X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

"el proyecto ha empezado por el sur porque hacía más falta, pero llegará al norte"

Antonio Rodes: "El Distrito Digital va a crear 3.000 empleos de la nueva economía en un lustro"

13/12/2018 - 

ALICANTE. El Distrito Digital, el proyecto con el que el Consell quiere contribuir al cambio de modelo productivo de la Comunitat Valenciana, ya es una realidad. El director general de la Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV), Antonio Rodes, nos atiende en su despacho de la antigua Ciudad de la Luz mientras ocho empresas, incluida la multinacional española Indra, trabajan ya en el entorno de los antiguos estudios de cine. Este fin de semana se producirá el primer acto público del Distrito, con un evento de gaming y eSports en el Centro de Congresos de Elche, y para enero está prevista la puesta de largo. Todo, en menos de un año desde que Proyectos Temáticos se puso manos a la obra, el pasado mes de febrero.

-Este fin de semana se presenta el Distrito Digital con un gran evento de gaming y eSports en Elche. ¿Cómo espera que salga el acto?

-Bueno, primero tengo que decir que la puesta de largo del Distrito Digital no será este fin de semana, sino probablemente en enero con un gran acto en el edificio DD1, el edificio de oficinas del entorno de Ciudad de la Luz, en la sala para eventos que hemos reservado en la cuarta planta. Será en enero o febrero en función de la agenda del presidente de la Generalitat, y queremos que ese acto sirva también para presentar el consejo asesor del Distrito que estamos intentando articular, en el que habrá grandes empresas del sector, entidades financieras, universidades, y talento reconocido. El DDXperience de Elche es un evento en el ámbito del gaming y el eSport, dentro del Distrito Digital evidentemente, porque es una de sus patas, como la realización de eventos. Para que un ecosistema funcione tienen que ocurrir cosas, y eso ocurre en los eventos. Creo que va a salir muy bien porque van a venir grandes influencers, esperamos que pasen varios miles de personas en el fin de semana. Estoy convencido de que va a ser un éxito tremendo y tendrá un impacto positivo en la ciudad de Elche. También tengo que decir que se celebra en Elche porque lo decidió así el propio presidente, porque es una ciudad muy activa e incluso ya hay alguna empresa importante en el ámbito del gaming, como la de Iñaki Soriano, el ex de Hawkers.

"En enero presentaremos el consejo asesor del Distrito, con grandes empresas, entidades financieras, universidades y talento"

-El sector del gaming valenciano ha expresado recientemente su malestar porque no se haya contado con ellos para el ‘hub’ alicantino, e incluso ponen en duda el procedimiento para conformar la sociedad mixta con un socio privado que están creando. ¿Algo que decir?

-Sin ánimo de entrar en ninguna polémica, debo decir que nos hemos sumido en la perplejidad al leer lo que dicen. ¿Por qué? Primero, porque la licitación se hizo en primavera, no en Navidad o agosto, sino en primavera. Y se podía presentar cualquiera. Tercero, se hizo vía licitación europea cuando no era necesario, pero entendimos que era preferible para dar más cabida a posibles ofertantes. Cuarto: la licitación europea prevé 35 días de licitación, y aquí se dieron 90, para que todo el mundo tuviera la ocasión de armar una buena propuesta. Y quinto: ese proceso, además, fue acompañado de múltiples informaciones en los medios. Entonces, mi reflexión personal es que, si algún agente del sector del gaming o el eSport, al que se supone cierta entidad, no se ha enterado de esto y dice que se ha hecho de forma clandestina, pues mueve a extrañeza. No es normal. Hubo varias empresas que se interesaron y llamaron para pedir información adicional, y se las atendió, aunque luego no presentaron oferta. Y por otro lado, sobre los recursos que aporta la empresa seleccionada, debo decir que buscábamos un socio industrial, no financiero. Este es un sector recién nacido, donde no hay aún potencial financiero, pero es que lo que buscábamos era el know-how de las empresas, para precisamente ayudarlas a crecer. Y eso fue lo que valoramos. Por supuesto, tenemos la puerta abierta, siempre, al resto del sector.

-¿Y el proyecto de Distrito Digital, en qué punto se encuentra?

