Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tras la anulación del proceso electoral

Amparo Navarro Faure volverá a presentar su candidatura a rectora el próximo curso

28/05/2020 - 

ALICANTE. La catedrática de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro Faure, ha calificado de "razonable y ajustado a derecho" la decisión del Consejo de Gobierno de la Universidad de Alicante (UA) de desconvocar el proceso electoral  al Rectorado que se inició el pasado mes de febrero, y aceptó el inicio de un nuevo proceso en el mes de septiembre, con la apertura del próximo curso. 

La catedrática, que había formalizado su candidatura al Rectorado el pasado 4 de marzo, ha confirmado este jueves "mi más absoluta determinación de volver a presentarme a este proceso electoral cuando se vuelva a convocar en septiembre próximo, firmemente convencida de que podemos impulsar la UA tras esta crisis del coronavirus que ha afectado a todos los ámbitos de nuestra vida y, de una manera muy notable, al de la docencia y la investigación. La transformación digital y el escenario económico y social post-Covid nos ha obligado a repasar todo nuestro programa, con una especial preocupación por el estudiantado y por el esfuerzo ímprobo que profesores y personal de Administración y Servicios han llevado a cabo en este proceso de adaptación. Nadie se puede quedar atrás. La investigación y la transferencia también han demostrado que son la única salida, y la Universidad debe liderar y ayudar a obtener los recursos necesarios".

Desde su punto de vista, la decisión de hoy del Consejo de Gobierno de la UA estaba justificada porque el Decreto del Estado de alarma suspendió todos los plazos de los procedimientos administrativos. "Cuando se ha levantado esa suspensión ya no estamos en periodo lectivo, y nuestro Estatuto impide llevar a cabo elecciones fuera de ese periodo lectivo". Por ello, la catedrática de derecho añadió que era "importante anular y volver a citarnos a las urnas en los próximos meses, de modo que se pueda asegurar la participación electoral con el nuevo censo y teniendo muy en cuenta la posibilidad del sistema de votación telemático que, por un lado, garantice la salud de todos los participantes y, por otro, la participación de toda la comunidad universitaria". 

Retos post-coronavirus

Navarro Faure considera que "la universidad española tiene en los próximos años grandes retos que afrontar" porque pocas cosas volverán a ser iguales tras la pandemia de la Covid-19. En este sentido, la UA también tendrá que hacer frente al reto social que generará una crisis económica, sanitaria y social aún hoy de efectos impredecibles. 

"Esto obligará al futuro equipo rectoral a hacer todo lo posible e imposible para que el estudiantado no vea mermadas sus oportunidades de cursar sus estudios universitarios y para que sigan recibiendo su formación con la mayor calidad posible. Asimismo, hay que asegurarla estabilidad de los recursos humanos de PDI y PAS. Unos y otros han hecho un esfuerzo encomiable durante toda esta crisis y merecen todo nuestro reconocimiento y nuestra ayuda en los cursos venideros. Estamos también muy orgullosos de la respuesta de nuestros grupos de investigación, que se han volcado en aportar soluciones y han hecho un esfuerzo ímprobo para continuar con sus proyectos en plena crisis, por lo que deberemos asegurar también su continuidad; la I+D+i se ha demostrado vital una vez más para nuestra sociedad,especialmente en momentos de crisis como el actual", comentó.

"Además, en el futuro habrá que implementar nuevas formas de relación entre la comunidad universitaria y la administración, donde la digitalización debe ser esencial para simplificar procesos burocráticos que impidan dar una respuesta ágil a situaciones como la vivida; como también será importante en las nuevas formas pedagógicas, donde el PDI de la UA y el estudiantado necesitan toda la ayuda posible hacia ese tránsito digital que, en mi opinión, ya no tiene marcha atrás y que, sin duda alguna, acabará coexistiendo de manera normalizada con la actividad presencial". 

La hasta ahora candidata a rectora señaló que "los próximos cuatro años son muy importantes, deben ser de grandes transformaciones y cambios. Tenemos la obligación de seguir ayudando en lo posible para que esta transición de era sea beneficiosa para toda la comunidad dela UA y para el entorno social y económico que nos rodea".

Noticias relacionadas

next
x