X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los grupos políticos, a la espera de nuevos movimientos

Bascuñana se defiende y la candidatura del PP a la alcaldía de Orihuela queda en el aire hasta enero

18/10/2018 - 

ORIHUELA. Las aguas políticas se vuelven a remover en Orihuela, tal y como lo hicieron este verano, tras desvelarse presuntas irregularidades durante la etapa de Emilio Bascuñana en la Dirección Territorial de Sanidad. El alcalde salió a defenderse de las nuevas acusaciones. Lo ha hecho asegurando que emprenderá medidas legales contra Conselleria para conocer detalles de la investigación en marcha y, sobre todo, recalcando su seguridad en mantener la alcaldía, basándose, según su versión, en su inocencia y en que los informes sacados a la luz "no desvelan irregularidad alguna, no tienen recorrido, solo". 

Lo que es seguro es que, al menos por ahora, Bascuñana puede tomar aire y respirar. El Partido Popular ha decidido esperar a dar a conocer la candidatura de alcaldía de Orihuela en enero. En realidad, la dirección nacional del PP quería tener elegidos a todos los candidatos para las municipales a principios del mes de diciembre, para jugar con un calendario de seis meses hasta los comicios. Sin embargo, finalmente ha decidido aplazar los nombramientos en aquellos municipios donde hay dudas (o, directamente, conflictos), como Orihuela, para el mes de enero. El motivo es que antes de esa fecha hay previstas tres convenciones nacionales de la formación, y Pablo Casado no quiere que la política interna distorsione su agenda estratégica.

Así, se van a celebrar tres encuentros del máximo nivel con los dirigentes del PP, empezando por una interparlamentaria en Málaga, donde estarán presentes los electos nacionales y regionales de la formación. Asimismo, con pocos días de diferencia tendrá lugar una reunión de presidentes de diputación de la formación popular, que en este caso se ha convocado en Almería. En enero hay previsto otro encuentro 'programático', en el que los cuadros populares tienen que fijar las líneas estratégicas del partido. Solo entonces, se tomará la decisión sobre los candidatos a los ayuntamientos donde la elección no está ya decantada.

Terreno conocido

El panorama político local oriolano vuelve a agitarse y a hacer mover ficha al Gobierno local y a la oposición. A la luz de los nuevos informes del Consell sobre la actividad del alcalde de Orihuela no han tardado en salir a la palestra tanto gobierno como oposición para dejar claras, al menos por ahora, sus posiciones.

Defensa y respaldo desde Alcaldía y el portavoz del Equipo de gobierno a Bascuñana y, por el momento, discreción del resto del PP más afín al presidente popular local, Dámaso Aparicio. Condena desde la oposición, por parte de PSOE y Cambiemos Orihuela que piden, o bien la dimisión de alcalde, o bien que no renueve su candidatura. Y la postura de Ciudadanos, más ambigua, que, aunque dice condenar los actos descritos en las informaciones sobre Bascuñana, no acaba de concretar ninguna acción concreta y respalda, por inacción, el puesto del alcalde de Orihuela.

Estas posturas que recuerdan, a las que ya tomaron este pasado verano. PSOE y Cambiemos, desde la oposición fueron los primeros en condenar las informaciones y pedir un pleno extraordinario para que el alcalde diera explicaciones. Ciudadanos condenó al principio las presuntas irregularidades del alcalde oriolano, aunque, al no haber sentencia ni judicialización del caso, no movió ficha para mover a Bascuñana de su asiento en Alcaldía. Ni siquiera cuando PSOE y Cambiemos Orihuela promovieron una moción de censura que acabó por no salir y llevó la propuesta y la polémica a los cajones, hasta ahora.

La diferencia es que, ya en otoño, están más cerca las elecciones locales de mayo de 2019 y los movimientos de estrategia para la futura campaña ya empiezan a verse. Uno de los primeros quiebres, el ya mencionado retraso en la elección a la alcaldía del PP oriolano. El Partido Popular se da aire para ver cómo se resuelve la situación de Bascuñana. De momento, no interfieren en su carrera por ser candidato a la reelección. Y es que, aún las informaciones no están afectando al partido. 

Bascuñana, de hecho, anunció ayer que mantiene su puesto y, también, su intención de volver a presentarse a a alcaldía oriolana, como ya defendiera este verano. Para el alcalde de Orihuela, los tiempos y la publicación de los informes tiene que ver con una maniobra política de sus adversarios para arrebatarle el puesto. 

Desde las filas de Ciudadanos (Cs), al menos desde València, se juega con anunciar una posible moción de censura. No obstante, Cs, el socio de Gobierno local de Bascuñana, ya hizo quebrar la propuesta de moción de PSOE con Cambiemos Orihuela este verano y también dijo "no", más recientemente a esta opción en Torrevieja. Por ello, aunque dejen entrever esta posibilidad, parece claro que no llegaría a prosperar realmente. A menos que la situación sea realmente insostenible. 

PSOE y Cambiemos Orihuela, desde la oposición se mantienen en la condena de las informaciones aunque no parece que vayan a volver a plantear una nueva moción de censura visto lo meses que quedan por delante y el archivo de su propuesta en verano. Parece ser que centrarán sus fuerzas en prepararse para las próximas elecciones. Carolina Gracia ya es la candidata a alcaldía del PSOE para Orihuela y, en este momento está configurando su equipo de trabajo y listas para preparar la próxima campaña. Cambiemos Orihuela aún no ha confirmado su candidatura. 

Así, a la espera de nuevos movimientos en el tablero, la precampaña oriolana comienza a calentar motores.

Noticias relacionadas

next