asociación. 

La turoperadora TUI ya anunció que dejará de volar en la península hasta el 9 de agosto, se trata de la que más cuota tiene en la ciudad, junto a Jet2, que a última hora de este lunes también dio a conocer la suspensión de sus vuelos hasta el 16 de agosto. Y Mayor espera que más compañías sigan su estela y anulen su programa. Ryanair no obstante ha sido la única que se ha pronunciado afirmando que seguirá prestando servicio. Aunque no es suficiente consuelo para el empresario, ya que la cuota de pasajeros es infinitamente inferior y este tipo de vuelos puede tener gran porcentaje de aquellos que viajan para ir a su segunda residencia, que no afecta tanto a la medida impuesta por la cuarentena.

Hay que tener en cuenta que la decisión del gobierno británico no es una más en el calendario de los hoteleros. Es un mercado que suele rondar el 40% del total de clientes en Benidorm, solo superado por el 50% que alcanza el español en un verano normal.

Semana decisiva

Para Mayor, esta semana será decisiva para su colectivo. Están luchando por que el gobierno español negocie que la Costa Blanca quede excluida de esta imposición. El propio presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en declaraciones a La Sexta, aseguraba que en Alicante la incidencia de contagios es inferior a 10 puntos, es decir, se sitúa por debajo de la propia marca de Reino Unido, que estaría en más de 14.

De este modo, los empresarios esperarán a tener una confirmación total de la imposición de cuarentena para este territorio. En caso de ser así, muchos de ellos volverán a bajar la persiana, y algunos de ellos, que tenían previsto abrir el 1 de agosto, no llegarán ni a reiniciar su actividad. Mayor señaló que no es rentable abrir para tener una cuota de ocupación baja sabiendo el tipo de negocios que tiene la ciudad.

Foto: RAFA MOLINA.

Mayor lamentaba que Reino Unido haya tomado una medida tan drástica, sin hacer incisiones por territorios afectados, como han hecho otros países de Europa. "Sé que hacer uno a medida es difícil", comentó, pero espera que la situación se pueda arreglar con el paso de los días.

"Es un desastre y una lástima", continuaba Mayor, quien señalaba que en la última semana se estaba recuperando un ritmo bueno de reservas con este mercado. Como consecuencia, esperaban tener abierto en torno al 85% de la planta hotelera de Benidorm.

Con estas reglas de juego, las cancelaciones de reservas son inevitables, y la vuelta de los turistas que ya estaban en al ciudad será progresiva, tal y como contempla Mayor, que comentó que las turoperadoras se están reubicando y dando soluciones a las personas que tienen en sus hoteles hasta el día 7 de agosto.

Promoción paralizada

Con todo, la entidad mixta de Ayuntamiento y empresarios, Visit Benidorm, explicó a este diario que por ahora, tienen paralizadas las acciones de promoción en el mercado internacional. Su gerente, Leire Bilbao, comentó que están valorando si las dejan paradas por un tiempo o si las redireccionan hacia el turismo nacional, que por ahora, parece el más seguro "ya que no solo es Reino Unido. Ha sido un goteo de Francia, Bélgica, Holanda, Austria y Noruega".

Datos del global de Costa Blanca e impacto en septiembre

En un acto de este martes, la secretaria general de la patronal hotelera (HOSBEC), Nuria Montes, ha calculado que la cuarentena se traducirá en unas pérdidas de 150 millones de euros para los establecimientos de Benidorm y de un total de 200 para el conjunto de la Costa Blanca.

Esto es así porque se fulminan entre 200.000 y 300.000 pernoctaciones de británicos que ya estaban prácticamente planificadas entre agosto y septiembre, meses para los cuales "las reservas iban a buen ritmo".

Montes ha apuntado que hasta ahora estaban disponibles el 60 por ciento de las camas y que, precisamente por el buen ritmo de las reservas, estaba previsto elevar la tasa al 80 para el 1 de agosto, pero que la cuarentena hará replantear esta cuestión.

De este modo, prevé que el 1 de agosto se queden cerradas el 15 por ciento de estas habitaciones que iban a estar disponibles, con lo cual la oferta se situará en 65 de cada cien.

La directiva de HOSBEC ha manifestado que el sector confía mucho este año en el mercado nacional, que conoce Benidorm y la Costa Blanca y lo tiene por "un destino de seguridad"

Noticias relacionadas

next
x