X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las organizaciones empresariales alertan de la inestabilidad

Así será 2020, según los empresarios alicantinos

1/01/2020 - 

ALICANTE. Arranca un nuevo año en el que los análisis optimistas de los expertos financieros se combinan con los augurios algo más pesimistas de los empresarios, con la incertidumbre (tanto local como internacional) como el principal 'nubarrón'. Sin pretender caer en la profecía autocumplida, hablamos con los responsables de seis organizaciones empresariales de la provincia (dos patronales, dos sectoriales, la Cámara y el think tank Ineca) para que desgranen sus previsiones en términos macroeconómicos para el año que empieza.

Perfecto Palacio (CEV): Inestabilidad y ralentización

El presidente de CEV Alicante advierte de que "el escenario político actual es complicado, y esto no va a ser bueno ni para la creación de empresas ni para atraer inversión. La economía necesita estabilidad y moderación". Para la provincia de Alicante "es especialmente gravoso, porque sufrimos el enorme lastre de la infrafinanciación y necesitamos especialmente que se aprueben unos presupuestos y unas inversiones estatales acordes a nuestra aportación al PIB y a nuestra población. El entorno internacional no ayuda, en una coyuntura marcada por el neoproteccionismo, los riesgos geoestratégicos, el brexit y los bajísimos tipos de interés".

Las perspectivas económicas, asegura, tampoco son halagüeñas. "A partir de los datos de los tres primeros trimestres de 2019, seguiremos en una etapa de ralentización económica. El ritmo de avance sitúa a Alicante en un crecimiento similar a la de la media nacional, pero con una trayectoria más débil y por debajo de su potencial". Por ello, "los empresarios tenemos que insistir en que las políticas públicas deben ir encaminadas a la mejora de la gestión y a la lucha contra la economía sumergida, antes que a aumentar la presión fiscal. Lo que pedimos desde la CEV a los políticos es lo de siempre: visión a largo plazo y sin perder de vista el escenario de ralentización".

Juan Riera (Cámara): Moderadamente optimista

El presidente de la Cámara de Alicante se declara "por naturaleza optimista", pero advierte de que "el próximo año se presenta con multitud de variables que pueden hacer cambiar cualquier previsión razonable: ¿Tendremos por fin Gobierno?, ¿qué políticas económicas va a acometer?" A su juicio, "un programa de máximos radicales en economía será sin duda una mala noticia". El Brexit es otra variable negativa "porque por mucho que nuestras empresas turísticas estén preparadas, hasta que no veamos a qué acuerdos se llega finalmente no dejaremos de estar preocupados. Pasará lo mismo con el importante sector hortofrutícola de la provincia y con multitud de pequeños productores. El pulso entre China y EEUU, y entre EEUU y la Unión Europea, no presagia buenas noticias". Y finalmente "los analistas inciden en que el crecimiento está desacelerándose y que si Alemania se constipa el motor europeo sufre".
 

"En todo caso espero que todos estos nubarrones no impidan que, como habitualmente, las empresas de la provincia saquen lo mejor de sí mismas y se reinventen de nuevo adelantándose a los acontecimientos negativos. En este aspecto, porque conozco nuestras empresas, sí soy moderadamente optimista", remata.

Rafael Ballester (Ineca): fortaleza tecnológica

"2020 va a comenzar marcado por diferentes incertidumbres cuya resolución marcará, de un modo u otro, el devenir de la economía provincial", coincide el presidente del Instituto de Estudios Económicos de Alicante. Del futuro Gobierno "esperamos una solución racional a la financiación autonómica y especialmente unos Presupuestos que traten con equidad y visión estratégica a la provincia". El Brexit "será igualmente uno de los escenarios importantes, cuyas consecuencias van a poner a prueba la resiliencia y capacidad de adaptación del sector turístico". También "la tensión comercial, que esperamos tienda a normalizarse". Ineca espera, con todo, que una solución favorable de estas cuestiones contribuya a reducir los efectos de la desaceleración y refuerce nuestras fortalezas. Una de estas es, precisamente, "la consideración de la provincia como Hub Tecnológico, reconocido ya a nivel internacional, y capitaneado por el Distrito Digital".

