X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el polideportivo de busot

Así está el colapso en la Diputación: arranca ahora la obra que creó la polémica de las 'ayudas a dedo'

26/12/2018 - 

ALICANTE. Siete meses después de que se generara la polémica de las ayudas a la carta en el seno de la Diputación de Alicante, se inicia ahora el proyecto que abrió toda la batalla legal entre la institución, el grupo político Compromís y algunos ayuntamientos, que impugnaron el proceso. Se trata de la del polideportivo de Busot, cuyo alcalde, Alejandro Morant, es, además, diputado de Hacienda

Esta semana pasada, el consistorio ha adjudicado la redacción del proyecto para esa instalación deportiva por 77.675 euros a un despacho de ingenieros. En teoría, esa obra debía empezar en 2018, pero con el acuerdo político de los planes y obras de servicios y las obras financieramente sostenibles, se pasó a 2019, con la condición de que estuviera el proyecto adjudicado y redactado. Pues será en estos primeros meses cuando se redacte el proyecto del futuro polideportivo de Busot.

Pero el caso de Busot no es el único. Muchos ayuntamientos que tenían comprometidos ayudas a proyectos singulares, que se incluyeron en los acuerdos políticos de finales de julio, han tenido que esperar que hubiera consignación presupuestaria para tener la tranquilidad de que iba a ejecutar. Algunos sin embargo, no lo han conseguido y su proyecto será incluido en los presupuestos de 2019.

Es lo que sucedió con los proyectos de L'Alfàs el Pi, Aspe, Benitatxell, Cox, Dénia, Muro de Alcoy, Daya Nueva, Altea, Benasau, Tibi y Alcalalí. El PSPV presentó una moción para pedir agilidad en estas obras, cuyos ayuntamientos ya han remitido la documentación a la institución provincial y, hasta hace unos días, no tenían garantía de que habría consignación presupuestaria. Y es que al tratarse de obras financieramente sostenibles, su proceso de licitación debía comenzar antes del 31 de diciembre de 2018, o de lo contrario se podrían perder los fondos consignados. Pero ante la imposibilidad de lograr este requisito, el equipo de gobierno del PP se ha comprometido a incluir estas obras en el presupuesto de 2019.

Y es que el área de Obras, dirigida por Bernabé Cano, registra un colpaso importante, debido, en parte, a la gran cantidad de proyectos que se tramitan por la vía de los obras financieramente sostenible. Algunos ayuntamientos pequeños no tienen capacidad para redactar los proyectos; en otros casos, los procesos de licitación no arrancan en tiempo y forma. El diputado de Economía, Carlos Castillo, anunció que el presupuesto de 2019 incluiría una parta de un millón de euros para reforzar la ayuda a los consistorios para poder redactar los proyectos.

Noticias relacionadas

next