X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cuatro cierres en 10 días

Benidorm cierra un local erótico de la zona inglesa por carecer de licencia

16/02/2019 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm ha decretado el cierre de uno de los locales eróticos que ha abierto en los últimos años en la zona inglesa. Se trata en concreto de Red Lips, sala de exhibiciones eróticas situada en la calle Gerona. El motivo no es otro que carecer de licencia y no haber subsanado este problema en los dos plazos que se le dieron, según apunta el decreto de Comercio al que ha tenido acceso este diario.

Tal y como figura en la documentación, los hechos se remontan al 15 de abril de 2018, cuando la Policía Local realiza una inspección de oficio por su apertura reciente en ese momento. Levanta cuatro actas, entre las que recoge la necesidad de una auditoría acústica y diferentes deficiencias que se tienen que subsanar dentro de un plazo, que no cumplen. 

Es por esto que decretan el cierre el 1 de febrero por un máximo de seis meses, en atención a lo que dicta la ley de con motivo de una infracción grave, que son los hechos que se les imputan. Asimismo, acreditan la falta de licencia oportuna para su apertura.

Pero este es solo uno de los cuatro cierres que se han decretado en los últimos diez días en la ciudad. Muy parecido es el caso de Winners fun and pub, un café bar ubicado en calle Gerona. Como en el cierre anterior, los agentes realizan una inspección de oficio por la reciente apertura, pero comprueban que no tienen las licencias oportunas para su apertura. Asimismo, imponen otras denuncias como la carencia carteles indicativos como las hojas de reclamaciones o el horario del negocio.

Lo mismo ocurre con el cierre de Casbah, situado en la avenida Madrid, donde la Policía Local acudió por una queja vecinal debido al volumen de la música. En ese momento se dieron cuenta de que no contaban con licencia de apertura, que por otro lado se estaba tramitando, pero sin haberse concedido.

Por último, el uno de febrero también se decretó el cierre de Wolf Meat and Beer, de la calle Alameda, por carecer de licencia, además se le impusieron otras medidas como el cese de emisión musical por no tener limitador del sonido así como la retirada del mobiliario en la terraza ya que no tenía permiso para colocar mesas y sillas en este espacio público.

Noticias relacionadas

next
x