Finalmente, 2020 debe ser un año "donde se afronte una solución estable al problema del agua en la provincia, donde vivimos, de forma incomprensible, una suerte de 'día de la Marmota' que condiciona el presente y futuro de un sector estratégico. Es urgente propiciar un pacto territorial e institucional basado en datos y estudios objetivos y establezca unas reglas del juego claras y transparentes". En este contexto, Ballester destaca el "reto de la estrategia dirigida a resolver los problemas generados por la DANA, cuya visión global debiera inspirar futuros planes estratégicos en otras zonas". Y pide no olvidar que el cambio climático "es una realidad que debe llevarnos a producir, trabajar y vivir de manera más sostenible ayudados por la tecnología".

Maite Antón (Aefa): Consolidación y logros

"El 2020 será un año de consolidación: Aefa cumple este año un cuarto de siglo de servicio a sus asociados, pero también de ser y sentirse útil a la sociedad. Nuestro aniversario y la celebración del Forum Familiar en Benidorm serán dos hitos muy importantes", indica la nueva presidenta de Aefa. "Y también será un año de logro, puesto que tras la modificación que permite bonificar al 99% el impuesto de sucesiones y donaciones para empresas con facturación inferior a los 10 millones de euros, tenemos el reto de lograr que se extienda en general a todas las empresas".

En el ámbito de coyuntura económica, "entiendo que será un periodo clave lleno de retos. Primero, porque hay que hacer frente al entorno geopolítico internacional, segundo porque debemos aspirar a un entorno político nacional que nos dote de estabilidad socio-económica que no hemos tenido hasta ahora. Con estos elementos, seguimos pensando que el tejido empresarial de Alicante seguirá luchando con éxito para hacer frente a estas circunstancias y creciendo en proyección nacional e internacional".

Javier Reina (Terciario): estabilidad en clave local

"La política seguirá marcando la agenda en el 2020, la inestabilidad genera incertidumbre, y esto no es positivo. No obstante, el mercado es inteligente y suele reponerse", señala el presidente de Terciario Avanzado. "La primera prueba llegará con los presupuestos", considera Reina, quien advierte de que "la presencia de Unidas Podemos no augura noticias favorables para los inversores". En cuanto a Alicante, habrá varias claves que marcarán el año. "La política la marcará la relación del Consell y la Diputación: el entendimiento ha marcado la agenda, y el bien común se ha impuesto a los partidistas. Fundamental estar atentos a qué ocurrirá con la infrafinanciación hacia la Comunitat y por ende a la provincia. Mi opinión es que todo seguirá igual para este año". 

En clave local, "la política local y autonómica nos da estabilidad y eso genera cierta seguridad a inversores extranjeros que seguirán invirtiendo en Alicante. El efecto Distrito Digital y nuestra gran fortaleza turística genera un entorno de oportunidad que la sociedad alicantina deberá ser inteligente y aprovechar". Por otro lado, la lista de deseos para el 2020 para porque "el Puerto de Alicante se convierta en un hub de atracción del sector de los servicios avanzados; un Palacio de Congresos capaz de atraer el turismo MICE; recuperación de la Vega Baja tras la DANA; potenciar el entorno de IFA y avances en el Corredor del Mediterráneo".

Juanjo Sellés (Uepal): Ojo a la presión fiscal

"Desde mi punto de vista hay dos cuestiones que condicionan todo: la falta de estabilidad política y de gobierno en España; y la pulsión latente de incremento de la presión fiscal", avanza el presidente de la patronal alicantina Uepal. "Dicho de otro modo: subir los impuestos más un gobierno inestable, igual a menos inversiones". Sellés asegura que "hay liquidez tanto en las empresas como en los particulares, fruto de la recuperación económica que sí se ha notado en estos últimos dos o tres años. Pero en estos momentos de incertidumbre y falta de horizonte de estabilidad hay una contracción de las inversiones a medio y corto plazo". 

El presidente de Uepal destaca que "la demanda de pequeñas inversiones y gastos es muy importante, y se ha notado en esta campaña navideña, pero hay síntomas de apalancamiento a la hora de iniciar proyectos empresariales de envergadura". Es más, "podemos hablar de que los inversionistas buscan otros espacios donde ubicarse, y Portugal es uno de ellos. Este es el reto que tenemos en España, dotarnos de estabilidad política y lograr un mejor clima que atraiga inversión".

Noticias relacionadas

next
x