Benidorm baja el IBI y el impuesto de vehículos y mantiene la suspensión de la tasa de mesas y sillas hasta final de 2022

15/10/2021 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm va a bajar el IBI y el impuesto de vehículos y va a mantener suspendida la tasa por la instalación de mesas y sillas hasta final de 2022. Así lo ha anunciado hoy el alcalde, Toni Pérez, que ha explicado que “estas medidas constituyen la primera fase del Plan municipal de reducción impositiva” que “seguirá en 2023” y con el que “cumplimos el compromiso que adoptamos a principios de legislatura de ir reduciendo progresivamente la carga fiscal”. Un compromiso que es posible cumplir “gracias a la buena gestión económica”, que ha permitido “la cancelación anticipada del Plan de Ajuste y la reducción de la deuda municipal en 84 millones de euros desde junio de 2015”.

Esta “reducción gradual” de impuestos y tasas, que “va a redundar tanto en el tejido social como en el productivo”, se realiza “con todas las cautelas”, asegurando “el cumplimiento de las medidas del control del gasto”, “sin repercutir en la prestación de los servicios que presta el Ayuntamiento”, y “sin renunciar a las inversiones” de mejora de la ciudad, sobre todo aquellas que “están afectadas por subvenciones europeas o de otras Administraciones”.

El alcalde ha explicado que la bajada del IBI y del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) para 2022 y la suspensión de la tasa de mesas y sillas hasta diciembre del año que viene “son un complemento a las ayudas que se han inyectado y se seguirán inyectando en las economías familiares y del tejido productivo” para paliar las consecuencias de la pandemia.

La propuesta de modificación de las Ordenanzas fiscales número 1, 3 y 20 se votará en el pleno de final de mes, para que se hagan efectivas en 2022.

Sobre la primera, Toni Pérez ha detallado que el tipo de gravamen del IBI de urbana pasa del 0,682 al 0,670, manteniendo la bonificación del recibo del 75% para las familias numerosas. El alcalde ha avanzado que “la bajada para el año que viene es solo el principio, ya que el acuerdo plenario recoge el compromiso de continuar con la rebaja gradual del IBI en 2023”. Asimismo, ha aclarado que “el Ayuntamiento no se va a acoger en ningún caso a la subida del IBI de hasta el 150% para las viviendas vacías que al parecer el Gobierno Central va a incluir en la nueva Ley de Vivienda” y cuya aplicación queda en manos de las administraciones locales.  

Por lo que respecta al Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), ha indicado que la bajada es “muy relevante ya que alcanza a todos los coeficientes” y que se sitúa entre el 18’75 y el 47% en función del tipo de vehículo”. La más significativa es la que se da en los ciclomotores y motocicletas de hasta 125 cc, que pagarán prácticamente la mitad que hasta ahora, el mínimo legal permitido; mientras que la gran mayoría de los turismos pagarán un 23,52% menos. Además, se mantendrán las bonificaciones del 75% para los vehículos híbridos y eléctricos.

En cuanto a la Ordenanza Fiscal número 20, la referida a la tasa de ocupación de vía pública de mesas y sillas y que repercute en la actividad hostelera y de restauración, “vamos a aprobar mantenerla suspendida hasta el 31 de diciembre de 2022”. Toni Pérez ha recordado que esta suspensión está en vigor desde la declaración del estado de alarma, el 14 de marzo de 2020.

El alcalde ha precisado que estas tres medidas fiscales anunciadas hoy se traducen en 1,6 millones de euros, “cantidad que el Ayuntamiento va a dejar de ingresar” y que no tendrán que abonar las familias y el tejido productivo de Benidorm.

Toni Pérez ha recalcado que “en un momento en el que está aumentando la presión fiscal estatal y autonómica”, y con el IPC y el precio de la energía en escalada, “este gobierno cumple el compromiso de bajar los impuestos”.  


Noticias relacionadas

next
x