X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el instituto presenta un estudio que pone de relieve las fortalezas de la provincia

Aniversario Ineca: Alicante se da un baño de datos positivos para arreciar en la reivindicación

1/03/2019 - 

ALICANTE. Alicante es la primera provincia de España no capital autonómica en la mayoría de rankings nacionales: en PIB (37.780 millones), en número de empresas (138.000), en actividades económicas distintas (81 sobre los 88 epígrafes posibles), en suelo industrial (56,3 millones de metros cuadrados en 174 polígonos), en solicitudes de protección industrial, en municipios turísticos, conexiones desde su aeropuerto... son algunos de los datos "para subir la autoestima", como pedía el presidente de Ineca, Rafael Ballester, que contiene el estudio sobre Fortalezas de la Provincia de Alicante que presentó el instituto de estudios con motivo de su décimo aniversario.

La gala, celebrada en el auditorio de la Euipo, congregó a 400 representantes del empresariado y las principales instituciones de la provincia. Además del presidente de Ineca, tomaron la palabra el presidente fundador de la entidad, Joaquín Rocamora, que recibió junto con dos miembros de la junta original uno de los premios, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, el presidente de la Diputación, César Sánchez, y el conseller de Economía, Rafa Climent, que cerró el acto. A excepción de este último, que dedicó su intervención a hacer balance de las políticas de su departamento en esta legislatura, todos los intervinientes coincidieron en señalar las potencialidades de la provincia recogidas en el estudio y la necesidad de seguir trabajando y manteniendo las principales reivindicaciones aún por satisfacer, como el agua, las inversiones de la administración y la financiación.

De esta forma, el presidente de Ineca reivindicó durante su discurso que "necesitamos inversiones y gasto público alineados con las necesidades económicas y sociales de nuestras empresas y de la ciudadanía, que contribuyan a mejorar nuestros indicadores". Asimismo, trasladó a los políticos presentes las principales sugerencias recogidas durante el trabajo de campo para elaborar el estudio que se presentaba: "reducir la burocracia y el intervencionismo", "estabilidad y seguridad jurídica", "colaboración público-privada sin complejos" y "generosidad en la inversión en I+D+i".

El sector exterior como embajador

En cuanto al documento, Ballester destacó que "nos conocemos poco y nos conocen poco", y defendió aplicar una visión global que facilite las sinergias y la planificación estratégica de inversiones. Para ello, propuso convertir en embajadores a los millones de visitantes que recibe la provincia cada año (13,5 el pasado ejercicio, tal como refleja el informe), a las empresas que exportan a más de 200 países (prácticamente todos), y a los "miles de alicantinos que viven y triunfan fuera". Como retos inmediatos, el presidente de Ineca señaló cuatro: mejorar los indicadores de empleo, disponer de empresas más grandes, la digitalización y mejorar la financiación autonómica y provincial.

Antes que Ballester tomó la palabra el alcalde de Alicante, que inauguró el acto. Barcala sacó a relucir en su discurso la apuesta de la ciudad por la digitalización con su proyecto personal, Alicante Futura, al que puso en pie de igualdad con el Distrito Digital como viene sucediendo en las últimas semanas en cada aparición pública del munícipe. Por su parte, el presidente de la Diputación centró sus reivindicaciones en las inversiones públicas, la financiación, el apoyo a las zonas logísticas (ZAL), el Corredor Mediterráneo y, especialmente, el agua. "Hay que ser ambiciosos y seguir creciendo", concluyó.

Rocamora y Coepa

Y es que era una noche para la reivindicación. La más sorprendente, de forma involuntaria, la protagonizó el primer presidente de Ineca, Joaquín Rocamora, cuando se refirió hasta en dos ocasiones al instituto de estudios con el nombre de la extinta patronal alicantina (que también presidió), Coepa. Rocamora destacó que diez años es mucho tiempo, lo que evidencia que Ineca no era algo "de usar y tirar", y que los empresarios que la fundaron "no estábamos tan equivocados, aunque algunos querían que así fuese". En el plano reivindicativo, recordó que "estamos mal financiados, tenemos pocos valedores y muchos enemigos, aunque para eso nos bastamos nosotros". Pero, repuso, "con estos empresarios tenemos mucho futuro".

El objetivo del informe Fortalezas de la Provincia de Alicante no es solo reunir en un solo documento las distintas realidades de cada comarca, para subsanar el fallo que señalaba Ballester en su intervención ("nos conocemos poco, y nos conocen poco"), sino poner en valor las muchas y variadas potencialidades de la provincia, con el objetivo de "subir la autoestima", y contribuir con esa visión positiva de la provincia a seguir trabajando para mejorar. Un objetivo que, al menos entre los presentes, se consiguió. El conseller de Economía, que cerraba el acto, confesó que se marchaba "lleno de adrenalina".

Antenas en Vietnam y Filipinas

Pero Climent pronto llevó su intervención por otros derroteros. El suyo fue el discurso más comentado en los corrillos posteriores (con cierto disgusto mal disimulado en los representantes del PP) por la sucesión de cifras que puso sobre la mesa para hacer balance de su legislatura como conseller. Así, destacó el compromiso del Consell de reducir la burocracia para facilitar inversiones, el hecho de que "se ha doblado el capital invertido en la Comunitat", el crecimiento del PIB en los últimos cuatro años, las ayudas a polígonos en 2017 y 2018 ("casi la mitad en Alicante")... y dos anuncios: un incremento de la partida para el programa de empleo Avalem, fruto de la redistribución de fondos no gastados en otras autonomías; y la apertura de tres nuevas antenas (sumadas a las 37 actuales) de apoyo a las empresas valencianas en Vietnam, Filipinas y el oeste de Estados Unidos.

La gala sirvió también para entregar unos galardones con los que Ineca, más que a personas o instituciones, pretendía reconocer valores alicantinos. El primero fue para el tenista David Ferrer, por llevar la 'marca Alicante' durante toda su carrera por todos los rincones del mundo. Ferrer, que a esas horas seguía en Acapulco intentando despedirse a lo grande, envió un vídeo de agradecimiento. El segundo, para el Forum de la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa), para reconocer la unión de tradición y modernidad; y el tercero para el Pacto del Agua de la Diputación, firmado por todos los partidos, para premiar la cultura del consenso. Asimismo, la primera junta directiva de Ineca recibió un premio especial de homenaje.

Noticias relacionadas

next