X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Reducción de 2,5 millones y ampliación de 165.000 euros para compensar pérdidas

Alicesa saca adelante su 'operación acordeón' y pone el contador a cero para volver a promover

8/03/2019 - 

ALICANTE. La histórica promotora alicantina Alicesa (Alicantina de Construcción y Edificios SA) ha sacado adelante la 'operación acordeón' que planteó a finales del año pasado para compensar las pérdidas de los últimos ejercicios, y pone así el contador a cero para poder reengancharse a la recuperación del sector inmobiliario en la provincia. Para ello, ha acometido una reducción de su capital social a cero euros, desde los 2,5 millones de euros que tenía suscritos y desembolsados, y una ampliación simultánea de 165.000 euros.

La operación acaba de incribirse en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) esta semana, de forma que la compensación de pérdidas ya se ha hecho efectiva. Como adelantó este diario en noviembre, la empresa ha compensado pérdidas con cargo a reservas y a continuación ha reducido a cero su capital social mediante la amortización de todas las acciones, para realizar la posterior ampliación de 165.000 euros con una prima de emisión de 82.000 euros. La operación acordeón fue aprobada por casi el 70% de los accionistas de la promotora, que son los que han acudido a la ampliación.

La promotora equilibra de esta forma sus cuentas para poder plantearse volver a la actividad, tal como apuntaba el informe de gestión de las cuentas de 2017 (las últimas aprobadas) tras comprobar que la financiación bancaria a los promotores empezaba a fluir de nuevo. Así, tras un periodo de 'hibernación' en el que se ha limitado a ir dando salida a los inmuebles terminados durante el boom, Alicesa estaría en disposición de volver a promover si surge una oportunidad que su consejo, presidido por Ángel Ródenas, considere interesante. Mientras, ha estado negociando con la Sareb para compensar parte de su deuda hipotecaria con el suelo que compró en Almería antes de la crisis.

Con más de 50 años de trayectoria en el sector, Alicesa fue una de las promotoras locales que protagonizó el último boom de la construcción. Asentada fundamentalmente en la provincia (aunque con incursiones en el sector residencial de Andalucía), ha llevado a cabo promociones en la capital alicantina, Xixona, El Campello, Sant Joan d'Alacant o Benidorm, entre otros. Entre sus edificios más reconocibles destacan el colorido y 'cubista' residencial Dadá en la Vía Parque de Alicante, o el gigantesco residencial L'Anouer a la entrada de San Vicent del Raspeig desde la Universidad de Alicante. Incluso, el edificio 'Teatro' en la plaza de Ruperto Chapí, junto a la antigua sede de Coepa (hoy alquilado por la Cámara).

Sin embargo, con el estallido de la burbuja, el último 'buen año' de Alicesa fue 2009, cuando facturó algo más de 7 millones de euros (dos años antes la cifra de ventas era el doble) y se anotó un beneficio de 700.000 euros. En 2010 la cifra de negocio se redujo a la mitad, y un año más tarde la facturación de la empresa pasó a ser testimonial: las pérdidas comenzaron a acumularse, pese a las ventas esporádicas de algunos inmuebles iniciados en los años anteriores a la crisis. Entre 2011 y 2017, la promotora ha acumulado números rojos por más de 3 millones de euros, según las cuentas anuales de los distintos ejercicios. El último año, los ingresos superaron el medio millón de euros.

Noticias relacionadas

next
x