Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

AUTORIZACIÓN EXTRAORDINARIA DE SU EXPLOTACIÓN HASTA FIN DE AÑO

Alicante solicita al Consell una prórroga para la terminal de buses a la espera de una gestión mixta

2/08/2020 - 

ALICANTE. La negociación entablada entre el Ayuntamiento de Alicante y la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Transportes para despejar el futuro de la estación provisional de autobuses de la ciudad debe procurar una solución de urgencia sobre su funcionamiento. Se trata de la concesión de una prórroga extraordinaria sobre su explotación.

La UTE compuesta por el grupo Vectalia y Enatcar asume la gestión de la terminal desde hace nueve años y dispone de una última ampliación de ese permiso que vence el próximo 16 de agosto, sin que exista la posibilidad de acordar una nueva ampliación. Al menos, según precisaron fuentes municipales, salvo que la conselleria que coordina Arcadi España la autorice, puesto que es la administración que asume las competencias sobre el transporte entre municipios.

De ahí que el equipo de Gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, solicite ese aval autonómico con el fin de garantizar la continuidad de la terminal hasta final de año. Es entonces cuando finaliza el plazo de autorización sobre la ocupación de suelo en el que se ubican las instalaciones, pactado con la Autoridad Portuaria este mes de junio.


Con ese acuerdo, se ganaría tiempo para acordar una solución de futuro para esa terminal provisional a partir de 2021, toda vez que sigue sin existir una fecha conocida para la construcción de la estación intermodal, llamada a conectar el ferrocarril, el tranvía y los autobuses en la actual terminal de Renfe. 

En esta línea, la propuesta sobre la que se pretende trabajar es la posibilidad de que se acuerde al menos un modelo de gestión mixta, de modo que Generalitat y Ayuntamiento compartan la responsabilidad sobre la prestación del servicio. Y con ellos, los gastos derivados de su explotación, como el pago de la tasa de ocupación del suelo, como avanzó este diario. Hasta ahora, los representantes de las dos administraciones estarían analizando la información sobre el tráfico de viajeros generado en la terminal para sopesar todas las opciones.        

Noticias relacionadas

next
x