Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

cloquell y bufort rechazan una permuta con edificabilidad en otras zonas

Alicante y los dueños de las harineras de Benalúa 'reorganizan' su plan parcial para que sean públicas

29/01/2021 - 

ALICANTE. Pacto para que los edificios de las harineras de Benalúa pasen a manos del Ayuntamiento de Alicante y queden preservados para un uso público. El equipo de Gobierno (el bipartito compuesto por PP y Cs) y los propietarios de Harinas Cloquell y Harinas Bufort han alcanzado este viernes un principio de acuerdo por el que ambas partes se comprometen a facilitar una reorganización del Plan Parcial de la Unidad de Ejecución número 2 de Benalúa, mediante una redistribución de volúmenes que permita preservar los edificios diseñados por el arquitecto Miguel López hace más de 80 años para situar las históricas fábricas. Se trata, básicamente, del inmueble que acoge las instalaciones de Harinas Bufort, con fachada en el frente de la Avenida de Elche, y de los silos que complementan esas edificaciones: los elementos que se considera que disponen de valor arquitectónico.

En virtud de ese acuerdo, ese conjunto de edificaciones se convertiría en propiedad municipal como compensación por los aprovechamientos que le corresponden a la administración en el desarrollo de la urbanización de los terrenos. A partir de ese momento, pasarían a tener un uso dotacional como equipamiento público con un fin todavía por definir. Hasta el momento, se ha barajado la posibilidad de que pudiesen quedar integrados en un futuro proyecto de palacio de congresos o que pudiesen tener un uso cultural.

Por su parte, las empresas propietarias de las harineras mantendrían su proyecto urbanístico con las mismas dimensiones que hasta ahora, de modo que seguiría contemplando la construcción de unas 145 viviendas, sin que se incremente la edificabilidad ya prevista. De igual modo, tampoco se prevé la posibilidad de recurrir a un hipotético incremento de alturas para concentrar esas 145 viviendas en bloques con más plantas con el fin de encajar la continuidad de las fábricas, pese a que hasta el momento el Plan Parcial sí contempla su demolición para abrir paso a las nuevas promociones. 


Según fuentes consultadas, en el pacto concertado entre los representantes de las harineras y la Concejalía de Urbanismo, que dirige el edil Adrián Santos Pérez (Cs), se trata de redistribuir la ubicación de esas viviendas en la misma bolsa de suelo de la unidad de ejecución, sin que resulte necesario llevar a cabo una modificación estructural del propio plan parcial. La fórmula concreta para acometer esa reorganización deben plantearla ahora los técnicos municipales, tras el compromiso adquirido por los propietarios de las harineras por facilitar la conservación de los inmuebles como legado de sus familias a la ciudad.

Ese principio de acuerdo se produce después de que los propietarios de las harineras hayan rechazado la posibilidad de aceptar una operación de permuta en la que pudiesen ser compensados con aprovechamientos urbanísticos en otras zonas de expansión de Alicante a cambio de renunciar a la ejecución de su plan parcial. Para las empresas titulares de las fábricas, esa opción que el bipartito había estado barajando como mecanismo para la adquisición de los edificios no proporciona a la misma certidumbre ni la misma capacidad de control que la posibilidad de desarrollar su propio plan parcial, en el que ejercen la condición de agente urbanizador.

La alternativa de la redistribución del plan parcial concertada de común acuerdo con los propietarios garantizaría, así, que el ayuntamiento no quedase expuesto a "posibles indemnizaciones millonarias": la condición expuesta por el propio Pérez durante su intervención en el pleno de este jueves para justificar su rechazo a la declaración institucional defendida por Unides Podem. Una propuesta en la que se planteaba, precisamente, el mismo fin que se pretende conseguir ahora: el inicio de los trámites que resultasen necesarios para la adquisición de los edificios de las harineras.

En cualquier caso, ese principio de acuerdo sobre la conservación de los edificios no altera los planes de traslado de las dos fábricas. Como viene informando este diario, Harinas Cloquell ya ha iniciado los trabajos para la construcción de sus nuevas instalaciones en el polígono Riodel de Mutxamel con la intención de asentar su actividad en ellas a partir del mes de julio.

Noticias relacionadas

next
x