X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la aseguradora se hace con el 80% de la empresa de los devesa 

Centauro, una pieza rentable y en crecimiento para la apuesta de Mutua Madrileña por la movilidad

26/07/2019 - 

ALICANTE. De acuerdo con sus estudios e información interna, Mutua Madrileña hace tiempo que abogó por hacer una apuesta por la movilidad, por las nuevas fórmulas de movilidad, dentro de su Plan Estratégico 2018-2020: "colocar a Mutua Madrileña en una situación clave en el ámbito de la movilidad, donde tiene el objetivo de poder cubrir todas las necesidades de sus clientes ante los cambios económicos y sociales que están transformando los hábitos de vida y la forma de desplazarse". Y en eso, que ha aparecido la oportunidad de comprar la participación del 80% que Portobello Capital tenía en el rent a car Centauro y sumar un nuevo player dentro de este sector. 

La adquisición de ese 80%, que asciende a 130 millones de euros, ha sido aprobada por los consejos de administración de Mutua Madrileña y Portobello Capital y se espera que pueda materializarse en los dos próximos meses, una vez obtenidas las autorizaciones de los organismos competentes y entes reguladores. Mutua Madrileña afrontará la operación con recursos propios, sin acudir a financiación externa, manteniendo así el mayor ratio de solvencia del sector asegurador en España, según ha resaltado la aseguradora. 

La operación venía gestándose desde hace meses y permite la continuidad de la familia Devesa al frente de la gestión del rent a car, como ya sucediera con la entrada de Portobello. Hay que recordar que el fondo de capital riesgo entró en Centauro en abril 2017, pero la cifra de la adquisición no se desveló: ahora, Portobello ha vendido por 130 millones, una cantidad que le ha garantizado una importante rentabilidad en la operación. Algo muy similar con lo que ocurrió con Goldcar, el otro rent de car de origen alicantino, vendido en 2017: en su momento, Investindustrial, el vehículo inversor de la familia Bonomi, se la vendió Europcar por unos 1.000 millones de euros, tras haberla adquirido en 2014 por no más de 300 millones a la familia Alcaraz. 

La compra de la parte mayoritaria de Centauro se suma a las recientes adquisiciones realizadas por la aseguradora en el capital de la startup de micromovilidad eléctrica Movo y el agregador Chipi. Además de la incorporación de su portfolio de participaciones y nuevas unidades de negocios en el campo de la movilidad, Centauro también supondrá la incorporación de nuevas pólizas al grupo, hasta 25.000 vehículos de alquiler sin conductor, que es la actual flota de la empresa con sede en Benidorm.

¿Por qué Centauro?

Las razones que han llevado a Mutua a hacerse con el control de Centauro son dos: una empresa rentable y en constante crecimiento. "Centauro está batiendo al mercado año tras año, tanto en aumento de facturación como en rentabilidad, lo que encaja en la estrategia de crecimiento de Grupo Mutua para los próximos años", ha afirmado Ignacio Garralda, presidente de la aseguradora. Así, la compañía afincada Benidorm cerró el ejercicio de 2017 con una facturación de 72,42 millones de euros, un 13% más, y un beneficio de 9,7 millones; en 2018, la facturación fue 87 millones, un 17% más que en el ejercicio precedente , y su beneficio, de 15 millones.

Centauro, fundada en Benidorm en 1973, está presente en España, Grecia, Portugal e Italia. Dispone de una flota formada por más de 25.000 vehículos de todo tipo (que renueva anualmente), desde utilitarios a vehículos de 7 y 9 plazas, híbridos y automáticos. Tras la apertura de su nueva oficina en la Estación de Sants de Barcelona, el pasado 2018, la empresa cuenta con 14 puntos de atención en España (dispone de sucursales en los principales destinos turísticos del país, como Málaga, Sevilla, Mallorca, Ibiza, Barcelona, València, Benidorm, Alicante, Torrevieja, Murcia y Madrid). En Portugal tiene sucursales en Oporto, Lisboa y Faro, y en Italia opera en los principales aeropuertos del país: Roma Fiumicino y Ciampino, Milán Bérgamo y Milán Malpensa. Su última apertura fue en Grecia, con cuatro oficinas dentro del plan de crecimiento que Portoboll estableció en la compañía.

Noticias relacionadas

next
x