-Pues con una presión tremenda en este momento. El Distrito Digital consiste en intentar poner en pie un ecosistema en el ámbito de la economía digital. Esto viene por un impulso del presidente para contribuir al cambio de modelo económico tradicional, que empieza por el sur pero no se va a limitar al sur. Y empieza por aquí, primero porque hacía más falta que en el norte, y luego porque tiene ventajas competitivas muy importantes, algunas comunes a toda la Comunitat y otras específicas. Pero un proyecto así necesita tiempo, y esto lo aprueba el consejo de administración de al SPTCV en febrero de este año, en marzo sacamos el plan de incentivos en el DOGV, las empresas empiezan a lanzar solicitudes en junio-julio y se cierra el plazo el 31 de octubre. Muchas empresas son extranjeras, y hay más solicitudes que plazas. Teníamos previstas 62 plazas por el presupuesto de incentivos y ha habido 69 solicitudes, pero además han aparecido empresas que no quieren el incentivo pero sí quieren venir, una docena ya. Y a eso se suman las empresas tractoras, tipo Indra, Accenture… que tampoco piden incentivo. Entonces lo que estábamos pensando, que era un ecosistema para generar en un plazo de dos años alrededor de 500 puestos de trabajo de la nueva economía, se ha convertido en un horizonte de 3.000 empleos pero, eso sí, en cinco años.

-¿Por qué en cinco años? 

-Porque vamos a someter a un test de estrés enorme a las universidades y a los centros de FP. Porque si no, las empresas acaban canibalizándose. Esto ha generado una tensión, porque por un lado las empresas que quieren venir tienen que cumplir los trámites administrativos del Distrito, más en el caso de las extranjeras, los trámites del Estado español, que son farragosos. Calculamos que a una empresa extranjera, desde que termina con nosotros, le quedan dos meses y medio como mínimo de trámites con la legislación española. Para poder empezar a contratar. Es una gimnasia administrativa tremenda a la que, por cierto, no están acostumbrados muchos países de origen de esas empresas. Y por nuestra parte, hemos tenido que poner patas arriba muchas cosas: cambiar la red de los edificios donde se van a instalar, preparar los edificios, pasarles el mocho… todo esto ha ido confluyendo porque tenemos que licitar paso a paso, algunas se han recurrido, aunque hemos ganado… pero digamos que han llegado las empresas y estamos limpiando todavía, como cuando los novios entran a la iglesia en la película ‘El Verdugo’ de Berlanga.

"vamos a someter a un test de estrés enorme a las universidades y a los centros de FP. Porque si no, las empresas acaban canibalizándose"

-¿Esperaban la respuesta de las empresas, sobre todo las grandes multinacionales que actúan como tractoras?

-Bueno, han respondido empresas grandes, pero también muchas empresas pequeñas, del segmento startup, y también de tamaño medio. Esas son las 69 que le comentaba antes que se han acogido al plan de incentivos. Alguna incluso cotiza en Bolsa en su país. Sopra Steria, no obstante, ha tenido que esperar, estuvieron aquí viendo el edificio, eligiendo el espacio… pero finalmente han tenido que dejarlo para más adelante por cuestiones internas.

-¿Hay alguna empresa que ya haya empezado a trabajar aquí?

-Sí, sí, de las pequeñas sobre todo, pero también alguna grande. Por ejemplo, Indra ya está instalada en el antiguo centro de estudios (junto a À Punt), con varias decenas de profesionales. En estos momentos tenemos ya ocho empresas. Van llegando poco a poco. Calculo que esto estará completo en marzo, que es cuando se cumple un año del lanzamiento de los incentivos. Un año para poner en pie todo esto… es muy rápido. Hay gente que intenta montar ecosistemas y tarda años, y tenemos algún ejemplo cercano, que no ha prendido. Nosotros estamos en situación de poder ofrecer resultados ya. Y luego tenemos otros retos…

-¿Por ejemplo?

-El Distrito Digital tiene otro reto. ¿Qué es ahora? Muy simple, la SPTCV por un lado da incentivos a unas empresas que vienen, con la condición de que cumplan una serie de condiciones, y por otro es un proveedor de espacios, lógicamente cobrando mediante un contrato de coworking, que incluye alquiler y servicios que se prestan. Estamos como estímulo fiscal y como caseros. Ahora tenemos que dar un salto, el Distrito Digital tiene que ser algo más, no puede circunscribirse a un espacio físico, porque no lo es. Esto no es un negocio de espacios, sino de talento. Entonces, el siguiente paso que vamos a dar ya es crear en equipo para ofrecer un paquete de servicios para las empresas: desde marketing, acceso al mercado, a rondas de financiación… son servicios que las empresas de la nueva economía necesitan. Ofrecer eso no solamente a las empresas que estén físicamente aquí, sino a todas las firmas de la Comunitat Valenciana que están operando en la economía digital. El Distrito va a ofrecer servicio a todas. Para eso estamos licitando la configuración de ese equipo de gestión, que por fin hemos podido abrir. Antes de Navidad espero que esté resuelto. El paso de ser un espacio físico a un proveedor de servicios de la economía digital es importante.

