X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la regidora no adscrito desveló que francó le ofreció un sueldo de 3.500 euros

Anticorrupción remite al juzgado el intento de compra de Belmonte sin concretar los delitos

28/09/2018 - 

ALICANTE (EFE). La Fiscalía Anticorrupción ha remitido a los juzgados de Instrucción de Alicante un escrito donde solicita la apertura de una investigación por el supuesto intento de compra del voto de la edil tránsfuga Nerea Belmonte por parte del PSPV-PSOE, han confirmado este viernes a la agencia fuentes jurídicas.

La decisión del fiscal Felipe Briones es el resultado de las pesquisas realizadas por él mismo a raíz de la denuncia de dos militantes de Podemos, que han incluido la declaración de cuatro testigos y de un investigado: el exdiputado y exsenador socialista Ángel Franco. El fiscal Anticorrupción de Alicante considera que los hechos pueden ser constitutivos de delitos, aunque no precisa cuáles ni propone por el momento la práctica de diligencias, según las fuentes consultadas.

El caso deberá ser asignado ahora tras pasar por el sistema de reparto del Decanato del Palacio de Justicia de Alicante a uno de los nueve juzgados de Instrucción existentes en la demarcación.

El voto en blanco de Belmonte, expulsada en 2016 de Podemos y de la coalición Guanyar Alacant, permitió al PP el pasado 19 de abril recuperar la alcaldía alicantina como lista más votada en las últimas elecciones municipales, en detrimento del PSPV-PSOE.

Una semana más tarde, durante el primer pleno municipal dirigido por el nuevo alcalde, Luis Barcala, la concejal no adscrita reveló que le habían ofrecido un sueldo de 3.500 euros y un puesto en las listas electorales para que apoyara a los socialistas.

La actual portavoz del PSPV en el consistorio, Eva Montesinos, aspiraba entonces a suceder en al anterior alcalde, Gabriel Echávarri, quien acababa de dimitir del cargo por su doble procesamiento judicial en dos causas por supuesta prevaricación. Tras recibir la denuncia, la Fiscalía Anticorrupción abrió unas diligencias de investigación por un supuesto delito de cohecho.

En el marco de esas pesquisas, tomó declaración como testigos a la propia Belmonte, su asesora, Elsa Martínez y los portavoces de Compromís y Guanyar Alacant en el ayuntamiento, Natxo Bellido y Miguel Ángel Pavón, respectivamente.

Las dos primeras señalaron ante el fiscal a Ángel Franco, a quien se atribuye el control de la agrupación socialista local, como el autor del ofrecimiento, que según ellas incluía además un puesto de trabajo en un centro comercial de la ciudad para Elsa Martínez.

En cambio, Franco, que compareció como investigado ante Briones el pasado 19 de septiembre, negó esas acusaciones y afirmó, por el contrario, que habían sido Belmonte y su asesora las que habían pedido contraprestaciones.  Según su versión, la edil pretendía que los 14 concejales del antiguo tripartito de izquierdas (PSPV, Compromís y Guanyar) le aseguraran por escrito un sueldo como concejal y exigía que esa medida fuera aprobada por el pleno antes de julio

Noticias relacionadas

next
x