X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

observatorio de euroval 

Alicante vende el 70% de la obra nueva de la Comunitat pese a seguir en mínimos históricos

31/05/2019 - 

ALICANTE. La provincia de Alicante concentra el 70% de las transacciones de vivienda nueva que se registran en toda la Comunitat, según los datos recogidos en el último informe del Observatorio Inmobiliario de la sociedad tasadora Euroval. Y eso, pese a que la aportación de la vivienda nueva al mercado está en mínimos históricos, con la segunda mano, por contra, disparada. Así, se espera que en 2019 se compren 5.400 viviendas nuevas en la provincia de Alicante (7.500 en toda la Comunitat), mientras las transacciones de vivienda usada llegarán a 42.000, según las estimaciones de Euroval.

"Los mercados de vivienda usada y nueva se han transformado en el período de auge, crisis, y recuperación del sector, dando lugar a un fenómeno peculiar tanto en transacciones como en precios", explica el Observatorio. "En 2006, cuando el mercado indicios de que se avecinaban problemas, las compras de vivienda nueva eran el 45% en la Comunitat Valenciana, por encima de la media española; este mayor peso relativo continúa hasta 2008, con un mercado ya en caída, en el que la vivienda nueva representa el 61% de todas las compras, que se habían reducido considerablemente". En 2016, de todas las compraventas de vivienda sólo el 11% eran nuevas, y en 2019 se espera que sean el 8%.

"La transformación ha sido enorme, de un mercado en el que había poca diferencia entre la proporción de viviendas de cada tipo que se vendían  -y que incluso en un momento dado la vivienda nueva sobrepasa a la usada, cuando todo el mercado cae-, a otro en el que la compraventa de vivienda usada se recupera, pero no el de vivienda nueva". Dentro de lo limitado de la recuperación, Alicante, donde en 2008 se vendían más o menos la mitad de toda la vivienda de la Comunitat (aunque caería más que València y Castellón), actualmente registra el 70% de las compraventas de vivienda nueva, aunque a unos niveles muy bajos.

Los precios, sin embargo, se mueven de manera diferente, según el informe. "El valor medio de las transacciones de vivienda nueva en la Comunitat era de 187.000 euros en 2008, y baja poco a poco hasta el entorno de 133.000 euros en 2014, con expectativas de que en 2019 esté en 199.000 euros". Pesa mucho el precio de la promoción nueva en la provincia de Alicante, en el entorno de 219.000 euros de transacción media, cuando años atrás los precios medios eran similares en las tres provincias. "Hay que considerar que al ser el mercado pequeño en cuanto a transacciones, y concentrarse en la provincia de Alicante, es fácil que los precios se distorsionen temporalmente".

Precios más ajustados y estables en segunda mano

El precio de la vivienda usada, por el contrario, cae desde unos 150.000 euros en 2007 y 2008, hasta el entorno de los 102.000 euros durante varios años, hasta subir recientemente para situarse en 112.000 en 2019, con precios también algo más elevados en Alicante, menores en Castellón, y Valencia en la media. "Vemos pues que mientras resulta claro que, en general, el precio de la vivienda usada cae y el mercado de compraventa se recupera, esto no ocurre en el de vivienda nueva, donde los precios son mucho más altos, y el mercado mucho más pequeño".

"A modo de resumen podemos decir que el mercado de compraventa de vivienda nueva se desploma, sin que actualmente se vea un impulso a la promoción que pueda considerarse de forma general. En segundo lugar, se han concentrado las transacciones en zonas concretas, aunque los precios en general, por provincias, se mantienen más altos y estables que en la vivienda usada, donde hay un ajuste de precios, y una recuperación de las transacciones. Y, por último, desde un punto de vista de producto económico, la persistencia de este fenómeno reduce la aportación de la construcción de vivienda al producto de la Comunidad, pues aunque la vivienda usada supone algún tipo de actividad en el sector inmobiliario, no puede compararse con el valor que añade la promoción de vivienda nueva".

Noticias relacionadas

next