-Hablando de espacios, el conseller de Hacienda anunció que tienen un espacio para el Distrito Digital en Benidorm. ¿Junto a Terra Mítica?

-Efectivamente, de la etapa de desinversión en el ámbito de Terra Mítica tenemos una parcela de 750.000 metros cuadrados que nos quedamos, y queremos dedicarla a la economía digital. Lo que ocurre es que ahí tenemos que hacer un cambio de uso, porque está contemplado para parque temático y habría que pasarlo a terciario. Y eso nos va a llevar un mínimo de dos años, pero bueno, ese plazo en este sector es nada. Y ahí cabe mucha infraestructura, porque tiene 750.000 metros de parcela, con 150.000 metros de techo. Este negocio, además, es muy intensivo en suelo, y un trabajador utiliza solo 10 m2. Eso significa que ahí podrían alojarse 15.000. Queremos que sea un espacio de reserva para crecer hacia el norte, también hacia Valencia y Castellón. Pero hay que tener en cuenta que acabamos de empezar.

"todavía deshojando la margarita de Panoramis, esperando los informes. Tiene el problema de que hay que no está pensado para oficinas"

-¿Hay ya una decisión tomada sobre el centro comercial Panoramis? ¿Se integrará finalmente a los espacios del Distrito Digital?

-Estamos todavía deshojando la margarita, esperando los informes que hemos pedido. Pero antes de final de año tiene que estar claro. Es una de las posibilidades que hay para crecer, pero tiene el problema de que hay que hacer obras, porque no está pensado para oficinas. No está la decisión tomada aún.

-Pasemos a hablar de la Volvo Ocean Race. Está a la vuelta de la esquina la edición conmemorativa, ¿cómo será?

-Bueno, esto es un epígono a la edición anterior, para no dejar pasar tanto tiempo entre una edición y la siguiente, y será básicamente una fiesta popular, aunque también se celebrará en su marco alguna competición de vela de ámbito nacional. Pero sobre todo se tratará de una serie de eventos lúdicos y deportivos, con alguna feria. Y aprovecharemos también para hacer algo dentro del ámbito de la economía digital. Y tengo que decirle que estamos en la recta final de la novación del contrato con la organización. Sabe que Volvo ha vendido la franquicia, aunque quien se hace cargo del evento son los mismos gestores que tenía el evento, y eso nos da cierta tranquilidad. Pero ya no es Volvo, y se llamará de otra manera. Pero básicamente será lo mismo. El evento se va a realizar cada cuatro años, en lugar de cada tres, con lo cual la siguiente edición será el 2021, con lo que este ‘Puerto de Encuentro’ tiene más sentido. Y claro, esos cambios significan una novación del contrato que había firmado entre Volvo y la Generalitat. Se ha negociado, y se va a llevar al pleno del Consell este viernes.

"Este viernes el pleno del Consell verá la novación del contrato con la Volvo, que ha cambiado de dueño y cambiará de nombre"

-¿Cómo está el asunto de las exenciones fiscales para la próxima edición? ¿Lo han aclarado con el Gobierno?

-Sí, sí. Yo me veo impotente con esa historia, porque la Generalitat ha hecho todos los deberes, al contrario de lo que se ha publicado. La SPTCV, en plazo, el pasado octubre, envía al Consejo Superior de Deportes, que es el órgano competente, la solicitud para poner, de nuevo, el evento de la Vuelta al Mundo de Vela, como acontecimiento de excepcional interés público. El Consejo Superior de Deportes (CSD) tiene que hacer sus informes y pasarlos al Ministerio de Hacienda. Se produjo una pregunta parlamentaria de un senador del PP, que preguntó al Ministerio de Hacienda, y la respuesta fue "no nos ha llegado nada". Oiga, lo que ocurre es que el órgano del Gobierno central llamado CSD no le ha pasado todavía a Hacienda su informe, y por eso no tiene nada. Pero no significa que la Generalitat no haya hecho sus deberes, que los hizo en plazo y forma. En cualquier caso, le diré que esas exenciones tienen que aparecer en los presupuestos de 2020, no de 2019, porque son tres años de exenciones, pero la regata se va a producir cada cuatro. Como la salida es en 2021, las exenciones empiezan el año anterior y acaban el siguiente, el 2022.

Noticias relacionadas

next
x